martes, septiembre 16, 2008

"Wanted (Se busca)", la decadencia del género


Me encanta el cine de acción. Eso es algo que ya sabreis después de leer la primera parte de mi especial "Cine de Acción, Lo mejor de los 90". Y siempre he defendido a estrellas como Swarzenegger o Stallone por ser buenos haciendo su trabajo, y he aplaudido los ingeniosos guiones de Shane Black aunque ninguno jamás se llevase un Oscar. Y es que Oscars no es precisamente lo que uno busca en este género. Uno busca un buen entretenimiento con el que devorar el cubo de palomitas sin comerse demasiado el coco. Que la historia, aunque no sea alabada por la crítica, enganche y te mantenga interesado en lo que estás viendo. Que los personajes, aunque no tengan una gran profundidad, sean los suficientemente atractivos como para sentir empatía por ellos. Y que las escenas de acción, aunque a veces sean imposibles, resulten espectaculares y coherentes con la trama.


Desgraciadamente, el género ha evolucionado, o mejor dicho, ha degenerado a unos mínimos insuficientes para que el espectador –exigente- disfrute. Ahora, con un buen festín de CGI y pirotecnia, se resuelve la papeleta, obviando así todo lo demás. Eso que hizo grandes a las cintas anteriormente citadas ha dejado de existir, dejando paso a la máxima de “cuanto más fantasioso e imposible, mejor”, peleándose así los productores y directores por ver quién la “monta más gorda”.

Wanted es el claro ejemplo de producto artificial e insustancial que, pese a no aburirr -eso ya sería el colmo- deja una sensación de vacío absoluto tras su visionado. La particular orgía visual del director ruso Timur Bekmambetov pretende ocultar los muchos errores de coherencia, verosimilitud (no ya sólo en la acción sino en la trama) y narración que arrastra su película.


Wesley Gibson (James McAvoy) es un joven abatido por la rutina diaria y por una vida insatisfactoria. Se siente desgraciado por un trabajo que detesta, una jefa que lo humilla y una novia que lo ignora y que encima se acuesta con su mejor amigo (compañero de trabajo, para más inri). Pero todo eso cambia el día que descubre que su padre, que lo abandonó siendo pequeño, pertenecía a una organización secreta de asesinos, y que ahora un traidor ha acabado con él. La organización, conocida como la Fraternidad pretende reclutar a Wesley entre sus filas, y aunque él en un principio se niegue, pronto cambiará de opinión para darle un vuelco de 180 grados a su insulsa vida.

Wesley seguirá, a partir de ahora, un duro entrenamiento para convertirse en un perfecto asesino, siguiendo así los pasos de su padre. Y una vez logre ser el mejor, se enfrentará al citado traidor para vengar la muerte de su progenitor.


Adaptando -más o menos...- el cómic original de Mark Millar y J.G. Jones, Bekmambetov tiene la posibilidad de desplegar todo ese poderío visual que ya se apreciaba en sus primeros films. En su estreno en suelo estadounidense, el ruso no ha dudado en volver a hacer uso de ese particular estilo videoclipero que le sirve para dar una gran espectacularidad las secuencias de acción que la cinta posee. Desgraciadamente, descuida todo lo demás, estando el resultado más cercano a un videojuego de plataformas que a una película. Y es que aquí la historia y los personajes son lo de menos; lo único que importa es pasar de una escena de acción/pantalla a otra, viendo caer como moscas a los malos y terminando con vida la partida.


Lo que es el guión, al que tampoco se le exige demasiado dadas las circunstancias, hace aguas a la mínima que se le pide un poco de credibilidad al asunto o cuando uno empieza a hacerse ciertas preguntas que parecen no tener respuesta (¿Qué son esos poderes que posee dormidos el protagonista? ¿Qué demonios es ese telar que teje el destino/encargos de los asesinos? ¿Por qué hay tantas muertes gratuitas?). Los personajes no transmiten absolutamente nada al espectador, de manera que la empatía con ellos es nula, por lo que a lo largo del metraje nos importa bien poco si sobreviven o si mueren. De hecho, el giro argumental hacia el tramo final de la película más que sorpresa causa una absoluta indeferencia, como el resto de la historia.

Lo único rescatable de este intento de película son sus secuencias de acción, que pese a su espectacularidad, no emocionan lo más mínimo, salvo que el espectador se haya entregado por completo a la absurdez y vacuidad de la propuesta. Por tanto, verlas todas seguidas usando el botón de rebobinar proporcionaría el mismo sentimiento de insatisfacción que produce ver la película entera.


