domingo, diciembre 14, 2008

"Aparecidos", buenas ideas, resultado fallido


Después de varios guiones para cine y televisión (suyo es el script de Sexykiller) y de dirigir el corto Carne de Neón (parte 1, parte 2), Paco Cabezas debuta en la pantalla grande con este largometraje de terror sobrenatural, o por lo menos así nos lo han vendido.

Parte de la promoción de la película ha consistido en un video en el que se muestra a una serie de actores y actrices españoles/as visionando, atemorizados, la película del director. Gritos, sobresaltos y votes que casi les sacan de la butaca (véase un exagerado Alejo Sauras) para una película que pretende dejarnos clavados en nuestros asientos. Pues nada más lejos de la realidad, porque tras el visionado de la misma, uno tiene claro que el susodicho vídeo es puro teatro (o eso, o estaban viendo otra película)


Los protagonistas de esta historia son Malena (Ruth Díaz) y Pablo (Javier Pereira), dos hermanos que viajan hasta Argentina para resolver un asunto familiar. Una vez allí, una insólita aparición les permite encontrar un diario en el que se relatan unos crímenes cometidos veinte años atrás. Alojados en un motel de carretera, y tras leer algunas de las estremecedoras páginas del diario, Malena y Pablo son testigos de extraños ruidos y gritos en la habitación de al lado. Temiendo estar viviendo los mismos hechos acontecidos hace veinte años, los dos hermanos huyen asustados del lugar. Desgraciadamente para ellos, esos ruidos y las terribles visiones les acompañarán durante todo el viaje, y sólo descubriendo el misterio que encierra el diario, lograrán volver a sus apacibles vidas de antes.

Aparecidos” es más un thriller sobrenatural que una película de puro terror fantasmal. De ahí que el video promocional de la película se me antoje una farsa y una tomadura de pelo publicitaria para atraer al público a las salas. Y es que difícilmente la película nos produzca grandes sustos como los que ahí se observan, e incluso los momentos donde debería haber mayor tensión, ésta prácticamente brilla por su ausencia.

La película empieza de forma anacrónica, mostrándonos en este caso, parte del final de la película, dándole al espectador una información desconcertante que tomará significado a medida que avance el metraje. Tras esto, llega la presentación de los personajes protagonistas, esbozando brevemente sus personalidades y el estado en el que se encuentra su relación fraternal (unos hermanos que, sin ir más lejos, recuerdan sobremanera a los de Jeepers Creepers)

Una vez hecho el hallazgo –encontrar y leer el libro- las visiones fantasmales se van sucediendo ante los ojos atónitos de Malena y Pablo. Poco a poco los dos hermanos van conociendo más datos sobre el terrible asesinato en el que, veinte años atrás, un hombre mató a toda una familia y escondió sus cuerpos en distintos lugares. Esos mismos lugares son los que recorren Malena y Pablo, reviviendo así la terrible matanza perpetrada en el pasado y sintiendo la impotencia de no poder hacer nada para evitarla.

No es muy difícil empezar a atar cabos enseguida y saber no sólo de qué va la historia sino también como va a continuar (sobre todo gracias al flashback inicial), y más o menos a la mitad de la película uno ya empieza a olerse el por qué de todo el asunto, quién era el asesino, quienes las víctimas y lo que es peor, cuál será el desenlace. Y es que cuando uno ha visto tantas y tantas películas de terror, la capacidad de sorprenderse es cada vez menor, y más en un subgénero tan sobado como es el de los fantasmas (cansino y repetitivo a más no poder). Por eso sorprende que el director/guionista se atreva a criticar, en un momento de la película, los slashers teens tan típicamente americanos, cuando él mismo termina cayendo en algunos de los tópicos habituales de la temática fantasmal, destacando entre ellos un final tan intencionadamente conmovedor como típico.


De todas formas y pese a ser una cinta bastante previsible, no podemos negar que sí resulta interesante a la hora de mezclar el tema sobrenatural con hechos reales de la dictadura argentina. De ahí que además de ser un producto de entretenimiento (objetivo que consigue a medias), se ofrezca también cierta denuncia social respecto a los miles y miles de muertos y desaparecidos que dejó el mandato del dictador Augusto Pinochet.

