domingo, noviembre 11, 2007

"Stardust" el cuento de hadas prometido

Antes de adentrarnos en la crítica, vaya por delante que un servidor no ha leído la obra en la que se basa la película, con lo cual, y aunque esto no fuera así, mi opinión viene dada una y exclusivamente por las virtudes y defectos que la película tenga en sí misma.
Creo que es muy importante saber diferenciar un medio de otro y que para nada se muestran y expresan de igual forma, por lo que compararlos siempre resulta un tanto farragoso.
La fidelidad mayor o menor hacia una novela puede constituir una mejor o peor película, inclinándose tanto hacia un lado como hacia el otro, es decir, ya siendo más o menos fiel. No siempre la máxima fidelidad a la obra escrita asegura una buena película.


La cinta que nos ocupa se basa en la novela de Neil Gaiman que DC Comics publicó en 4 volúmenes allá por el 1997 a modo de cómic y que un año más tarde se editó en formato libro, pasando a ser una de las novelas más vendidas y mejor valoradas del año.
La película ha sido trasladada al cine de la mano del director Matthew Vaughn, siendo éste su segundo largometraje tras la recomendable “Layer Cake”.

La película nos cuenta la historia del inocente -y algo torpe- joven Tristan (Charlie Cox), que para conquistar el corazón de su amada Victoria (Sienna Miller), promete a ésta ir en busca de una estrella caída del cielo. Dicho cometido le llevará a cruzar los misteriosos muros que delimitan su pueblo y tras los que se esconde un mundo mágico que jamás llegó a imaginar (toma ya que bonito me ha quedado eso xD)
La primera sorpresa con la que Tristan topará, será comprobar como la citada estrella se ha convertido en una hermosa dama de nombre Yvaine (Claire Danes). Si esto ya supone una importante complicación, el hecho de que una malvada bruja (Michelle Pfeiffer) y un codicioso príncipe (Mark Strong) vayan también tras ella, no le facilitará nada las cosas.

En su camino, Tristan se cruzará con unicornios, piratas que surcan los cielos, decrépitas brujas, etc.


“Stardust” es, en lineas generales, un agradable y efectivo entretenimiento que hace disfrutar a los espectadores mostrándoles un mundo de fantasía cargado de aventuras, hechizos, amor, humor (muy inglés) e incluso una cierta y agradecida poesía, que en última instancia magnifica unos diálogos siempre cuidados e ingeniosos.
La película transcurre a buen ritmo desde que una voz en off nos introduce en la historia hasta que los títulos de crédito inundan la pantalla.
Los personajes se nos presentan uno por uno, tomándose el tiempo justo para que el espectador los identifique y categorice sin problemas, algo que resulta mucho más fácil teniendo en cuenta que son arquetipos de sobras conocidos (brujas, príncipes, valientes héroes, damiselas en peligro, fantasmas...)
En ese aspecto no es que la película ofrezca muchas novedades (tampoco se las pedíamos), pero consigue desarrollarse con soltura gracias a algunos giros inesperados -y esperados- en la trama y sobretodo al cúmulo de personajes que la inundan, todos importantes y claves para que cada uno de las piezas que conforman la historia encajen a la perfección en los minutos finales.

Otra gran baza de la película es sin duda su acertado reparto, que aúna estrellas consagradas como Robert De Niro o mi adorada musa Michell Pfeiffer, con actores más jóvenes pero no menos talentosos, como el protagonista Charlie Cox (visto en “Casanova”), que aporta al personaje ese toque honesto y amigable que hace que empatices fácilmente con él.
También hay un buen elenco de secundarios (Rick Gervais, Jason Flemyng) que ayudan a tejer bien el argumento.
Y como no, tampoco faltarán bellos rostros como los de Sienna Miller o Claire Danes, que serán las damas por los que nuestro héroe luchará (primero por una, luego por la otra)
E incluso tenemos la oportunidad de ver al veteranísimo Peter O'Toole, que siempre aporta calidad al producto, aunque en este caso su aparición sea más breve de lo deseado.

Profundizando un poco más en el elenco, decir que la espléndidamente hermosa Pfeiffer crea con facilidad y sin histrionismos -tan típicos de estos papeles- el personaje de la pérfida bruja Lamia como si lo hubiera interpretado otras muchas veces.
Lamia pretende apoderarse del corazón de la estrella para conseguir de nuevo la juventud, y a lo largo del film vemos su lado más málevolo y su lado más picarón. Ni que decir que Pfeiffer cumple sobradamente con el papel en todo momento.
Por su lado, De Niro, alejado cada vez más de esos papeles de duro mafiso, encarna a un caza rayos que instruirá a Tristan en el arte de la espada, para que así pueda batirse en duelo sin perecer en el intento. Su personaje oculta un secreto que por supuesto no desvelaré aquí, pero sí hay que decir que protagoniza uno de los momentos más hilarantes y bizarros de la película, y por consiguiente, de los más divertidos y por el cual ya merece pagar la entrada del cine.
Los que estén muy apegados al De Niro mafioso quizás lo encuentren ridículo, pero el que sepa apreciar las virtudes de un carismático actor como él, agradecerá que por una vez nos haga reír sin recurrir a la ya cansina y gastada autoparodia que tanto ha explotado en el ocaso de su carrera con olvidables productos como “Una terpia peligrosa” o “Showtime”.