El director
, además, usa y abusa del bullet time y la cámara lenta constantemente. Y es que no hay escena en que los protagonistas cojan un arma sin que se usen estas dos técnicas. Recursos que pueden resultar interesantes usados con cierta moderación, pero que saturan si se utilizan cada cinco minutos (y no siempre con justificación)


Se agradece eso sí, que el producto no se tome en serio a sí mismo (faltaría más) y que la hemoglobina abunde a lo largo del metraje, pues en estos tiempos tan políticamente correctos y censurados que corren, la calificación PG13 está matando a éste y a otros géneros. Pero como ya digo, el resto es demasiado anodino como para resultar interesante, de modo que la acción se torna hasta intrascendental y poco jugosa, por muy bien realizada que esté.


Tampoco el reparto, a excepción del protagonista, ayuda demasiado a hacer más agradable la experiencia.

La cada vez más esquelética Angelina Jolie firma la que probablemente sea la peor interpretación de toda su carrera. Un par de frías sonrisas, fruncimiento de ceño (como si le picara la nariz) cada vez que coge un arma y un desnudo gratuito, es lo poco que ofrece la mujer de Brad Pitt en ésta película. Habla poco y cuando lo hace, se pega un monólogo pretendidamente profundo que no hace más que evidenciar las escasas aptitudes interpretativas de la actriz. Lástima, porque este tipo de papeles se le suelen dar bien (por no decir que son los únicos que resuelve decentemente)

Morgan Freeman, el eterno secundario de lujo que igual te sirve para un roto que para un descosido, cumple simplemente con los trámites. Se deja ver un ratito para luego cobrar su pertinente cheque, y a otra cosa mariposa.

Por tanto, James McAvoy parece ser el único de los protagonistas principales que le pone empeño al asunto. Y aunque su personaje nunca termine de cautivar al espectador, por lo menos el actor lo hace creíble y hasta simpático (aprende Maguire)



Así pues, pese a que pensaba que las fantasmadas elevadas al cubo que muestra Bekmambetov iban a ser lo peor de la cinta (al menos a mi gusto personal), finalmente son lo único soportable –aunque no deleitable- de una película más bien mediocre que no te involucra en la historia, que no te emociona y lo que es peor, que no te llena ni tan siquiera el ansia palomitera.

“Wanted” es como un árbol de navidad recargado de elementos decorativos; para algunos será de lo más bonito, pero para otros es realmente espantoso. Desde luego, si esta es la evolución del cine de acción, que no cuenten conmigo.

Para gustos, colores, y aunque mi criterio es tan discutible como el de cualquier otro (o más), os recomiendo que si quereis ir al cine a ver una buen película de acción, quizás aún esteis a tiempo a de ver “Venganza” con Liam Nesson; pero si lo que quereis es ver lo poco que le queda de trasero a la Jolie, entonces id a ver “Wanted”, sobretodo si os gustaron películas como “Transporter 2”, “Crank”, “Shoot’em Up” o “Sr.&Sra. Smith”.


Lo mejor: James McAvoy; que no se tome en serio a sí misma.

Lo peor: la indiferencia e insatisfacción que te queda tras su visionado.


Valoración personal: Regular

10 comentarios:

Chacal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Chacal dijo...

No te haré yo cambiar de opinión ni es mi idea porque veo que tus predilecciones van por otros caminos pero me sorprende porque personalmente me pareció entretenida, aunque quizás sea por no haber visto las dos películas previas del director, que si me parecieron exageradísimas hasta en los trailers y por eso me ahorré el dinero y el tiempo de verlas. Es cierto que hay que olvidar las leyes de la lógica para disfrutar de un espectáculo adrenalítico como este, sin contar las grandes divergencias que tiene sobre el comic original (que no sé si te habrás leido) pero como variante (que no futuro) del cine de acción yo no tengo ningún problema en aceptarlo.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Si además de esas escenas de acción me hubiera ofrecido algo más, aún hubiese disfrutado. Insisto, lo que menos me ha gustado no han sido las fantasmadas, con las que ya contaba antes de su visionado, sino que sea un producto completamente vacío.
En vez de horrorizarme, lo que ha hecho es dejarme indiferente, que en este caso es casi peor.

Llamarla película me parece todo un atrevimiento.

El cómic lo he leído y tp me parece gran cosa... ni tp creo que se pudiese haber echo algo mejor de haberlo adaptado más fielmente.

Me parece que este tipo de películas reducen el cine de acción a mínimos. Lo convierten en algo superfluo, artificial y distante. La espectacularidad sin un fondo, no emociona, sólo emboba.

Es como cojer el carrito de la compra y tunearlo. Por mucho flipada que le pongas, nunca será un coche. Esto no es cine de acción, son videojuegos de carne y hueso.

Auqnue entiendo que su función es entretener, y como eso lo cumple, ya se le suele dar el aprobado.

Lo que me extraña es que luego se pongana parir a directores como Michael Bay o Tony Scott, cuando éstos le pegan tropecientas vueltas al ruso.

Saludos ;)

Selden dijo...

Pues yo tenía interés de verla. Me imaginaba que el guión sería inexistente pero que al menos entretendría.
Una pena.
Saludos!

Sam_Loomis dijo...

