viernes, mayo 09, 2008

"Iron Man", Marvel resucita

Con un breve currículum como director en el figuran películas familiares e infantiles (excepto su ópera prima titulada “Made”) Jon Favreau logró hacerse cargo de la dirección de Iron Man, película que adapta uno de los personajes más populares de la factoría Marvel.
Por lo general, tanto esta elección como la del actor protagonista (el estupendo Robert Downey Jr.) causaron bastante desagrado entre el colectivo fan. Pese a ello, ambos han demostrado ser los idóneos para sus respectivos roles a juzgar no sólo ya por la buena acogida del público sino también por las más que favorables opiniones de la crítica especializada.


La película se centra en la figura de Tony Stark, un multimillonario consejero delegado de Industrias Stark, compañía dedicada básicamente a la fabricación y distribución de armamento militar. Stark es un tipo despreocupado, vividor, fanfarrón y playboy. Sus objetivos principales son acumular dinero y ligoteos, demostrando ser bueno en ambos sentidos. Sin embargo, todo esto cambia cuando es capturado por un grupo de insurgentes afganos que le obligan a contruir para ellos uno de los potentes misiles que él mismo vende.

Preso y gravemente herido, Stark utiliza sus conocimientos armamentísticos para crear un dispositivo que le permita seguir vivo, y una resistente y poderosa armadura que le permita escapar de sus captores.
Una vez conseguidos estos dos propósitos, y a su regreso a EE.UU., Stark adopta una nueva aptitud frente a las armas, decidiendo terminar con la fabricación de éstas y dirigir su empresa hacia otros ideales más honrados. Esta decisión causará ciertos problemas a Stark y en el centro de todos ellos estará Obadiah Stane -ejecutivo de Industrias Stark-, antes su mano derecha y ahora su principal enemigo.

Stark se pondrá manos a la obra en la creación de una nueva y perfeccionada armadura. Más potente, ligera y resistente que la anterior y con la cual iniciará su personal cruzada contra los insurgentes y contra cualquier persona u organismo que suponga un peligro para la humanidad.
Nuestro engreído protagonista, reconvertido en casual y oportuno héroe (inter)nacional, contará con la ayuda de su secretaría Pepper Potts (nombre feo donde los haya) y de su mejor amigo, el militar James Rhodes.


La mayor baza del film, además de los ya imprescindibles efectos especiales en este tipo de producciones, es sin lugar a dudas Robert Downey Jr. encarnando al principal protagonista, Tony Stark. El papel le viene como anillo al dedo y Downey cumple de sobras.
Siempre ha sido un notable actor pero los altibajos en su carrera, propiciados por una vida personal cargada de excesos, han hecho ganarse la antipatía del público y el habitual desprecio de la crítica, que por lo general tienden a menospreciarlo.
Con esta película, y pese a tratarse simplemente de un producto comercial destinado a hacer taquilla, Downey ha conseguido callar unas cuantas bocas, rebosando carisma y saber estar. A mi juicio es, junto a Hugh Jackman y su Lobezno, una de los mejores encarnaciones de un personaje de cómic.


El humor es otro de los puntos fuertes del film, sacándole partido a la personalidad de Stark sin caer en ningún momento en la parodia o el rídiculo como sí han hecho otras adaptaciones (Spiderman o Los 4 Fantásticos), y provocando siempre una cómplice sonrisa al espectador.

La historia es bastante simple y similar a la de otros superhéroes. Sin embargo, Favreau utiliza esa simpleza para fabricar una película de sencilla estructura y con un ritmo exento de altibajos.
Nos presenta al personaje y los motivos que le hacen cambiar de actitud. Seguimos paso a paso el proceso de fabricación de la famosa armadura y como intenta adaptarse a ella, mientras que nos cuenta a pinceladas las relaciones que mantiene tanto con su secretaria como con su amigo Rhodes.

Estos factores hacen que la trama se desarrolle con rapidez, dando al público lo que espera de este tipo de películas: un buen entretenimiento. Y se puede afirmar con seguridad que lo consigue. Sus dos horas se pasan volando e incluso diría que se hacen cortas.

