miércoles, agosto 13, 2008

"Mamma Mía", a bailar!


Siendo ‘Mamma Mía!’ uno de los musicales más exitosos de los escenarios de todo el mundo, no es de extrañar que en un momento u otro tuviera su pertinente adaptación al cine.
Representado en más de 170 ciudades a lo largo de 10 años, este musical inspirado en las canciones del grupo de pop ABBA, ha sido visto ya por más de 90 millones de personas y de seguro que aún le quedan muchos espectadores más a los que encadilar.

La adaptación cinematográfica de la obra pretende cosechar el mismo éxito, aunque conseguir atraer al público al cine con un musical no suele ser tarea fácil, ya que independientemente de su calidad, no es un género que arrastre a la gente en manada (quizás si hicieran uno con superhéroes o Harry Potter…, jeje).

La historia es la misma pero aprovechando las ventajas que este medio puede ofrecer. Una de ellas es básicamente la escenografía. Allí donde el escenario se quedaba pequeño y limitaba las secuencias musicales a pocos espacios, aquí se soluciona sacando el máximo partido a una espléndida isla paradisiaca con sus bellos paisajes y formidables vistas, además de varias localizaciones y estancias (casi todo se desarrolla en un hotel) que nutren la narración y por supuesto, la hacen más cinematográfica.

Sophie (Amanda Seyfried) está a punto de casarse, y para tal ocasión quiere contar con la presencia de su padre. Un padre que jamás supo de ella y del que Sophie desconoce por completo su identidad.

Por medio del diario de su madre (Meryl Streep), Sophie descubre a tres posibles candidatos que podrían ser su progenitor, pero a riesgo de tener que elegir al azar en base a unas pocas pistas, decide invitar a los tres hombres para que acudan a la boda y así averiguar en persona cuál de ellos puede ser el hombre que, una alocada noche de verano, dejó embarazada a su madre.

Los tres posibles candidatos, un hombre de negocios, un aventurero y un banquero, aceptan la invitación y se desplazan a la isla griega donde tendrá lugar la ceremonia, alojándose en secreto en el hotel propiedad de Donna, la madre de Sophie.

La llegada de los viejos amantes de Donna revolucionará tanto a la madre como a la hija, y la tarea de descubrir cuál es el padre de la novia será algo más complicado de lo que Sophie pensaba.

La premisa es sencilla y la trama se desarrolla sin demasiadas complicaciones para que todo fluya con facilidad al ritmo de la música. El enredo familiar es el hilo conductor de la historia y las canciones son parte de la narrativa mediante la cuál ésta se nos va relatando. Al ritmo del pop sueco de ABBA, los personajes nos confiesan sus sentimientos, y mientras canta y bailan, se desnudan antes nosotros -metafóricamene hablando- dejando al descubierto aquello que les aflige o les alegra.

Las canciones del grupo han sido introducidas de tal manera que las letras de las mismas encajen con la historia ideada para el musical (no estoy del todo seguro si algunas han sido variadas o ligeramente adaptadas).

Los números musicales se suceden uno tras a otro, con mayor o menor tiempo de ‘descanso’ entre uno u otro dependiendo del momento. En estos números no hay grandes alardes escénicos ni rebuscadas coreografías. Más bien todo se desarrolla con una calculada espontaneidad, haciendo de estos números algo fresco y dinámico, y transmitiendo en todo momento una sensación de -falsa- improvisación que le da un toque al conjunto mucho más natural y menos ampuloso que el de otros musicales.

Las canciones son sumamente pegadizas (aquí el mérito es de ABBA) y enseguida el ritmo traspasa la pantalla para atrapar alguna de tus extremidades (un pie, por ejemplo). Los temas más marchosos se van repartiendo, junto a las baladas, a lo largo de la película, aunque son los primeros los que más abundan. Gracias a ello, la película transmite una vitalidad y una energía extraordinarias.