Sin embargo, la idea está mejor pensada que escrita, cayendo a veces en la incoherencia o mostrando, por parte de los personajes, reacciones forzadas o deducciones inverosímiles (cuatro ruidos en la habitación contigua del motel ya les basta a los protagonistas para relacionarlos con los hechos relatados en el libro; o un espejo simplemente roto por una esquina hace que uno de ellos lo descuelgue, mire detrás, lo raje y encuentre algo allí escondido)

El ritmo se tambalea especialmente durante la primera hora, con algunos puntos muertos que más que incertidumbre, lo que provocan es directamente el bostezo. Por suerte, esa pesadez desaparece en los últimos tres cuartos de hora, momento en el que la película toma un pequeño impulso que sabe aguantar con firmeza hasta el final.

Las interpretaciones de la pareja protagonista son pasables la mayor parte de la película, chirriando éstas sólo cuando toca dar una mayor carga dramática a sus personajes, momento en el que la sobreactuación hace acto de presencia. No ayuda demasiado tampoco que a ratos hablen en susurros, haciendo sus diálogos imperceptibles al oído humano, algo que se acrecienta más en el caso de Ruth Díaz, a la que ya de por sí le cuesta bastante vocalizar. Bien sea por ellos o por un sonido nefasto, muchas veces no conseguimos entender lo que están diciendo.

Las escenas más frenéticas, como persecuciones, apariciones fantasmales, etc., resultan insulsas y torpes, algo que podemos perdonar teniendo en cuenta la inexperiencia del director tras la cámara. Lo que no es tan perdonable es que, apoyándose en un material bastante sugestivo, Cabezas termine haciendo un thriller sobrenatural soso y predecible, que si bien mejora hacia el final, no podemos negar que se queda a medio gas en todo lo que en un principio pretendía ofrecer. El suspense es realmente débil y las supuestas imágenes perturbadoras provocan más bien indiferencia o una inevitable sensación de déjà vu.

Por tanto, sin llegar a ser una película del todo desdeñable, sí deja un sabor agridulce, teniendo en cuenta que el argumento es prometedor pero su ejecución deja mucho que desear. La historia tampoco da para más de hora y media, y de ahí que a veces caiga en el tedio. Otro punto que juega en contra es una publicidad inapropiada, que nos vende un producto de suspense como si de una película terrorífica se tratara. Y por supuesto, el tan manido “Basado en hechos reales” del cartel no es más que otra treta publicitaria que responde única y exclusivamente a la parte histórica de la dictadura argentina.


Lo mejor: la banda sonora.

Lo peor: el casi inexistente suspense; que sea tan predecible.


Valoración personal: Regular

18 comentarios:

Faraonika dijo...

Hola, esto no tiene nada que ver con la entrada es simplemente que he intentado mandarte un mail y me da error, es gmail, hotmail?
Gracias

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Ostras! Pues es gmail. Me dejé la "g" :P

Ya lo he corregido ;)

Chacal dijo...

Parece que con esta película has tenido un resultado global como el mio con el remake de Ultimatum a la Tierra.

¡Ains! Que malo es eso de que te vendan una cosa y luego resulte ser otra.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Ya antes de verla no me creía los supuestos sustos del video viral, pero es que una vez vista, es obvio que era un timo para los más incautos. Por algo ficharon a actores y actrices para el video en vez de público corriente...

De Ultimatum a la Tierra estoy leyendo críticas bastante negativas. Hace tiempo decidí no ir al cine a ver más remakes de películas de ciencia-ficción, pues ya me he llevado unos cuantos chascos. Y si esta película es tan aburrida como se dice, prefiero quedarme dormido en casa antes que en la sala de cine.

Saludos ;)

P.D.: Los trailers son un cebo cada vez menos fiable.

PKDesignz dijo...

La película en si es suspense, mucho suspense, y de terror poco. Pero de todas formas es una película que no se desinfla exesivamente con el paso del tiempo y se deja ver y disfrutar. A mi me agradó bastante, y más siendo la primera del director.

saludoss

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Yo creo que mejora hacia el final, aunque considero que ese suspense es muy débil. La mayor parte de la película me aburrió bastante.

