sábado, agosto 30, 2008

"Hellboy II: el ejército dorado", sello de oro para cerrar el verano cinematográfico


Pese a que la mayoría de los títulos de su filmografía me parezcan simplemente correctos (eso incluye la sobrevalorada “El laberinto del Fauno”) y posea algún que otro bodrio -Mimic-, no puedo negar que Guillermo Del Toro es uno de los directores más interesantes y productivos de la última década. Tiene un sello personal muy particular que encandila a los fans del fantástico, y por lo general sus historias siempre tienen algún aliciente que las hace atractivas (tanto la idea base de los guiones como lo meramente visual)
Tras apuntarse a la moda de las adaptaciones de cómics con la secuela de la estupenda “Blade” (la que propició, en cierto modo, esta dichosa moda), Del Toro se atrevió, en el 2004, a trasladar al cine la obra más conocida del escritor y dibujante de cómics Mike Mignola: Hellboy. El resultado, pese a ser bastante decente y simpático, no consiguió arrasar en cines, aunque logró salvarse del fracaso gracias a que su presupuesto fuera también ajustado (60 millones de dólares)

Hoy, cuatro años más, nos trae la secuela de las aventuras de Rojo (Hellboy), uno de los héroes/antihéroes más sugerentes que han saltado de la viñeta al fotograma, gracias no sólo al buen hacer de Del Toro sino también al rebosante carisma de su actor principal, Ron Perlman.


Hace miles de años y tras unas encarnizadas batallas, se selló un pacto entre humanos y habitantes del mundo fantástico que condenó a los segundos a vivir a la sombra de los primeros. En la actualidad, el Príncipe Nuada (Luke Goss), hijo del rey del mundo fantástico, decide romper ese pacto con tal de liberar a su estirpe y terminar con el codicioso y destructivo reinado humano.
Para llevar a cabo su venganza, el Príncipe tiene la intención de despertar el viejo ejército del reino –el ejército dorado que da título al film- para así someter con facilidad a la raza humana. Por supuesto, el único que podrá detener su diabólico plan será Hellboy y sus amigos, el equipo perteneciente a la Agencia de Investigación y Defensa Paranormal.

La suerte está echada y sólo el que luche mejor vencerá.



Lo más sorprendente y abrumador de esta segunda entrega es, sin lugar a dudas, la plasmación de ese mundo fantástico y de sus seres. Un derroche de imaginación visual que empieza desde unos cuidadísimos títulos de crédito, sigue con una ambientación realmente conseguida y fascinante, y termina con un clímax final épico digno de ser envidiado por otras producciones de corte fantástico de mayores pretensiones.
En ese aspecto, el salto cualitativo entre ésta y su predecesora es cuantioso, y eso que a parte de su poderío imaginativo, la película tan sólo ha contado con 25 millones más de presupuesto respecto a su primera parte. Así que podemos decir que el director sabe administrar cada dólar y cada centavo para conseguir unos vistosos y efectivos efectos especiales, tanto los digitales como los artesanales, estos últimos tan preciados y entrañables para un servidor que me daba la sensación de estar asistiendo a una producción ochentera al estilo “Dentro del laberinto” o “La historia interminable”.

Sin embargo, y aquí viene la otra cara de la moneda, ese ambiente tan deudor de una obra de Tolkien (por citar un ejemplo conocido y porque de la mano de Del Toro nos llegará "El Hobbit") choca un poco con el “Hellboy” del 2004. Se percibe una cierta rotura en la unidad de la saga, no sólo ya por la introducción de ese preciosista y a ratos decadente mundo fantástico, sino también por la impresión –y esto es una apreciación muy personal- de haber cedido a los cánones habituales del blockbuster yanqui.
Por supuesto, esto no es algo molesto ni tampoco impide dejarse maravillar por el sentido del espectáculo propio de cualquier película comercial comiquera, pero la impronta de Del Toro trasciende más por lo visual que por la historia en sí misma. Asistimos a una montaña rusa que cada vez va a más, maravillando y entreteniendo a un ritmo a veces estupendo, pero con un guión que va bajando el nivel a cuentagotas y que se antoja demasiado predecible.

La evolución del algún personaje es notoria, incluso afecta sobremanera a la actuación de su actriz. Me refiero obviamente a Selma Blair y su Liz Sherman, aquí mucho más espabilada y participativa y con un trabajo de la actriz bastante más convincente (para mí Blair fue lo peor de la primera entrega, con diferencia)

Por el contrario, Rojo se ha infantilizado y autoparodiado un poquito, aunque nunca llega al ridículo gracias al propio Perlman (la escena del “Can't smile without you” es simpática, pero no negaremos que está un poco fuera de lugar).

