viernes, octubre 29, 2010

“The Town - Ciudad de ladrones” (2010) - Ben Affleck

crítica The Town Ciudad de ladrones 2010 Ben Affleck
A mediados-finales de la pasada década, Ben Affleck vivió algunos de los mejores momentos de su carrera. En 2006 ganó en Venecia la Copa Volpi al Mejor actor por su –correcto - trabajo en “Hollywoodland”, y un año más tarde debutó en la silla de director con “Adiós pequeña, adiós”, un notable thriller aplaudido por la crítica y con el que también se ganó el favor del público.

Affleck co-escribió su ópera prima basándose en una novela de Dennis Lehane, escritor cuyas otras obras han tenido también una muy buena traslación a la gran pantalla de la mano de dos grandes del cine como Clint Eastwood (Mystic River) y Martin Scorsese (Shutter Island).

En su faceta de guionista, el actor ya apuntaba maneras cuando elaboró junto a su amigo Matt Damon el guión de “El indomable Will Hunting”, con el que se llevaron el Oscar al Mejor Guión Original.

Para su segunda película, Affleck ha apostado por otro novelista, Chuck Hogan, autor cuyo primer libro, “El asedio”, logró un gran éxito de ventas, y que con “El príncipe de los ladrones”, que es la base de esta “The Town”, recibió el premio Hammet, galardón otorgado por la International Association of Crime Writers y que recibe dicho nombre por el escritor Dashiell Hammett (reconocido por su labor en la novela negra)

En Boston se producen más de 300 robos cada año. Y un barrio de 1.600 kilómetros cuadrados llamado Charlestown ha dado más ladrones de vehículos blindados y bancos que ningún otro lugar de EE.UU.

Uno de ellos es Doug MacRay (Ben Affleck), líder de un grupo de implacables ladrones de bancos que se enorgullecen de coger lo que quieren de forma limpia. La única familia que tiene Doug es la de sus socios criminales, especialmente Jem (Jeremy Renner), quien, a pesar de su temperamento peligroso e irritable, es lo más parecido a un hermano que Doug haya tenido nunca.

Sin embargo, todo cambia tras el último trabajo de la banda en el que Jem utilizó la fuerza bruta y cogió como rehén a la directora de la entidad, Claire Keesey (Rebecca Hall). Cuando Jem descubre que Claire vive en su mismo barrio, se pone nervioso y quiere comprobar qué es lo que ha visto. Temiéndose la peor respuesta por parte de su colega, Doug decide encargarse por su cuenta del problema. Busca a Claire, y fingiendo un encuentro casual (sin, por supuesto, revelar su identidad) trata de averiguar si sabe algo que pudiera comprometerlos.

En el momento en que su relación con Claire pasa a convertirse en un apasionado romance, Doug decide cambiar de vida y de ciudad. Pero se encuentra con dos grandes escollos: los Federales, liderados por el agente Frawley (Jon Hamm), que van pisándole los talones; y Jem, que cuestiona su lealtad al enterarse de su relación con Claire. Doug deberá tomar una difícil decisión lo antes posible, y elegir entre delatar a sus amigos o perder a la mujer que ama.


Tras el buen sabor de boca dejado por “Adiós pequeña, adiós”, apetecía seguir de cerca la carrera de Affleck como director, especialmente cuando dejó claro que se manejaba mucho mejor detrás de las cámaras que delante.