Saludos ;)

Sam_Loomis dijo...

No sabía de ella. De todas maneras por lo que apuntas con el "casi inexistente suspense" no me llama mucho la atención. Creo que la evitaré.

Muchos Saludos

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Se ha estrenado en cines españoles después de año durmiendo en algún cajón de algún directivo.

Apuesta por el suspense pero es una película demasiado predecible para llegar a intrigarte. Luego los momentos de tensión (cuando los fantasmas están al acecho) son muy torpes para considerarse terroríficos (el momento más destacable es al que hace referencia la imagen del cartel)

Saludos ;)

Almas Oscuras dijo...

Es una lástima.
Tenía la intención de acercarme al cine para verla... pero ahora me lo estoy pensando.
No es la primera crítica negativa que leo.

saludos

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Yo he leído más críticas negativas que positivas, pero supongo que será cuestión del nivel de exigencia de cada uno. Personalmente, el subgénero de fantasmas me parece muy trillado y ésta es otra de tantas.

Saludos ;)

BUDOKAN dijo...

Qué dificil resulta hacer una buena película de terror hoy en día. Siempre hay un punto en el que la arruinan. Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Eso parece budokan. Supongo que además de una buena historia, está el hecho de saber llevarla con buen pulso, y eso pocos directores saben hacerlo.

Saludos ;)

Almas Oscuras dijo...

Hola Pliskeen
Un placer anunciarte la concesión del premio Symbelmine.
Puedes pasarte por mi blog para verlo.

Saludos

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Muchas gracias!
Ahora mismo lo recojo ;)

Jorge - cinenovedades dijo...

Una verdadera pena, ya que de por si, coincido contigo en que el argumento de la cinta es sumamente interesante, por el hecho de hacer una cinta de suspenso sobrenatural mezclada con la historia de la terrible dictadura que hemos vivido aquí en Argentina. Lástima que por lo que leo, no han sabido llevarla con buen pulso. Espero poder verla en algún momento, ya que me sigue gustando más el terror sobrenatural que el gore o slasher, aunque creo que no será por ésta cinta.
Excelente reseña, Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Si son buenas, tanto me da que sea gore o sea puro suspense, pero si la cosa falla... con las segundas acabo aburriéndome sí o sí.

La película tiene elementos suficientemente interesantes para atrapar al espectador, pero hay cosas desarrolladas de forma muy forzada (como el modo de encontrar el diario), la primera hora se hace muy pesada y las interpretaciones se me antojan deficientes justo cuando más creíbles deben ser.

Puede que no sea una pérdida de tiempo absoluta, pero se queda a medio camino de lo que pudo ser un buen film.

Saludos ;)

P.D.: Posiblemente a tí te guste más que a mí. No descartes echarle un vistazo ;)

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Muy de acuerdo en general.
Ya has visto mi crítica en mi blog. Creo que tú has sido aún más duro!!!

El caso es que falla bastante y se nota que hemos visto muchos filmes parecidos y cuesta que estas pelis nos sorprendan si no están muy bien hechas.

Te añado otra escena rara:

SPOILER Cuando la hermana se va del hotel con Pablo este vuelve a subir a la habitación a recoger el diario. Ya no está el recepcionista despierto, sino dormido y él puede coger la llave que le apetece porque está justo en su esquina (colocada descaradamente por el director). Además, cuando sube a la habitación a recoger su diario (ESTA ENCIMA DE LA TELE!!!!! y la hermana supuestamente no se había dado cuenta y pensaba que el hermano lo había tirado).

Suena a broma, en serio. Hasta Cabezas tiene que darse cuenta de los fallos que ha tenido, estoy seguro.

Saludos

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Me da a mí que estaba más centrado en el autoregocijo que suponía poder realizar una película cara a su estreno en cines, que en escribir un guión mínimamente coherente (ya no digo original, porque entiendo que eso es muy dificil hoy en día)

Mi dureza va un poco en contraste con la promoción sensacionalista que ha tenido la película. Entre el evidentemente falso video viral y que en los informativos televisivos tildaban a Cabezas de "el Tarantino español", pues como que molesta que intenten tomarle el pelo al espectador.

Saludos ;)