Favreau evita la tendencia de algunos films en profundizar en exceso en la psique del héroe, lo que quizás hubiese convertido su visionado en algo tedioso o simplemente aburrido (véase Hulk).
Sin abandonar esa posibilidad, se puede decir que la hace más ligera y la sabe combinar bien con las escenas de transición y de acción. Quizás el cambio de actitud de Stark se nos puede antojar precipitado o forzado, pero al fin y al cabo el director sabe que extenderse más en eso podría acabar siendo perjudicial para el ritmo de la película.

La historia contiene un poco de moralina pero sin caer en discursitos filosófico-éticos ni en los aires de grandeza de, por ejemplo, Batman Begins. De esta forma el lenguaje y el comportamiento del personaje se nos hacen más cercanos.

A todo ello ayuda también tener a un actor como Jeff Bridges encarnando al villano de turno, demostrando que se puede ser un buen villano sin caer en la sobreactuación ni el histrionismo.

Y por supuesto, los ya citados efectos especiales, que se convierten en el plato fuerte de Iron Man y sin los cuales hubiese sido muy dificil llevar a cabo dicha adaptación. Además del siempre impecable trabajo de Stan Winston en cuestiones de diseño y arte conceptual, siendo él el encargado de elaborar la fascinante armadura que luce Robert Downey Jr., y que está inspirada básicamente en los dibujos de Adi Granov.

Los puntos flojos del film vendrían a ser la poca relevancia que tiene en la historia el personaje de Terrence Howard, es decir, James Rhodes, el amiguete de Stark (seguramente se le está resevando para la secuela), y el quizás demasiado breve enfrentamiento final entre Stark y Obadiah, que a mí personalmente me sabió a poco (por no hablar de la poco creíble destreza con la Obadiah maneja su armadura sin antes haber practicado!)

Sobre Gwyneth Paltrow nada que objetar, ya que está correcta y menos sosa de lo habitual, lo cual ya es mucho.

Por lo demás, un más que decente entretenimiento que pone fin -de momento- a la mediocridad a la que nos estaban acostumbrando las producciones Marvel.
Divertida, con buenas y dosificadas escenas de acción, con un reparto solvente y unos excelentes efectos especiales.
Que más se le puede pedir? Quizás que no fuera tan simplona y profundizara, pero sin pasarse, en los personajes. Pero tampoco vamos a pedirle peras al olmo, ya que así deberían ser todas las películas de superhéroes: puro entretenimiento y dejarse de tonterías, que aquí lo que cuenta es que el público se divierta de lo lindo, indistintemente de que conozcan o no al personaje. Si bien otra virtud de Iron Man es que llega a todos los públicos y no sólo al fan, al que igualmente se le reserva algunos guiños.

Por cierto, si aún no habeis ido a verla, os sugiero que cuando lo hagais os quedeis hasta el final de los créditos, que hay escena de regalo.


Lo mejor: Robert Downey Jr.

Lo peor:
la brevedad del enfrentamiento final


Valoración personal: Buena

16 comentarios:

Chacal dijo...

Ya citado en tu otro blog, poner aqui que efectivamente estoy totalmente de acuerdo con tu opinión.

Pliskeen dijo...

Lo mismo que te dije allí lo digo aquí: me alegra que coincidamos :)

La unanimidad para con esta película parece indicar que por fin se han hecho bien las cosas.

Saludos ;)

Anónimo dijo...

Esperaba que dieras tu opinión de Iron man y me alegro poder decir que también me uno al club de los "estoy de acuerdo contigo".
Y también me alegro de poder decir que Robert Downey Jr no me ha decepcionado en absoluto. A la mayoría de la gente, lectores de cómics, que me han hablado de la película no han dudado en decir que el papel parecía hecho a medida para él y, además, hay datos del personaje que se parecen a su vida personal, quizá fue un elemento que ayudó o quizá no. De todas formas le doy mi 10 al actor.

Añadiría a lo peor una anecdotilla de traducción. En vez de decir "Shield", que habría encantado a los fans españoles, tenían que traducirlo a "Escudo", menos mal que no tradujeron iron man que si no... y encima Nick Furia no...Nick Fury... en fin, me gustó la película y la veré en v.o., así que no voy a ponerme a criticarles por dos palabrillas.

