viernes, marzo 06, 2009

"Gran Torino", Gran Eastwood


Aunque parecía que después de la excepcional “Million Dollar Baby” no volveríamos a ver al gran Clint Eastwood delante de la cámara, ahora nos llega -no sin retraso- su última y esperada película, en la cual el actor/director se pone a ambos lados de la cámara para contarnos una sencilla y modesta historia que, de seguro, cautivará a los fans del autor (servidor incluido)

Esta es una de esas cintas del maestro cuyo destino no es otro que ser considerada una “obra menor” dentro de su filmografía. Puede que así sea, si la comparamos con sus grandes obras maestras, pero tildarla con tal calificativo no debería, bajo ningún concepto, usarse como algo peyorativo, y es que cualquier “obra menor” de este buen señor se come con patatas a cualquier otra que le acompañe en cartelera (en calidad, no en taquilla, claro). Aunque en mi modesta opinión, de “menor “no tiene nada.

Gran Torino se centra en Walt Kowalski (Clint Eastwood), un veterano de la guerra de Corea y trabajador jubilado del sector del automóvil, cuya máxima pasión, tras la muerte de su querida esposa, es cuidar de su otro preciado tesoro: un coche Gran Torino de 1972 que él mismo ayudó a sacar de la cadena de montaje.

Walt vive solitario -a excepción de su perrita Daisy- en un barrio atestado de vecinos inmigrantes a los que ni conoce ni quiere conocer. Inmigrantes hmong (del sudeste asiático), latinos y afroamericanos pueblan las calles de un lugar que el viejo americano ya no reconoce, con pandilleros que se creen los amos del barrio y vecinos de extrañas costumbres a los que desprecia sólo por su procedencia.

Una noche, su joven vecino Thao, sometido a una prueba de su primo pandillero, intenta robarle el Gran Torino, pero éste se lo impide aún sin reconocer quién le está intentando robar. Unos días más tarde, el propio Thao es acosado de nuevo por su primo y el resto de sus amigos, hasta que aparece Walt a apaciguar la trifulca con su cara de mala leche y su impecable rifle M-1. A partir de este suceso, entre Walt y Thao (y también su familia) se crea un vínculo especial. El viejo veterano tratará de hacer del muchacho un hombre hecho y derecho, a la vez que va conociendo poco a poco a sus vecinos inmigrantes, dejando de lado sus prejuicios y abriendo su mente y su corazón a un grupo de personas que le muestran más aprecio y gratitud de la que su propia familia es capaz.


Después de la aclamada “El intercambio”, Eastwood rebaja sus ambiciones y aborda una película mucho más discreta, cuya fuerza reside en su portentosa interpretación, sus buenas intenciones y su permanente discurso antirracista.

Pese a la tópica historia del mentor y el aprendiz y a algunos elementos trillados en toda película que trata el tema del racismo, Eastwood consigue elaborar una historia potente y profunda que queda grabada a fuego en nuestra memoria cinéfila. Y es que muchas veces, la sencillez es la mayor virtud de un film.

La relación cuasi fraternal que se establece entre Walt y Thao es el motor que mueve Gran Torino, y mediante la cual el director desarrolla su crítico discurso de un modo mesurado pero igualmente certero. También es de agradecer que en ningún momento pretenda ofrecernos uno de esos dramones de cuidado que quieren concienciarnos de base de incesantes lagrimones. Todo lo contrario, pues Eastwood nos ofrece una simpática y a ratos tierna historia de un hombre triste y solitario que encuentra en sus, hasta el momentos, desconocidos vecinos un modo para resarcirse de sus pecados y un motivo para abandonar su soledad y vivir los días que le quedan con una sonrisa en la boca.


De ser un viejo gruñón, Walt pasa a convertirse en el inesperado héroe del barrio, haciendo frente a todo pandillero que se cruce en su camino o que moleste a sus nuevos amigos. Este veterano de la guerra de Corea no teme a nadie ni a nada, ni tan siquiera a la propia muerte.

Eastwood, algo cascadillo pero sin perder ni un ápice de fuerza en su penetrante mirada, vuelve a la interpretación con un papel hecho a su medida. Y es que ha sido como reencontrarse con un viejo conocido, el sargento Tom Highway (El sargento de hierro), en pleno retiro. Con muchas menos palabras y muchos menos tacos, y pese al desprecio que gasta para con sus vecinos, Walt Kowalski se gana nuestra simpatía desde un principio. Su mala leche nos pone los machos por corbata pero sus toques de humor (y aquí hay unos cuantos) nos sacan una irreprimible sonrisa.

