martes, noviembre 20, 2007

“Lío Embarazoso”, humor troglodita

Lío Embarazoso” es una película que se ha estrenado en España -no sin retraso-, después de cosechar un notable éxito en su tierra natal, con favorables críticas no sólo de público, sino también de la “crítica especializada”. De hecho, se la ha llegado a calificar como “la película más hilarante del año”.
Por lo que a mi respecta, no sólo el calificativo me parece exagerado, sino que además considero que la película no funciona como tal, es decir, como comedia, por los motivos que continuación expondré.

Lo primero y muy importante, es apuntar que la película se acerca más al melodrama de telefilme que a la comedia propiamente dicha. De hecho, podriamos decir que básicamente la primera media hora es la que pertenece a la comedia, mientras que el resto se muestra más como el citado melodrama pero con toques de humor de temática mayoritariamente sexual, que supuestamente nos harán reír a carcajadas (¬_¬)

Pero primero, situémonos en el contexto de la historia, para poder analizar mejor donde falla ésta. Y para ello, nada mejor que una breve sinopsis.

Ben Stone es un tipo vago, yonki, desempleado y sexualmente tan salido como inactivo. Un día tiene la gran suerte de conocer en una discoteca a Allison Scott, una joven y atractiva periodista de futuro profesional muy prometedor. La noche en la que se conocen se emborrachan y acaban acostándose sin usar preservativo, con la consecuencia de que 8 semanas más tarde ella se dará cuenta de que está embarazada de él.
Dado que Allison no quiere afrontar la situación sola, decirle darle una oportunidad a Ben para llevar el tema del embarazo con la responsabilidad que le toca, es decir, la de padre de la criatura.


Hasta que el espectador tiene conocimiento del embarazo, la película, como ya he comentado, se mueve dentro del género cómico. Eso sí, entiéndase por cómico el humor más chabacanero, retrograda y vulgar que uno se pueda echar a la cara.
A lo largo de la película, el director utiliza, en su mayoría, el humor de tono sexual para hacer reír al espectador. Eso es, hacer continuas referenicas hacia lo que al hombre le cuelga entre las piernas, hacia la masturbación, hacia los senos de la mujer y demás memeces típicas de este tipo de humor, que muy probablemente haga partirse de risa a los que aún se encuentran en la edad del pavo (están en su derecho), pero que a un servidor no le producen la más leve sonrisa.
Humor sexista que bien podemos encontrar en programas como “Escenas de matrimonio” que emite Telecirco a la hora de la cena, pero elevados a la máxima potencia. Vaya, que cuanto más guarro suene el chiste y más machista -o feminista- sea, pues mejor que mejor.

El abuso de típicos tópicos es también uno de los puntos flacos de la historia, puesto que en vez de aportar algo nuevo al género, decide explotar lo que ya se ha visto en repetidas ocasiones.
Tenemos al protagonista, que es el típico feo patoso de gran corazón; la protagonista, típica maciza sentimentaloide de clase acomodada y a su hermana la arpía (con marido calzonazos incluído), y por no faltar, no faltan el grupete de amigos del prota, que básicamente son una panda de descerebrados que se pasan el día drogándose y pensando en sexo (o en apuestas estúpidas), y que en un alarde originalidad, el director y también guionista del film, las hará contonearse a base posturas obscenas para provocar de nuevo la carcajada sentre los asistentes.

El problema, más que nada, es que a pesar de usar estos tópicos, Apattow tampoco consigue hacerme reír, porque no sabe sacarle jugo a los diálogos, que se tornan casi siempre demasiados extensos y fundamentalmente obvios.
Tampoco ayuda que el comportamiento de los personajes no acabe de resultar demasiado creíble, y en consecuencia, tampoco lo sea la historia. No es suficiente motivo que Ben sea un buen tío simpaticón, para que una mujer supuestamente inteligente, le dé una oportunidad como padre (y como pareja) Tampoco es creible que cuando éste cambia de forma de actuar, consiga un trabajo y un apartamento en menos que canta un gallo (por favor, que desvele el secreto a los probes milueristas españoles..y a los que no llegan ni a milueristas). ¿Será que en USA el precio de la vivienda está por los suelos? ¿O los sueldos están por las nubes?

Hay también personajes de aparición fugaç que están metidos con calzador y que no aportan absolutamente nada a la trama. Es el caso, pues, de los padres de ambos protagonistas. Son utilizados básicamente como cameos, de manera que un servidor de sé cuenta de como los años y los kilos han agravado el aspecto del director/actor/guionista Harold Ramis (Egon Splenger en “Los Cazafantasmas” xD) o lo bien que se conserva Joanna Kerns (la mamá de Kirk Cameron en “Los Problemas Crecen”). Para otra cosa, no creo que estén.