Ahora habrá que morderse las uñas cuando elijan al actor que hará de "Thor" o del "Capitán América"...la pregunta es...¿llegarán a la altura de iron man?.

=) Hasta luego.

Pliskeen dijo...

Lo de las traducciones ya es algo habitual. Supongo que la palabra "escudo" les pareció más fácil de pronunciar y de recordar.

Lo que no me gustó nada fue el doblaje español de los afganos. El malo bastante desacertado y el compañero de celda de Stark parecía...catalán!! Lamentable, sin más.

Lo próximo de Marvel es seria duda. De momento Mathew Vaughn (Stardust), propuesto para dirigir Thor, se ha quedado fuera del proyecto por haber expirado su contrato...o eso dicen (excusa tan tonta como poco fiable)
Así que la tranquilidad que me daba este director se esfumado en un abrir y cerrar de ojos.

El Capitán America no me llama la atención, pero un buen trailer puede hacerme cambiar de opinión.

Saludos ;)

Sam_Loomis dijo...

Bien escrito, coincido con lo que dices. La película fue bien dirigida, bien escrita y bien actuada, ya quiero ver donde va a desembocar esta potencial franquicia.

Muchos saludos

Pliskeen dijo...

Si se hacen las cosas bien como en esta primera parte, desde luego puede llegar a ser un franquicia muy productiva. Si se les va la pinza con los efectos y dejan la historia a un lado...entonces acabará mal.

Esperemos que suceda lo primero :)

Saludos ;)

Rodi dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tu valoración sobre la película. Roberrt Downay Jr. está enorme como Stark, Jeff Bridges vuelve a demostrar que es uno de los mejores actores del mundo, los efectos visuales rozan la perfección y la película cumple con su próposito de entretener y divertir.

Sobra decir que me lo pase pipa con ella y que espero grandes cosas de la segunda parte.

Saludos.

Pliskeen dijo...

Al no resultar necesario contar los orígenes, con la segunda parte seguro que podrán explayarse más en las escenas de acción y profundiar un poco más en Stark. Si no pierden el norte, la secuela puede ser otro buen entretenimiento :)

Saludos ;)

Jorge - cinenovedades dijo...

Excelente reseña Pliskeen, como siempre.

Todavía no he podido ver la cinta, pero por lo que comentas en tu reseña tiene todos los condimentos que a priori uno le pediría a este tipo de producciones, entretenimiento, buenas actuaciones, efectos especiales bien logrados y una dirección bien llevada.

Me alegra que la cinta poseea estos rubros que mencioné, y mas me alegra que se destaque la actuación de Robert Downey Jr. (quien para mi es un actorazo).

Cuando la vea, pasaré nuevamente fiel a mi estilo, a decirte que me pareció.

Saludos, Jorge.

Pliskeen dijo...

A la espera estoy de tu opinión. Creo que te gustará tanto o más que a mí ;)

Saludos :)

BUDOKAN dijo...

Hola Plis, muy bueno que te haya gustado este film porque me alienta a verlo. Eres una referencia. Saludos!

Pliskeen dijo...

Gracias por confiar en mi critero. De todas formas, esta vez la favorable opinión hacia el film es bastante unánime, así que puedes echarle un vistazo sin temor ;)

Saludos :)

Faraonika dijo...

Pues a ver si me animo y me paso a verla antes de que se me junte con otros estrenos como el del gran Indy :P y sex and the city (soy consciente de que el último título mencionado no está entre tus prioridades :P)

Un saludo!!;)

Pliskeen dijo...

Veo que ya me conoces bien xD

Si solo buscas un buen entretenimiento, Iron Man puede ser tu película. Si la ves, me cuentas que te pareció ;)

Saludos :)

Jefe Dreyfus dijo...

no hará falta que diga que, una vez más, coincido con usted..

Pliskeen dijo...

Leyendo la crítica en su blog me doy cuenta de que sí, coincidimos :)

Ya podrían ser todas las adaptaciones comiqueras así de convincentes.

Saludos ;)