Uno a uno, los temas del grupo sueco van desarrollando la trama y descubriéndonos a los personajes, siempre procurando divertirnos con el espectáculo y metiéndonos la marcha en el cuerpo. Se aprovecha en todo momento las situaciones cómicas propiciadas tanto por las coreografias como por, a veces, las extravagantes vestimentas, para sacarnos una cómplice sonrisa, y no hay duda que el reparto se lo ha pasado en grande haciendo la película, algo que se transmite perfectamente al espectador.

Realmente los actores/actrices cumplen bien con su trabajo, tanto en la interpretación como en el canto, siendo en lo segundo, unos mejores que otros, claro.

Meryl Streep ya no tiene que demostrarnos nada porque es por todos reconocido su talento y su versatilidad. Aquí, lejos de sus habituales papeles de mujer de armas tomar, tenemos a una Streep más afable y cariñosa.

Su hija en la ficción, Amanda Seyfried, es la que más sorprende a la hora de cantar, con una voz dulce que aguanta bien los tonos más agudos. Pero a nivel interpretativo, nos ofrece también una Sophie cándida y llena de buenos sentimientos.

Las que se llevan el premio gordo son las dicharacheras amigas de Donna/Streep, interpretadas por las actrices Julie Walters, la loba solitaria, como a sí misma se define su personaje; y Christine Baranski, la ricachona aficionada a los divorcios y a pasar por quirófano. Ambas están muy sueltas, consiguiendo que sus apariciones sean de las más divertidas de toda la película.

En cuanto al reparto masculino, poco se puede decir aparte de que todos cumplen correctamente con sus respectivos roles. En esta ocasión, las mujeres son las verdaderas protagonistas de la función (ya tocaba), y los hombres quedan relegados a un segundo plano. Si acaso, en lo que al canto se refiere, el que más chirría es Pierce Brosnan, que sin ser horrible del todo, queda muy por debajo del resto de sus compañeros/as.


Como musical que es, ‘Mamma Mía!’ está lleno de vida y fuerza. Te atrapa el primer instante y no aburre en ningún momento. La trama es simplona y los personajes no están 100% desarrollados, motivo por el cuál parte de la crítica se ha podido cebar con ella, pero eso es lo de menos porque no supone un impedimento para pasar un rato agradable.

Al fin y al cabo, lo que importa es que la historia interese y los personajes gusten para que luego los números musicales hagan el resto, y en mi opinión, lo han conseguido de sobra.

Una película de esas que te alegran el día. Recomendada especialmente a los amantes de los musicales. Y si os gusta ABBA, como a mí, ‘Mamma Mía!. La película’ os encantará.


Lo mejor: el contagioso entusiasmo que transmite; las actrices.

Lo peor: una trama muy simple al servicio de la música.


Valoración personal: Buena

18 comentarios:

Rose Mulligan dijo...

Parece que a todo el mundo le gusta Abba, porque estoy leyendo críticas positivas sobre este musical... A mi no me disgustan, pero una película entera es demasiado para mi! ;)
De darle una oportunidad sería en DVD...o en la TV!!

¡Saludos!

Chacal dijo...

Pues es una película a la que yo le daría una oportunidad en cine. Sin ser de lo mejor del verano (eso lo dejo para El Caballero Oscuro y Wall-E) si que es de lo más entretenido visto en pantalla en los últimos meses.

Pliskeen dijo...

rose,

Aunque no figura en mi Top Ten de grupos favoritos, sí me gusta ABBA. Salvo que no gusten, la película es muy recomendable para pasar un rato entretenido y bien divertido.

chacal,

Las aspiraciones de este musical no son las mismas de TDK y WALL-E, pero aún así cumple su objetivo mejor que otras propuestas.
Yo desde luego recomiendo verla en el cine.

Saludos ;)

Sam_Loomis dijo...