Su segunda propuesta, The Town, es un poco la típica película de cacos y ladrones. De hecho, sus personajes están bastante estereotipados, y lo que ocurre a lo largo del metraje suena de déjà vu constante, si bien Affleck sabe cómo manejar sus cartas para hacer que la historia resulte interesante pese a lo previsible de la misma. Y es que en ese sentido, debo admitir ya de entrada que la película no ha colmado del todo mis expectativas. Quizás el problema sea mío, pero lo cierto es que esperaba encontrar algo diferente, y no algo tan tópico (y que hay que achacarlo a la novela de Hogan y no a la labor de los guionistas)



Tenemos a un grupo de ladrones de furgones, cuyo líder, nuestro protagonista, encuentra el amor de forma inesperada en una rehén de su último atraco. Y, como no podía ser de otra forma, la pasión que surge entre ellos hará que el ladrón se replantee su delictiva vida y busque un cambio en ella (otra profesión, otro hogar…)

Para ponérselo difícil, tenemos primero a Jem (Renner), su mejor amigo y como un hermano para él. Jem es un tipo leal, pero también impredecible, de actitud inestable y ciertamente violenta. Y eso acarrea serios problemas tanto a la hora de llevar a cabo los atracos como en intentar buscar una solución al reciente conflicto surgido con Claire (la única persona que, quizás, podría delatarles)

Gracias a una buena construcción de personajes, comprendemos fácilmente el vínculo de amistad que une a Doug y Jem, pese a lo diferente de sus temperamentos. Y también conseguimos creernos la relación entre Claire y Doug, aunque suene un tanto apresurada. Y es que al fin y al cabo, la trama de la película va más sobre una cuestión de decisiones de vital importancia y que pueden condicionar, para bien o para mal, el resto de tu vida, que de meros atracos y persecuciones policiales (que los/as hay y están muy bien ejecutados/as)

Aunque el contexto sea el crimen en la ciudad de Charlestown (que pasaría por otro personaje más de la historia), donde al parecer la profesión de ladrón pasa de padres a hijos como una herencia generacional (algo que queda reflejado en el film a través de Chris Cooper, que interpreta al padre de Doug), lo que realmente trasciende sobre la misma es la actitud de Doug en relación a esos dos frentes que se abren ante sus narices, esa encrucijada en la que se ve inmerso tras enamorarse de Claire.

Tener a la policía soplándole el cogote no es algo que a le preocupe demasiado, ya que en su trabajo es muy meticuloso y la banda evita dejar pistas que puedan vincularlos con los atracos. Y aunque Claire podría ser un posible cabo suelto, considera que podrá manejar bien la situación para que eso no suponga ningún problema.

Pero Doug no cuenta con la astucia del agente Frawley, un federal que sabrá cómo ponerle las cosas difíciles, ni tampoco con la dura y amenazante presión de Fergie, el mafioso para el que lleva a cabo todos sus trabajitos, y que por supuesto no permitirá que se vaya de rositas sin obligarle antes a perpetrar otro gran golpe.


The Town relata la historia de un ladrón entre la espada y la pared. Una historia de amor entre una mujer honesta y respetable y un hombre cuyo entorno (la familia, los amigos, la propia ciudad…) le han llevado por el mal camino. La historia de dos amigos enfrentados, uno que quiere cambiar de vida y otro que cree que el único camino posible es el que eligió seguir desde su tierna infancia (y aquí un hecho del pasado de Doug y Jem será relevante para entender mejor su postura)

En base a eso, cabe decir que la dirección de Affleck es eficaz. Sabe darle un ritmo adecuado, desarrollando la trama sin prisas pero tampoco sin que se haga pesada, y procurando retratar de forma convincente los distintos personajes que la conforman (ahí también entraría la exnovia drogadicta y hermana de Jem)

Las contadas escenas de acción, que corresponden a los atracos y persecuciones/enfrentamientos policiales, están rodadas de forma realista, sin efectismos de ningún tipo, y recordando un poco al estilo de Michael Mann. De hecho, esta The Town bien podría pasar por una hermana menor de “Heat”. Y digo menor porque la historia ya no sorprende tanto y porque está falta de un duelo interpretativo de altura que perdure en la memoria. Y también, quizás, porque aunque la labor de Affleck es más que decente, quizás resulte algo fría o, dicho de otro modo, le falte ese brío y esa fuerza que la hagan trascender en el tiempo y que, tras su visionado, deje un poso en el espectador.

