sábado, diciembre 20, 2008

“Protegidos por su enemigo”, no odiarás... al vecino


Pese a que en sus inicios prometía ser un director a tener en cuenta dentro del mundillo hollywoodiense, Neil LaBute ha pasado de dirigir películas independientes alabadas por la crítica, a dirigir productos de fácil consumo para el gran público. Tiene el “honor” además, de haber sido el responsable una de las cintas más vilipendiadas –que ya es decir- de la reciente filmografía de Nicolas Cage, The Wicker Man (remake de un film británico de 1973).

Su nuevo trabajo parte de una premisa bastante sobada, como es la del típico psicópata/zumbado que hará la vida imposible a sus vecinos, papel que esta vez recae en el siempre efectivo Samuel L. Jackson. Y como telón de fondo, tenemos los devastadores incendios que asolaron California en octubre de 2007.

Chris y Lisa Mattson son una joven pareja que acaba de mudarse a la casa de sus sueños, en las afueras de California. Su llegada al vecindario no es del todo bien recibida por su vecino, el agente de policía y padre de dos hijos, Abel Turner. Sus primeros encontronazos no pasarán de ser meros malentendidos o problemas vecinales de lo más corrientes. Sin embargo y sin motivo aparente, pronto serán acosados de forma abusiva por Turner, que tratará por todos los medios de hacerles la vida imposible. Las diferencias entre ellos irán en aumento a medida que pasen los días, siendo las consecuencias de su mala relación mucho más graves de lo esperado.


De repente, un extraño” con Michael Keaton amargando la existencia de la parejita formada por Melanie Griffith y Matthew Modine, o “Bajo Presión”, con un violento y perturbado Charlie Sheen atemorizando a una inocente Mare Winningham, son claros ejemplos de lo perjudicial que puede llegar a ser tener a un chalado por vecino. Todo ello llevado, por supuesto, hasta el extremo. De todas formas, quién más quién menos se ha visto involucrado en algún follón vecinal (que si la música está muy alta, que si estas no son horas de hacer ruido, que si esto o lo otro…)

Si en el caso de “Bajo Presión”, el hándicap con el que se topaba la protagonista era que el vecino puñetero era un bombero condecorado, aquí la pareja de amargados en cuestión deberá lidiar con un agente de la policía con el que legalmente no tendrán ninguna posibilidad de enfrentarse.

Samuel L. Jackson interpreta a un sobreprotector, ultra conservador y racista agente de la policía que no verá con buenos ojos a sus nuevos vecinos, motivo por el cual decidirá hacer de su estancia un infierno. Quizás así consiga que se marchen y se recupere la –supuestamente alterada- normalidad en el barrio.


Chris (Patrick Wilson) será el primero en sospechar de la bondad de su vecino, tras recibir, por parte del mismo, una serie de impertinencias y amenazas poco agradables. Pese a sus fracasados intentos por resolver de forma pacífica sus diferencias, al final optará por darle a Turner parte de su propia medicina. A partir de ese momento, el conflicto se agravará considerablemente, afectando sobremanera también la relación matrimonial entre Chris y Lisa (Kerry Washington).

Las relacionales entre personas de distinta raza (los aún hoy día conflictivos matrimonios interraciales) y el abuso de autoridad de los agentes de la ley, son algunos de los temas que trata la cinta mediante un clímax de tensión que se acrecenta y agravia a medida que los Mattson y Turner van “intimando”.

Autodenominándose protector del vecindario y repartiendo justicia a su manera, Turner abusa del poder que le otorga la placa para hacer lo que le venga en gana. Esta actitud sólo es percibida por aquellos que sufren su acoso, mientras que para los demás (amigos y compañeros de trabajo) es un americano ejemplar. Claro que su propia familia también es víctima de sus malas pulgas, si bien a estos no les queda otro remedio que aguantarle.

Lisa y sobretodo Chris, no están dispuestos a que Turner les fastidie un día sí y otro también. Mientras que ella prefiere resignarse y mudarse a otro lugar, Chris intentará pagarle con la misma moneda. Si hay algo peor que ser acosado sin motivo por tu vecino, es darle a éste más motivos para que seas su blanco favorito.

Si bien el argumento del film de LaBute es, a día de hoy, más propio de un telefilm de sobremesa que de un estreno para cines , la cinta gana ciertos puntos gracias a su competente reparto; en especial Jackson, que hace suya la película. Pero como era de esperar, la trama es de lo más predecible, por lo que apenas se distancia de otros films de misma temática.