Claire Danes - la estrella caída Yvaine-, nunca me ha gustado como actriz, encontrándola casi siempre demasiado sosa. Esta vez mejora bastante y se involucra con mayor habilidad que en otros papeles. Su intepretación pues, me parece correcta, aunque quizás hubiera preferido a otra actriz en su lugar.

Charlie Cox, como ya he dicho, se defiende muy bien afrontando el peso de su personaje, y el resto del reparto cumple cada uno con su cometido dentro de la función.


Tema a parte son los efectos especiales, que por una vez están al servicio de la historia y en ningún caso para ocultar las carencias de un superfluo guión (sirva como ejemplo de esto último, las secuelas de Piratas del Caribe o Transformers)
Visualmente no es que sean la repera, pero tienen ese toque mágico -nunca mejor dicho- que hace que se vean con agrado, aunque sin llegar a fascinar. También hay que reconocer que se usan puntualmente y cuando toca, y no de relleno como podría haber llegado a ocurrir.

La ambientación, como ya sucede en este tipo de películas, está lograda. Quizás lo que se eche de menos es una visión más atractiva de ese mundo mágico que está al otro lado del muro, que por lo general, no es que sea muy impresionante. Vamos, que salvo por algún castillo, guarida o barco volador, todo lo demás resulta bastante normalito, por decirlo de alguna manera. Eso sí, los paisajes son realmente bellos y es dificil no percatarse de ello.

Tampoco hay momento álgidos o cumbre en la película que se queden grabados a fuego en la memoria. No hay lugar para grandes duelos ni apoteósicas batallas, motivo por el cual muchos tildan la película de aburrida. Este no es mi caso, ya que creo que la acción es la que debe haber y que está dosificada con buen tino. Otra cosa es que algunos esperasen dragones, monstruos o batallas al estilo “El señor de los anillos” o similares. Y es que “Stardust” es un encantador cuento de hadas que engancha al espectador por su honestidad y por la facilidad con la que ofrece un buen entretenimiento jugando con elementos ya conocidos (y manidos)
Se nota pues, que el proyecto se ha abordado con afecto, lo que recuerda en cierta manera esas viejas producciones de antaño como “La princesa prometida” (con la que ya se le ha comparado), que con comedidas pretensiones pero mucha ilusión, se llevaban a buen puerto y aún hoy día permanecen en la memoria del espectador y del buen cinéfilo.
Claro que esta película cuenta además con un presupuesto más holgado (65 millones, para ser exactos) y un precedente en forma de novela que ya aseguran cierto éxito. Éxito que está cosechando entre el público y la crítica española, pero que no se ha visto reflejado en la taquilla estadounidense. Una lástima, la verdad.


Así pues, aquellos que gusteis del cine fantástico y esteis ya cansados de infatiloides producciones con niños repelentes como protagonistas, aparatosos efectos especiales y basados en best sellers de cuyo autor no habeis oído hablar en la vida, quizás encontreis en “Stardust” la reconciliación con el género.
Por lo menos ese ha sido mi caso.

Una encantadora película con la que disfrutar en familia, con los amigos o la pareja (o sólo, si así se tercia), repleta de buenos sentimientos y un humor, en mayor medida, políticamente correcto.

Lo mejor: Michelle Pfeiffer como la malvada bruja; la impagable secuencia de De Niro; la sencillez y efectividad del producto; que sus 130 minutos no se hagan pesados y resulten siempre amenos.

Lo peor: Su injusto fracaso en EE.UU.; algunas momentos cogidos un poco con pinzas (como la aparición del unicornio)


Valoración personal: Buena

9 comentarios:

Rose Mulligan dijo...

A mi esta película no me llamaba nada porque casi lo único que sabía es que no había funcionado en EEUU...Pero las críticas positivas siempre me motivan a comprovar las bondades de una película por mí misma, así que puede que le de una oportunidad...aunque supongo que será para cuando salga en DVD, ¡ya veremos!
¡Salduos!

Jaime Lorite dijo...