Pero Apattow no tiene suficiente con los cameos, así que decide meter infinidad de referencias a otras películas, a modo de guiños, para ganarse el beneplácito del cinéfilo empedernido. El problema es que los guiños son utilizados frecuentemente por que sí, sin venir muy a cuento (aunque a veces sí), de manera forzada (otras no tanto) o simplemente sin resultar graciosos, más allà de los recuerdos que a uno le puedan traer.
Esto no es suficente para complacer al cinéfilo, así que la complicidad se pierde si el resto de la película no interesa lo más mínimo. Y digo no interesa, porque cosas que deberían resolverse en uno o dos actos, se resuelven en tres o cuatro, con lo cual la película se alarga hasta la extenuidad, con una falta de ritmo agonizante y percibible hacia la mitad del film, y cuya máxima consecuencia es hacer mella en la paciencia del espectador, que a falta de buenos chistes y de humor inteligente, por lo menos desea que no le aburren con demasiado metraje ni con historias paralelas muy poco trabajadas (véase la relación matrimonial de la hermana de la prota, que bien se podría haber suprimido y a la que se le ha dado más cancha de lo debido)


Por otra lado, está la moralina tan típica americana que abunda en este tipo de productos y que en esta película apesta por los cuatro costados. Las moralejas de aceptar a los demás por lo que son en su interior y no en su exterior; de las responsabilidades que debemos asumir; de lo importante que es el amor y en general, todas esas cosas que cuando las sepamos una vez termine la película, nos harán ser más felices y mejores personas...sinceramente, a mi me cansa. Sobretodo porque aquí se muestra en exceso, en casi todas las escenas clave de la película.

Todo esto, si viene con buen humor, pues aún se puede soportar, pero si el aburrimiento hace presencia, a uno el aguante se le acaba agotando. Y es que me pregunto una vez más si las discusiones que mantenienen los protas en algún momento de la película (la del coche o la de la consulta del médico) a alguien le resultan ya no digo graciosas, sino verosímiles. A mí desde luego, no.


La perla de todo esto llega al final, cuando el director, desprovisto de cualquier tipo de sutileza o elegancia, decide mostrarnos de forma explícita el parto de la muchacha con no uno, sino dos primeros planos seguidos de la vagina de ésta, mientras está iniciando el parto. Por supuesto, un servidor no se va escandalizar ante dicha visión, pero realmente me pregunto si era necesario ser así de explícito o bien podía sido má singenioso y en mayor medida, más cómicosy menos zafio. Resulta que uno de los amigos presencia ese momento del parto y acaba un tanto afectado, así que por si alguno aún dudaba de si los niños venían de París traidos por una cigüeña o no, pues Apattow, ni corto ni perezoso, decide mostrárnoslo. Lo raro es que en las escenas de sexo que aparecen la película -bastante surrealistas, por cierto-, el director no nos muestre el miembro que tantas veces nombra en su forma más cotidiana (ya sabeis, empieza por “p” y acaba por “a”)


En definitiva, una comedia que a mí, iendo a contracorriente para no perder la costumbre, me ha parecido pésima por los motivos aquí descritos y que se resumen en muy pocas palabras: aburrida y sin gracia.
El éxito de este tipo de películas (o las American Pie de turno, otras que tal...), viene a decirnos que el humor inteligente ha muerto y que este es el futuro de la comedia. Quizás soy un poco fatalista, ya que siempre nos quedará el irónico humor inglés y las siempre agradables comedias francesas de Veber y compañía.
Conste que no soy un puritano, ni muchos menos, y que el humor gamberro me gusta (si es bueno), pero es que con esta película sólo me he reído una vez y aún me pregunto, independientemente de que realmente se me haya hecho larga y aburrida, si es cosa mía o la gente es de risa fácil.

“Lío embarazoso” es además la visión de pareja de un guionista que parece que muy poco sabe sobre las mujeres, de las cuales me gustaria saber la opinión que tienen acerca de esta película y de otras de temática similar, cuya visión se me antoja bastante sexista y arcaica como para disfrutarla en pareja (en un grupo de amigos mixto)


Lo mejor: la correcta actuación de los actores, tanto él (Seth Rogen) como ella (Katherine Heigl)

Lo peor: Todo lo demás: lo inverosímil de las situaciones/historia; el humor casposo; el excesivo metraje (más de dos horas para una comedia!!); los abundantes tópicos; la moralina barata, etc, etc.