La tensión entre los protagonistas avanza de forma ascendente a lo largo del metraje, siendo cada vez peores las puyas entre unos y otros, terminando todo en un trágico desenlace en el que los acosados salen victoriosos y el acosador recibe su merecido (aquí, si acaso, con una resolución final que se va de madre para hacerse más impactante y calamitosa cara al espectador). Por tanto, nada nuevo bajo el sol.

La dirección de LaBute es de lo más convencional, por lo que gran parte del mérito de que la cinta se haga medianamente entretenida es del reparto. Tampoco los guionistas cargan del todo las tintas con los temas tratados, con lo que al final la parte de denuncia es más bien light en beneficio del puro suspense (que tampoco es para echar cohetes). También la duración –casi dos horas- se antoja excesiva para lo poco que tienen que contarnos.

Protegidos por su enemigo” es un thriller del montón, que se ve con la misma facilidad con la que se olvida. Así que coincidiendo el mismo fin de semana en cartelera con Eastwood y Carrey, probablemente sea mejor gastarse los euros en ellos -Eastwood es una apuesta segura-y dejar ésta para un futuro visionado vía videoclub, si eso.


Lo mejor: Samuel L. Jackson.

Lo peor: predecible y tópica; es más de lo mismo pero con reparto conocido.


Valoración personal: Correcta

12 comentarios:

Alejandro the Basilisk dijo...

MMMM

NO ME CONVENCE

PARA VERLA EN EL CABLE

SALUDOS

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Haces bien. No vale el precio de una entrada.

Saludos ;)

Machete dijo...

Solamente me llamaba la atención por Jackson, pero leído esto la dejo para verla en casita.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Por ese mismo motivo la he visto yo, y es que es él lo mejor de la película. Entretiene, pero no es como para ir al cine a verla.

Saludos ;)

Sam_Loomis dijo...

Hace un par de días la vi. Me acerqué a ella con cautela ya que LaBute fue responsable del absolutamente horroroso remake de "The Wicker Man" como bien mencionas, pero "Lakeview Terrace" me gustó, me logró entretener y creo que las actuaciones son bastante acertadas. Coincido contigo que tiene el aura de un telefilm, pero aún así no niego que pensé que iba a ser peor.

¡Muchos Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Como ya digo, es entretenida. Para pasar el rato cumple de sobras.

Saludos ;)

Jorge - cinenovedades dijo...

Por lo general este tipo de cintas suelen entretenerme y no mucho mas, lo cual por lo que leo es lo que sucede aquí. El reparto es muy bueno, con el obviamente siempre correcto Samuel L. Jackson. Queda agendada para un próximo visionado. Por cierto, me ha hecho acordar mucho a una cinta del año 1992 llamada "Unlawful Entry", en dónde un policía interpretado por Ray Liotta acosaba a un matrimonio interpretado por Kurt Russell y Madeleine Stowe. Recuerdo que esa cinta me gustó bastante.
Excelente reseña, Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Como simple entretenimiento funciona. A una cinta de estas características no se le puede pedir mucho más.

La película que citas no la conocía, pero teniendo ese reparto, procuraré hacerme con ella para echarle un vistazo.

Saludos ;)

Roberfumi dijo...

Sabía que existía pero no tenía ni idea de que iba, y el que saliera Samuel ya no es sinónimo de calidad por que el tío de lanza a por el primer truño que pasa por delante.

Pero bueno, ahora que he leído tu critica tengo mas claro que es carne de videoclub (o de mula). De todas maneras muchas veces te llevas una sorpresa, yo por ejemplo ayer vi Eden Lake, una pelicula que en principio podría parecer una chorrada, pero que esta realmente bien para ser un argumento bastante asobinao.

Ciaoo!!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Jackson, al igual que Morgan Freeman, son dos de esos actores que se meten en el fregado que sea a cambio de un buen cheque. Muchas veces, lo único rescatable de esas producciones son, precisamente, sus interpretaciones.

En el caso quenos ocupa, podemos decir que es de lo más decente que ha hecho Jackson últimamente, sin ser nada del otro mundo. Carne de videoclub, asegurado queda ;)

Eden Lake la tengo pendiente de ver. La verdad es que el videoclub yanqui se está poniendo últimamente más interesante que la cartelera de los cines. Almenos yo estoy descubriendo títulos de terror francamente interesantes.

Saludos ;)

Javi Triunviro dijo...

La veré, eso si, sin pagar un euro.

Saludos.

http://ciudadquenuncaduerme.blogspot.com/

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Hay cintas que no merecen lo que cuesta una entrada. Esta, pese a ser entretenida, es una de ellas.

Saludos ;)