La inclusión del personaje de Johaan Krauss es todo un acierto (no así el doblaje en España de Santiago Segura, que de nuevo tiene un cameo al principio del film) al aportar savia nueva al grupo de héroes tanto por sus características “físicas” y su estética steampunk como por su personalidad. Y el villano tiene un tratamiento muy adecuado, ya que pese a sus más que reprochables métodos e intenciones, su causa no deja de parecerme justa (la humanidad somos el cáncer de la Tierra, para qué negarlo)


El diseño del bestiario que se deja ver a lo largo del metraje es estupendo, desde las devoradoras hadas hasta el gigantesco monstruo-planta. El ejército dorado impresiona tanto por su acabado técnico como por el estudiado funcionamiento de cada una de sus partes; el trabajo de fotografía es impecable y la coreografía en las peleas es una de las más conseguidas que se ha visto últimamente en pantalla, destacando por encima de todas la pelea final entre Rojo y el Príncipe Nuada.

El guiño a “La novia de Frankenstein” ayuda a conocer mejor los intereses y referentes cinematográficos de Del Toro y también a pensar en esa futura pero incierta adaptación que el director mexicano pretende llevar a cabo de la obra de Mary Shelley. Por contra, algunas secuencias, como la del paseo por las instalaciones de la Agencia, que recuerda y mucho a “Men In Black”, le restan algo de originalidad a la propuesta.

Con sus más y sus menos, “Hellboy 2: The Golden Army” es un estimulante, divertido y sumamente disfrutable entretenimiento veraniego que de seguro gustará -en mayor o menor medida- a los fans de la primera entrega, y que bien merece desde ya, una continuación que cierre la trilogía. Aunque con la ocupada agenda de su director, mucho me temo que tardaremos otros cuatro años en ver una secuela.


Lo mejor: la ambientación; que aún podamos disfrutar de un buen maquillaje y animatronics junto al cada vez más imprescindible CGI.

Lo peor: un guión más flojo y predecible en favor del espectáculo.


Valoración personal: Buena

13 comentarios:

David Dunn (J. Lorite) dijo...

No sé por qué, pero creo que esta me va a gustar bastante más que "The Dark Knight"...
Cuando vi la primera entrega en cines, me decepcionó sobremanera. De hecho, llegué incluso a considerarla un despropósito, con una historia de amor metida con calzador y chistes sin mucha gracia colocados para impulsar, de algún modo, el escaso atractivo que le veía al film. Y, sin embargo, hace cosa de un mes la vi en televisión y me pareció tremenda. De hecho, la considero una de las más divertidas adaptaciones que se han hecho jamás de un cómic.
Leí un artículo de varias páginas escrito por el propio Guillermo del Toro sobre la gestación de esta segunda entrega, y el trabajo de adaptación es inmenso. Por no hablar de los cabreos de Mike Mignola respecto a ciertos aspectos del guión y los sobornos a los que tenía que rendirse su director, ¡ja, ja!
Ahora estoy de "exámenes", pero en cuanto pase esta temporada (sin ir más lejos, el martes termino) marcho corriendo al cine para marcarme una sesión doble: "Hellboy II"... y "The Clone Wars", por supuesto.
Por cierto, justo ahora que la situación del doblaje en las películas de animación parecía haber mejorado, ahora va y resulta que nos cuelan a Santiago Segura como la voz del antagonista del film. Lo de José Mota no me molesta porque suele hacer buenos trabajos, pero Santiago Segura, aunque como cineasta tiene creaciones, cuanto menos, interesantes, no creo que tenga aptitudes para trabajar en estas cosas.
El otro día, cuando fui a ver "Zohan", pude comprobar horrorizado cuando exhibieron el trailer de "Step Brothers" que, además de que la película llegará a nuestras carteleras bajo el título de "Hermanos por pelotas", los dos actores protagonistas (Will Ferrell y John C. Reilly, si no me equivoco) estarán doblados por Santiago Segura y Florentino Fernández (respectivamente). Una manera más bien rastrera de impulsar la carrera de Ferrell en la taquilla española y aumentar su popularidad aunque sea a base de destrozar su interpretación.

¡Un saludo!

Pliskeen dijo...

Curiosa su experiencia con Hellboy y el cambio diametralmente opuesto que ejerció en usted su segundo visionado. A mí a veces tb me ocurre. El ejemplo que siempre pongo es "12 monos", que de aburrime paso a fascinarme :)

Ya sabe que no soy un fan devoto de los superhéroes, pero tb me parece una de las mejores adaptaciones de un cómic a la gran pantalla, aunque me confieso desconocedor de la obra original (el estilo de dibujo de Mignola, muy de parbulario o directamente mediocre, me tira para atrás)

Respire tranquilo que Satiago Segura hace el doblaje de uno de los secundarios y no del villano principal (eso hubiera sido aún peor)

Segura y Mota para Monstruos S.A. me vale; el duo Cruz y Raya para Shrek, estupendo; pero aquí los dos primeros no pegan ni con cola.