Tengo muchas ganas de verla, la verdad, pero aún no me ha surgido la ocasión, por lo que habrá que esperar unas semanas más.
Su crítica aumenta más, si cabe, mis ansias por hincarle el diente a la película.
Eso sí, además de ver la película, también me gustaría hacerme con el libro, pues conozco personas que lo han leído y todas ellas coinciden en que es realmente bueno.
Por cierto, una pequeña objeción con respecto a lo de Robert de Niro en cuanto a lo de sus "olvidables productos": de acuerdo en lo que se refiere a "Showtime", que es flojísima, ¿pero "Una terapia peligrosa"? ¡Si es de lo mejor que ha hecho en años!

¡Un saludo!

Pliskeen dijo...

Rose,

Creo que a este film puedes darle una oportunidad sin arrepentirte luego. No es la mejor película de fantasía de la última década como algunos la han clasificado, pero si es un satisfactorio entretenimiento que quizás se ha estrenado en fechas no muy propicias (verano o navidad hubieran sido epocas más idoneas)

Lorite,

Yo no he tenido mucho tiempo de ir al cine y me he perdido un buen puñado de estrenos, pero al final opté por "Stardust" por las buenas críticas leídas, y la verdad es que no me ha decepcionado.
Se agradece tb que no sea el típico producto con grandes pretensiones, aunque lamento su inmerecido fracaso en su tierra natal. Puede que sea porque el público haya perdido la costumbre de ver películas donde los personajes y sus relaciones importan más que los efectos especiales y las escenas "molonas".

En cuanto a "Una terapia peligrosa", nunca he entendido su éxito (ni el de su funesta secuela). No es que no me guste el papel de De Niro, es que simplemente la película no me hizo ni una pizca de gracia, jajaaja
Y eso que John Landis está entre mis directores de comeida favoritos xD
Y tres cuarto de lo mismo para "Los padres de él", que al igual que la otra, tiene algún momento bueno y para de contar.
Puede que sí sea lo mejor que ha hecho en años, pero es que casi la última década de su filmografía, -salvo alguna decente excepción-, es de lo más deprimente.
Esperemos de después de "El buen pastor" y "Stardust" y la futura película con Al Pacino, le devuelvan un poco el estatus que, en mi opinión, el mismo tiró por tierra.

Saludos ;)

Jaime Lorite dijo...

Harold Ramis, el director de "Una terapia peligrosa" fue Harold Ramis :)
No sé, a mí la película sí me hizo bastante gracia. La química Crystal-De Niro era genial y aún perduraba, aunque no al mismo nivel, en su, pese a todo, aceptable secuela.
"Los padres de él" es flojita, pero su antecesora, "Los padres de ella", es bastante maja. Recuerdo que eché unas buenas risas cuando la vi.
A falta de ver "Stardust", diría que "El buen pastor" es lo mejor que ha hecho estos años. Si se ve con mucha paciencia y concienciado de las pretensiones del film, gusta mucho. Sin ir más lejos, la considero una de las películas más compactas estrenadas este año.

¡Un saludo!

Pliskeen dijo...

Aghhh!! Eso, Harold Ramis :P
(cruce de cables xDD)

Bueno, la frase tb me vale para el, que tb es (o era) de mis preferidos.
Sobretodo por la impagable "Atrapado en el tiempo" :)


Opino lo mismo que usted de "El buen pastor", aunque es demasiado fría en su conjunto. Y sí, peca de pretenciosa, pero eso tp me afectó demasiado.

;)

Chacal dijo...

Stardust a mi me ha parecido una correcta y entretenida película fantástica, pero le he encontrado quizás cierta ambigüedad en el sentido de que a los adultos les puede parecer infantil mientras que el tono más bien adulto de la historia puede no convencer a los niños.

Pese a todo insisto en que me pareció entretenida, igual que el libro que leí poco después y que tiene (OJO) muchas divergencias respecto a lo narrado en la película (vamos, que coinciden en algunos puntos pero las partes media y final son MUY diferentes en la versión en papel y la de celuloide).

Pliskeen dijo...

La ambigüedad que comentas quizás se deba al hecho de tener que contentar a adultos y a niños por igual, con el mismo producto. Y eso no siempre es fácil.
No obstante, opino que más o menos mantiene el equilibrio, aunque las partes más infantiles resaltan bastante y uno debe aceptarlas tal cual vengan.
Cine familiar, es lo que tiene xD

Saludos ;)

Selden dijo...

No me animaba a ver esta película porque pensaba que la iba a encontrar muy infantil.Pero,después de leer tu crítica,tal vez me anime a verla.
Saludos!

Pliskeen dijo...

Bueno, muy muy infantil no creo que sea. Es más para toda la familia y obviamente habrá toques de humor más adultos y otros menos.

Yo diría que es más bien tirando a románticona, porque las confesiones de amor que se profesan los protas son un poco noñas..jejej

Creo que es de lo mejor estrenado este año, que ya es decir mucho.

Saludos ;)