El actor transmite con su mirada más que 10 hojas de guión llenas de diálogos. Y si esta es –esperemos que no- su despedida del mundo de la interpretación, desde luego no ha escogido mejor papel para hacerlo.

El resto del reparto cumple con su cometido, si bien cabría destacar a Ahney Her, quién interpreta a la hermana de Thao (un no tan convincente Bee Vang), y que se desenvuelve con mucha soltura ante la cámara, siendo la única capaz de darle la contra a la perfección al personaje de Walt.

Por lo demás, “Gran Torino” es una pequeña gran obra de uno de los mejores directores de nuestros tiempos. Una historia sencilla y emotiva que mata los prejuicios no a balazos, como en las guerras, sino a base entendimiento y benevolencia. Una historia divertida casi en todo momento, y emotiva sobre todo en su tramo final, SPOILER -- que tiene uno de los desenlaces más intensos y tristes de toda su filmografía.-- FIN SPOILER

Recomendada a los fans de Eastwood, a los amantes del buen cine (que vendría a ser lo mismo) y muy especialmente a aquellos que, como un servidor, consideren la infravalorada “Un mundo perfecto”, uno de sus mejores trabajos.


Lo mejor: Clint Eastwood y Ahney Her; su sencillez y sus toques humor.

Lo peor: que hayan tardado tanto en estrenarla.


Valoración personal: Buena

14 comentarios:

Chacal (Oscar Ferrer) dijo...

Para mi una pequeña maravilla, y si no me falla la memoria creo que sería la mejor película que he visto en lo que llevamos de año (aunque ya la ví a finales del pasado... dichosos retrasos)

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Sin duda, para nosotros es de lo mejor que se ha estrenado en este 2009.

Esperemos que sigan llegándonos buenas películas, aunque mucho me temo que para este tipo de cine tendremos que volver a esperar a los últimos meses del año (como siempre, con la mirada puesta en los próximos Oscars)

Saludos ;)

Machete dijo...

No esperaba menos de esta cinta, mañana domingo iremos a verla...

Javi Triunviro dijo...

Dios, que ganas le tengo.

Es normal que nos peguemos todo el año yendo al cine a ver películas reguleras y ahora lleguen todas las buenas de golpe??? Es justo???


Saludos.

http://rodriguezspain.blogspot.com/
http://ciudadquenuncaduerme.blogspot.com/

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Machete, estoy casi seguro que te gustará. No sé si más o menos que a mí, pero Eastwood es grande y nunca falla.

Javi,

La calidad podría estar más repartida. Hay meses que te mueres de asco y en otros tienes que administrar el dinero para elegir qué películas podrás ver en el cine y cuales no. Es algo totalmente injusto.

Saludos ;)

Jorge - cinenovedades dijo...

Todavía no la he visto, pero tu crítica positiva se suma a una extensa lista que ya he leído sobre este filme. Obviamente estamos ante uno de los mejores cineastas de la actualidad y en un año al parecer se ha despachado con dos tremandas cintas, tanto esta como "El Sustituto".
Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Me encanta Eastwood. Para mí es el mejor director que hay actualmente, porque en menor o medida medida, todas sus películas me gustan.

Ojalá siga muchos años más ofreciéndonos buen cine.

Espero que puedas verla pronto, y me cuentes la opinión que te merece ;)

Saludos :)

Sam_Loomis dijo...

"Gran Torino" es un gran filme. Aunque a veces sigue un par de clichés ya vistos muchísimas (el viejo siendo el mentor del joven, los pares dispares que entablan una peculiar amistad, etc.) pero aún así la película tiene la suficiente carisma para mantenerse a flote, y junto con un desenlace tremendo definitivamente vale la pena.

Y coincido "A Perfect World" es un filme buenísimo.


Muchos Saludos

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Ocurre que Eastwood, aún con un material algo trillado, consigue hacer una buena película. Y lo mejor de todo es que consigue un gran trabajo sin que apenas se note. Su sencillez es su mayor virtud.

Saludos ;)

darkerr dijo...

Pensar que por mi tierra aun no llega, pero parece que puede llegar antes de fin de mes. Ahi lo veré sin duda. Saludotes¡¡¡

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Pues si aquí ya llegó tarde... Desde luego, algunas distribuidoras " se lucen" con las fechas de estreno.

Saludos ;)

darkerr dijo...

Mañana es el dia del estreno, al fin¡¡¡

Selden dijo...

Totalmente de acuerdo.

Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

darkerr,

Pues ya sabes, A por tu entrada!

Selden,

Más claro imposible xD

Saludos ;)