Definitivamente éste es uno de los filmes que creo que no veré nunca. Los musicales no son mucho de mi agrado, y aunque el elenco tiene un par de actores sólidos, ni la trama ni el género me llaman la atención el lo absoluto.

Muchos saludos

Pliskeen dijo...

Desde luego, si el género musical no te gusta, no te recomiendo "Mamma Mía" xD

La trama es casi lo de menos, pero el reparto está bastante acertado.

Saludos ;)

babel dijo...

No la he visto, así que opino un poco por intuición.
Leida la reseña que haces, confirma mi impresión de ser muy simplona, y una hora y media de ABBa.. no se, no se...
Otro tema es el la Streep, de la que en la mayoría de películas que la he visto, casi siempre me da la sensación que sobreactúa de lo lindo. Pero es una opinión, claro.
Saludos!

Chacal dijo...

Ya sé que no son las mismas Pliskeen, pero gente como tú o como yo, que somos cinéfilos de pro, si tenemos que hacer una recomendación a alguien que va al cine una o dos veces cada tres o cuatro meses, antes les recomiendo las otras dos que no esta... sin que eso se entienda como menosprecio hacia una película de la que salí con un estado de ánimo mejor del que entré gracias a la alegria y simpatia que desborda por cada uno de sus fotogramas.

Pliskeen dijo...

babel,

Simplona es, eso es seguro, pero siendo una trama al servicio de la música, no se debe entender como un defecto grave. Podría haber sido más elaborada, pero igualmente la película se disfruta.
Es ABBA todo el rato, canción tras canción (a veces muy seguidas una de otra), así que si eso no termina de convencerte, quizás no debas verla ;)

A mi Streep me parece una actriz soberbia y para nada sobreactuada, aunque sí es cierto que quizás en algún momento tenga un pronto un tanto histriónico. Pero esos momentos no empañan el resto (igual le ocurre a Nicholson, Pacino, De Niro, etc.)

chacal,

Yo opino precisamente lo contrario. Por lo general prefiero recomendar productos sencillos de factible entretenimiento que películas más profundas y elaboradas como TDK, precisamente por que lo que a mí me gusta como cinéfilo puede no gustarle a un espectador común.

Quizás TDK sea un caso más excepcional por su unanimidad, pero llegados el caso, prefiero recomendar por ejemplo "Superagente 86" antes que "3.10 To Yuma", aún considerando la segunda mucho mejor película que la otra, ya que indistintamente del género que toque, estoy seguro que a mis amigos y conocidos -niguno cinéfilo- les gustará más la primera. Con eso no digo que sólo los cinéfilos disfrutemos del cine más elaborado, pero no más hay que ver que la taquilla manda y ésta pocas veces se corresponde con la calidad de las películas (la tan criticada tercera parte de La Momia está haciendo mucho dinero en España)

Saludos ;)

Jorge - cinenovedades dijo...

La verdad que el argumento es bastante atrayente, pero lamentablemente me cuesta mucho tragar los musicales. No me entran por ningún lado. El último musical que creo vi completo fue "The Phantom of the Opera" de Joel Schumacher. No me disgusta ABBA en absoluto, pero creo que la dejaré para cuando la den en Cable.
Excelente reseña, por cierto!
Saludos!

Pliskeen dijo...

Si los musicales no te atraen en exceso, no osaré recomendártela xD Lo que sí te puedo decir es que "Mamma Mía" es un musical mucho más ligero que "The Phantom of the Opera" (que tb me gustó). No tienen nada que ver uno con el otro salvo el género al cual pertenecen.

Saludos ;)

David Dunn (J. Lorite) dijo...

Fui a verla ayer y no está mal. Me la esperaba mucho peor. Conste que su primer tramo me pareció, cuanto menos, terrible. Afortunadamente, la música acaba por alcanzar el protagonismo -que viene a ser lo que le corresponde-, la trama deja de dar asco cuando entra en materia, la puesta en escena es notable, hay ideas valiosísimas, y los actores son increíbles. Meryl Streep es capaz de hacerlo todo, Amanda Seyfried tiene un timbre de voz precioso... ¡y Pierce Brosnan mola!
Ya me extenderé más en la reseña.