En cuanto al reparto, quizás el mayor error (tampoco excesivamente criticable o molesto) de Affleck haya sido reservarse el papel protagonista para sí mismo. No es que su actuación sea mala (más bien modesta), pero no me cabe la menor duda que un actor con más tablas hubiera ofrecido un Doug MacRay de mayor peso.

Del resto no hay queja ninguna (y menos de Jeremy Renner), aunque centrándose más en la trama amorosa, probablemente la participación de Jon Hamm sepa a poco (y por consiguiente, la trama policial quede algo deslucida) y secundarios de lujo como Pete Postlethwaite o Chris Cooper nos parezcan algo desaprovechados (aunque darles más minutos quizás hubiera desviado nuestra atención hacia lo que realmente nos interesa: los conflictos internos de Doug)

La crítica no ha tardado mucho en ponerla por las nubes, y si bien no me ha disgustado en absoluto, tampoco me parece tan brillante y soberbia como la mayoría apunta. Y es que quizás, acostumbrados a la mediocridad imperante, se tienda a alabar en exceso aquellos buenos films que, desde luego, están por encima de la media y/o destacan sobremanera de entre el resto de producciones.

De todas formas, “The Town” es un buen thriller dramático que, entre otras cosas, demuestra que Affleck ha encontrado su verdadera vocación y que “Adiós pequeña, adiós” no fue un golpe de suerte. Un diamante en bruto cuyo talento, aún por pulir, puede darnos futuras alegrías.


Lo mejor: la credibilidad de los personajes; el tramo final.

Lo peor: que sea tan tópica; que le falte fuerza a la dirección de Affleck.


Valoración personal: Correcta-Buena

7 comentarios:

Ramón dijo...

Estoy de acuerdo en que está plagada de tóipcios, pero no me parece que a la dirección de Affleck le falte fuerza, sólo por cómo planea las secuencias de acción merece los halagos. La película se me pasó en un suspiro y me dejó mejor sabor de boca que su debut a pesar de que la historia sea de sobra conocida, aunque también tengo que decir que las hitorias de polis y cacos bien contadas me ganan y me importa poco que me cuenten la misma historia si me la cuentan bien.
El reparto muy bien, salvo el bueno de Afffleck, que debería haber confiado en otro actor para Doug.
Para mi, una de las peliculas que mejor sabor de boca me han dejado. Notable.

Saludos !!!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Yo esperaba más. No sé, me gustó y me mantuvo atento a la pantalla todo el rato, pero todo me sonaba a ya visto. Y bueno, en una película comercial para pasar el rato es algo que no me importa tanto, pero aquí hubiera preferido que fuera menos tópica y previsible.

Cuando terminó no me sentí satisfecho del todo, y aunque las escenas de acción también están técnicamente muy bien dirigidas, creo que les faltó algo de garra.

Precisamente este tipo de películas a mi me encantan, y a The Town le faltó algo para que se quedara entre mis favoritas del año.

Saludos ;)

Sam_Loomis dijo...

A mí "Gone Baby Gone" me pareció un thriller excelente, no menos. Sería mucho si "The Town" me sorprende de igual manea, pero le tengo altas expectativas. Espero verla pronto.

Saludos

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Quizás me gustó más "Gone Baby Gone" que "The Town", la cuál es mucho más tópica y predecible.

Saludos ;)

Kinski dijo...

Me salió caries con los minutos finales de tanto azucar. Un poco mas de oscuridad le habría sentado mejor.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

No llega a ser un happy end del todo, pero sí, es un poco ñoño.
Yo hubiera optado por algo menos complaciente con el espectador, algo más trágico.

Saludos ;)

Jorge - cinenovedades dijo...

Soberbia película! Realmente me encantó! Es cierto igualmente lo que comentas. La película es una cruza entre cintas como "Heat" y "Point Break", y todo se siente demasiado conocido. Sin embargo, la efectiva narración de Affleck, sus impecables escenas de acción y sus correctas actuaciones, lograron convencerme por completo.
Saludos!