"Wanted" tenía potencial de ser algo más de lo que fue. Un director con un ojo bastante bueno creo yo, un protagonista sólido y una historia decente. Que lástima que la película nunca pudo despegar completamente, simplemente pensé que entregó escenas interesantes y en lo particular solamente recuerdo una escena de acción en particular, fuera de eso, "Wanted" es una cinta de acción totalmente deshechable y sin contar el hecho que en lo personal considero a Angelina Jolie una pésima actriz.

Muchos saludos

David Dunn (J. Lorite) dijo...

¡A mí me pareció una divertidísima locura! De hecho, creo que se ha logrado algo muy original en su confección: si no me equivoco, fue realizada paralelamente al cómic, por lo cual solo se parecen en el punto de partida.
La obra de Mark Millar y J.G. Jones me parece de una brillantez e incorrección admirable, aunque, obviamente, adaptarla de manera fiel por los caminos del cine comercial es algo que se hubiera tornado completamente imposible.
Hay ciertas cosas en "Wanted" (película) que me parecen una chorrada, pero no es, precisamente, un film que haya que tomar en serio. Muchas de las decisiones que toma Bekmanbetov en las secuencias de acción me parecen muy interesantes -¿es hora de darle otra oportunidad a "Guardianes..."?-, así como el ritmo de la historia, fiel a su espíritu descabellado.
En cuanto a su supuesto vacío... Igual son cosas mías, pero creo que los guionistas hablan de lucha contra el sistema, de pensar libremente y sin la influencia de nadie: "¿Cómo dispararías si jamás te hubieran dicho que las balas van rectas?".
Pues eso, que a mi gusto es uno de los títulos más interesantes del año dentro del género. Cierto que no se parece en nada al cine de acción que se hacía en los noventa, pero las comedias de ahora tampoco tienen un corte ochentero y no por ello me parecen peores. Se trata, simplemente, de ceñirse a los gustos del público actual tratando de hacerlo con el mayor acierto posible. Nada malo en absoluto.

¡Un saludo!

Pliskeen dijo...

selden,

La película gusta más que disgusta, así que no descartes verla tras mi negativa opinión. Quizás a tí sí te convenza.

sam_loomis

Ciertamente, una cinta con potencial pero finalmente desechable. Coincido plenamente con la opinión acerca de Angelina Jolie: pésima, muy pésima.

Jaime,

No se trata de modas o estilos. No pido que el cine de acción de hoy sea como el de antes, pues eran otros tiempos, sólo pido que sea bueno, y Wanted no lo es ni de lejos.
Cumple eso sí, con los gustos de la peble actual: CGI embarronando la pantalla y pirotecnia sin sentido.

Lo mismo con la comedia. No es una cuestión de estilo ochentero, sino de ahorrarse los chistes de caca-pedo-pis y similares. Humor zafio y vulgar es el que abunda. Peor tb hay buenas comedia spor ahí. Pocas pero las hay, y no son de estilo ochentero precisamente.

El trasfondo que usted ve en Wanted yo no lo veo por ningún lado. Si acaso, a pinceladas, pero la frase que pone como ejemplo tan sólo la veo como una vacilada sin profundidad alguna (aunque es una frase que me gusta)

En cuanto al cómic, no me parece ninguna maravilla. Se agradece su incorreción política, pero lo único brillante para mí es el dibujo de J.G. Jones.

Saludos ;)

Jorge - cinenovedades dijo...

Mira vos! y pensar que los guionistas de la cinta estuvieron involucrados en esa joya llamada "3:10 to Yuma", pero al parecer aquí han brillado por su ausencia. Por lo que comentas en tu impecable reseña, parece ser un producto muy similar a "Shoot em up", por citar sólo una. Por otra parte estoy totalmente de acuerdo en que abusar del bullet time y de la cámara lenta puede llegar a saturar de tremenda manera. Veo que lo único que destacas es la actuación de James McAvoy, lo cual no me extraña, ya que el pibe es un actorazo.
Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

"Shoot em up" era aún más surrealista, y la verdad es que tp me gustó (ni aún tomándomela a broma)

No había prestado atención a quienes eran los guionistas, pero supongo que si la historia iba a estar ensombrecida por un montón de pirotecnia, les debió importar más bien poco escribir algo mejor. Tp es que el material de origen (el cómic) sea la leche.
Y recordemos tb que "3.10 To Yuma" era un remake, y por tanto, lo suyo fue la reescritura de algo que ya existía, así que ignoro si realmente son unos buenos guionistas o no. Aquí desde luego no lo demuestran o no han podido demostrarlo.

La película quizás debieras verla para sacar conclusiones, pues hay opiniones de todos los colores.

Como ya digo, a mi no me convenció para nada. Y creo que este tipo de películas perjudican seriamente lo que entendemos por cine de acción, y les dan motivos a la crítica especializada para hundir más este infravalorado género.

Saludos ;)

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.