¡Un saludo!

Pliskeen dijo...

¿Peor por qué? ¿Por ser un musical de ABBA?

?¿Exactamente que le dió tanto asco?¿

Supongo que en su reseña encontraré las respuestas.
Lo único malo que yo le veo al film es la simpleza de la trama y lo poco desarrollados que están los personajes, pero para lo que es, tp se me antojan graves carencias. Por lo demás, yo disfruté de lo lindo.

Saludos ;)

David Dunn (J. Lorite) dijo...

¡Si estoy diciendo que me gustó!
A lo que me refiero es que la trama tarda unos veinte minutos en despegar y, por eso, al principio, da la sensación de ser una tontería hipertrófica. El carácter dulzón de la misma y algún que otro personaje pesado fue lo que me "espantó" (nótense las comillas) al principio, y eso mi hizo presagiar lo peor.
Por suerte, la película mejora y hace que uno se olvide de todo lo demás.
Ya me explicaré mejor, pero, como le digo, la película me convenció dentro de los parámetros de este tipo de cine.

¡Un saludo!

P.D.: ¡ABBA me gusta!

Pliskeen dijo...

Ahhh.. Ok!

Yo lo encontré bastante rápido. No pensé que la película empezara ya con la hija contando lo de sus padres y todo eso... Me pareció que iba bastante al meollo de la cuestión :)

;)

Faraonika dijo...

Pues sí, la vi, en mi entrada cumpleañera puse ese clip ya que sali del cine cantando y bailando como una loca.
El producto es bueno, el grupo ABBA a pesar de separarse hace años ha sabido contagiar a las nuevas generaciones, el musical en el que se basa la cinta fue un éxito y Meryl es una de las mejores actrices que existen, muy mal tendrian que haberla hecho para que disgustase.
Como ya he dicho, me ha gustado. Quizá coincida contigo en que la trama es facilona, pero para mí lo peor es el elenco masculino, inexpresivo y con pocas nociones musicales.
Pero es una película para disfrutar y pasar un buen rato.
Un saludo y gracias por la felicitación!!
P.D.: Por cierto en breves iré a Barcelona si sabes de algo interesant4 que ver, hazmelo saber.

Pliskeen dijo...

Sabía yo que esta es de las que te gustan :)

A los actores los encuentro correctos sin más. Tb quedan relegados a un segundo plano y no dan mucho de sí. Obviamente, si encima los comparamos con la energía y el desparpajo que demuestran las actrices (muy bien todas ellas), pues no hay color xD

De visita por Barcelona? Pues no sabría que recomendarte jejeje Uno no suele apreciar lo que tiene cerca y seguro que soy un guía turísitico pésimo.

De todas formas, te recomiendo el Barrio Gótico para echar unos paseos y tomarte algo en alguna terracita o pasear tb por las Ramblas y ver a los artistas y estatuas humanas que hay; pero eso sí, ahí no tomes nada porque te arruinas.
El Parque Güell tb está muy bien, y no te pierdas otras creaciones de Gaudí como La Pedrera o la Casa Batlló (y la famosa Sagrada Familia, por supuesto)

Para salir de fiesta, la zona de Marina, que es donde suelo ir yo (mi bar habitual: La Ovella Negra)

Saludos ;)

Faraonika dijo...

Yo me referia más a cosas referidas al cine: alguna exposición, estreno o algo peculiar digno de ver. He estado en varias ocasiones en Barcelona asi que conozco los sitios que has dicho, aunque apuntáré la ovella negra ;)
Lo dicho si de aqui a septiembre te enteras de algo, ahzmelo saber.
saludos!!

Pliskeen dijo...

Aps! :P

Pues si me entero de algo te aviso ;)