Respeto a "Step Brothers" (película que no veré jamás) Florentino Fernández aún disimula el tono de voz, con lo cual se le puede llamar doblaje a lo que hace (tp lo hace mal), pero Segura dobla tal cuál habla, sólo que en Hellboy y por exigencias del guión, le añade un pésimo acento alemán (para más inri)

Vea Hellboy 2, que no tiene la pretenciosidad que tanto le disgustó de TDK. El film de Del Toro es un grato y honesto divertimento.

Saludos ;)

Chacal dijo...

Bueno, en referencias a comentarios anteriores tendré que dar entonces gracias de poderla haber disfrutado en VOSE.:)

Y si Guillermo del Toro es un director que ama el fantástico y en esta película se nota mucho. Pese a ello no sólo a de entrar por los ojos la película, y es ahi donde la cosa cojea un poco.

Sam_Loomis dijo...

Bien escrito. En lo personal, me gustó mas la primera "Hellboy" principalmente porque esta secuela es demasiado "fantasiosa" cuando la primera cinta es más ambientada en un fantasía orientada al horror, creo yo. Aún así, "Hellboy II: The Golden Army" crea universos visualmente atractivos y es una película muy entretenida. Vale la pena verla, y se sostiene en la sólida filmografía de Guillermo del Toro.

Muchos saludos

Pliskeen dijo...

chacal,

Afortunado fuiste al verla en v.o.s. Yo fui al cine con un amigo, pero ya me la estoy bajando para verla otra vez como Dios manda.
Coincido contigo en tu comentario, pues como ya digo, esta película deslumbra más por lo visual que por la historia, que no llega a conectar con el espectador tanto como lo hizo la primera Hellboy.

sam_loomis,

Ésta secuelw sin duda es un festival de efectos especiales y de acción, un derroche de imaginación y como dices, muy fantasiosa. Ahí está la diferencia con la primera entrega y eso es lo que puede hacer que el público se incline más por ésta o más por su predecesora.

Lo que no se puede negar es que es una apuesta segura para pasar un buen rato en el cine.

Saludos ;)

Jorge - cinenovedades dijo...

Personalmente la primera entrega no me fascinó en demasía, realmente. Si me pareció una cinta más que correcta con impecables efectos visuales y técnicos, pero he de reconocer que no fue la gran película que muchos dicen.
Con respecto a esta continuación de la saga por lo que leo, supera ampliamente a la primera entrega, y por supuesto los efectos visuales y técnicos siguen a la orden del día.
Gran Reseña, Saludos!

P.D.: Mañana arranco nuevamente con el blog, espero ya de forma definitiva.

Pliskeen dijo...

Creo que la primera parte de Hellboy gusta y disgusta a partes iguales. Con esta segunda entrega parece suceder lo mismo.
En lo personal, ésta la he disfrutado más, quizás tb porque verla en el cine magnifíca un poco las sensaciones y dado el espectáculo ofrecido, resulta dificil no dejarse maravillar.

Si la ve probablemente le cause mejor impresión, pues se aleja del tono medianamente oscuro de la primera, para meter mucho más humor y más acción.

En cuanto actualice el blog ahí estaré para dejarle uno de mis comentarios ;)

Saludos :)

Alejandro the Wyvern dijo...

la verdad que en el 208 hubo grandes films

creo que hellboy tb va a ser de la lista de grandes peliculas

guillermo del toro es una de los grandes realizadores de la actualidad

ahora a esperar el hobbit¡¡¡¡¡¡

Pliskeen dijo...

Algunos ha habido, sí. No está la oferta cinematográfica como para tirar cohetes, pero sí es cierto que este año está siendo mucho mejor que el -en mi opinión- nefasto 2007.

Creo que esta Hellboy II sirve de aperitivo de lo que nos puede ofrecer Del Toro con El Hobbit. No soy un fan devoto suyo, pero ahora mismo tp se me ocurre ningún director más adecuado que él para hacerla(s)

Saludos ;)

BUDOKAN dijo...

Parece que esta película no hay que perdersela. Vi algunas partes y pinta realmente muy entretenida. Saludos!

Pliskeen dijo...

Entretenida lo es y mucho, aunque pueda tener algún que otro bajón entre medio.

Pienso que es una de las imprescindibles del año, en cuanto a cine palomitero se refiere.

Saludos ;)

Mauro Picotto dijo...

Sin demasiadas pretensiones iba yo al cine y salí muy contento :D

Boicot a Dragon Ball, la película, en www.desdebunker.blogspot.com

perdón por el spam :D

Pliskeen dijo...

A mí el trailer me dió muy buen rollito desde el principio, aunque su "medio fracaso" en USA y unas tibias críticas redujeron un poco mis expectativas.

Finalmente, no me arrepentí lo más mínimo de invertir mis euros en su entrada. Salí bien satisfecho.

Te perdono el spam porque la causa bien lo merece ;)

Saludos :)