Valoración personal: Mala

7 comentarios:

Chacal dijo...

Yo no la he visto pero que tampoco es que me fiara mucho de los críticos especializados porque a veces se les va un poquito la olla en según que recomendaciones.

Pliskeen dijo...

Bueno, reconozco que quizás soy bastante exigente, pero está claro que a base de chistes con el pene de protagonista, no me voy a reír.

De todas formas, el mayor problema no creo que sea el tipo de humor, sinó que al fin y al cabo, la película aburra por su excesivo metraje y su falta de ritmo.

Con los críticos nunca se sabe, pues quizás de no estar dirigida por Apattow (bastante respetado gracias a "Virgen a los 40" y a sus series de tv) quizás la hubieran tachado de tosca y grosera.
Yo me estoyo replanteando ver "Virgen a los 40". Y no hay duda que "Supersalidos" no la pienso ver ni a punta de pistola xDDD

Saludos ;)

Faraonika dijo...

Yo aún diría más...MUY MALA.
Me dejas más tranquila ya que pense que era la única persona en este mundo a la que no le había hecho gracia la película.
De todo el guión lo que más me gustó (y lo único) fue la explicación que da una de las sobrinas de la protagonista sobre como una mujer tiene hijos mientras desayunan.
En fin...sigo sin entender como la gente se lo pasa bien viendo esta mierda, aún así ya tengo preparada "Supersalidos" para verla en mi casita tranquilamente y así apagar en el minuto en el que diga: "Hasta aquí hemos llegado".

Un saludo Pliskeen!!

Pliskeen dijo...

xDDD Bueno, será que somos de otro planeta y este tipo de humor no nos hace la más mínima gracia jjejee

Que al público le guste puedo entenderlo9, pero que encima la crítica la halage tanto..., cuando luego a otras, haciendo exactamente lo mismo y con historias igual de simples y absurdas, las pongan a parir. No lo acabao de enteder, la verdad.

Como le decía a Chacal, "Supersalidos" directamente ni la voy a ve,r porque me huele que será esto mismo multiplicado por 10.
Yo te aconsejo que al primer chiste que incluya la palabra "po*a", apagues el televisor. Sólo es un consejo xD

Saludos ;)

Ander dijo...

Entonces mejor que ni dé al play, porque dudo que tarde más de un minuto en aparecer la plabrita.
Yo he visto las dos (Supersalidos y Lío embarazoso), las dos en el cine, y he de decir que con Supersalidos todavía me reí en alguna ocasión, confieso. En fin, supongo que si eres adolescente y vas con tus colegas al cine aunque sea alguna vez acabas riendo (aunque sepas que si la vieras solo no sería así). También tenía MUCHOS más errores que aciertos, y volvía a fallar en el ritmo y el metraje. Por no decir que la peli entera parece una oda a la p...a. Pero es que Lío embarazoso todavía es bastante peor. No hay por donde pillarla. También la vi con mis amigos, y esta vez solo reí alguna vez con la cara del amigo terrorista/jesucristo/mendigo del prota, pero NADA más. Me pareció realmente mala, sin nada que decir, totalmente carente de ritmo, pesada, sin gracia, de mal gusto y repelente en el aspecto de la moralina que comentas. Lo del parto sin comentarios.
Supersalidos está claro que buena peli no es, desde luego. Pero te aseguro que disfruté mucho más que con ésta. Aunque es muy probable que no tuviera mucho que ver con la propia peli. No sé, es algo distinto. Me pareció ciertamente más disfrutable. Si bien es cierto que NO te la recomiendo -sí alguna secuencia-.
Judd Apatow, un tipo con suerte. Veremos cuanto le dura. -espero que no mucho-

Un abrazo!

Pliskeen dijo...

Muchas por tu opinión Ander, ya veo que no es cosa mía pues, jeje.

"Supersalidos" ya se que tipo de película es, así que si algún día cae en mis manos, preocuraré estar en compañía de amigos y un buen vaso de vodka con limón xDD

"Lío Embarazoso" lo has clavado. Aburridísima, cansina y sin gracia alguna, adjetivos que el van como anillo al dedo.

Apattow ha sido tocado por Dis, pero ya veremos si aguanta mucho en la industria...De momento tiene la crítica a su favor, que es decir mucho (y que no acabo de entender...)

Saludos ;)

Pliskeen dijo...

Muchas gracias quería decir, que me he comido una palabra ... :P