miércoles, julio 14, 2010

“Noche y día” (2010) – James Mangold

crítica Noche y día 2010 James Mangold
Al finales del mes pasado se hablaba de la incierta continuidad de Tom Cruise al frente de la saga Misión Imposible debido, precisamente, al batacazo taquillero de la presente película, “Noche y día”, una comedia de acción con resultona pareja protagonista e importante campaña publicitaria que ha costado la nada despreciable cifra de 117 millones de dólares (demasiado para lo que es…), y que en casi tres semanas en cartelera aún no ha logrado cubrir su presupuesto.

La rentabilidad de Cruise se ponía en duda debido a que desde el 2006 ninguna de sus películas sobrepasaba de los 100 millones de recaudación. Y la última fue, precisamente, “Misión Imposible 3”

Sin embargo, hablar de la rentabilidad del actor en base a sus últimos trabajos probablemente no sea muy justo. “Leones por corderos” era un drama político y “Valkiria” un thriller de la II G.M., por lo que ninguna tenía visos de ser un taquillazo. Desde M.I.:3, “Knight & Day” (juego de palabras que en el título español se ha perdido por completo) es la única película comercial en su carrera que podía hacer un buen dinero y no lo ha hecho, pero quizás sea demasiado pronto para jubilar al Ethan Hunt de Cruise, y más viendo cómo aquí demuestra que aún puede desenvolverse sin problemas en papeles de acción. Puede que no tenga el tirón de antes, pero toda la saga de Misión Imposible ha cundido en taquilla, y no creo que a una cuarta parte le fuese mal. Ahora bien, está claro que en Hollywood tú última película tiene mucho peso cara a tus futuros proyectos, y si ésta no cumple las expectativas, seguramente eso te pase factura (ya se habla de Hunt/Cruise entrenando a jóvenes agentes como relevo generacional…)

Quizás el estudio debiera preguntarse si realmente “Noche y día” era un producto destinado a arrastrar en masa al público a las salas y si realmente era necesario gastarse más de 100 millones para conseguirlo.

La historia del film se centra en los personajes de June Havens y Roy Miller. Ella es una guapa solterona que va camino de vuelta a casa para asistir a la boda de su hermana. Él un apuesto desconocido con el que ella tropieza un par de veces en el aeropuerto.

Parece que la atracción es mutua, pero su encuentro no ha sido casual.


Roy es un astuto espía que utiliza a June para llevar a cabo una misión. Su papel debía ser fugaz, pero la cosa se complica y ahora ella debe permanecer a su lado si quiere seguir con vida.
A partir de este momento, Roy y June son perseguidos por tipos armados cuyo único fin es hacerse con una nueva tecnología de energía que él posee.

Sin quererlo ni beberlo, June se verá en vuelta en la aventura de su vida, una alocada persecución por todo el mundo al lado de un hombre del que no sabe nada ni del que sabe si puede confiar. A fin de cuentas, ¿Quién es realmente Roy?, ¿Quiénes y por qué le persiguen? Y lo más importante: ¿Él es de los buenos o de los malos?

Poco a poco, todas esas dudas se irán resolviendo. Pero entre tanto, la intriga y la acción están servidas.


2010 ha sido el año de las comedias de acción protagonizadas por parejitas (chico-chica), la mayoría explotando más la vertiente cómica que la pirotécnica. De entre todas ellas, y pese a que aún falte por estrenarse en nuestro país “Killers”, probablemente la película de Cruise y Cameron sea la mejor, lo cual quizás tampoco sea decir mucho.

En este caso, prima sobre todo la acción, que es continua y apenas deja respiro al espectador. Con un ritmo trepidante que, por fortuna, nunca decae, nuestra pareja protagonista va de un lugar a otro del mundo siendo perseguidos tanto por agentes del gobierno como por traficantes. Hay mucho tiroteo y mucha escenita para lucimiento de Cruise (varias acrobacias corren de su cuenta, amén de usar los habituales especialistas), pero todo amenizado con unas dosis de romanticismo nada empalagoso y un humor bastante complaciente. En ese sentido, se puede decir que la mezcla entre acción, comedia y romance es bastante equilibrada.


En parte, la película toma como referente el cine de espías de los 60, cogiendo un poco de la franquicia Bond en lo que a viajes por el mundo se refiere, y llevando sus características más básicas a un terreno mucho más ligero y desenfadado. De hecho, ese tono socarrón y exagerado es el que ayuda a sobrellevar una acción desmedida y a ratos surrealista, en la que se demuestra que sus responsables no se toman demasiado en serio ni la trama (la “pila”, un mero macguffin) ni los acontecimientos que se suceden, por lo que el espectador debe responder de la misma forma si quiere ser cómplice de esta alocada montaña rusa de chistes y balas.

Cruise y Cameron, que coinciden por segunda vez después de trabajar juntos hace ya 9 años en Vanilla Sky (el remake de la española “Abre los ojos”), demuestran tener muy buena química.

Ella, acostumbrada a los papeles de rubia ingenua (a veces directamente “rubia tonta”), se desenvuelve sin problemas en el papel de June Havens, una inocente solterona que deberá hacer frente a situaciones en las que jamás hubiese imaginado encontrarse (usar una ametralladora, defenderse de un asesino a sueldo, etc.) Pero June, que tiene una profesión más bien varonil y un carácter bastante impulsivo, aprenderá de la experiencia gracias a las lecciones del misterioso Roy.

Salvando algunos momentos un tanto estridentes, la presencia de Cameron es bastante más soportable de lo que apuntaba el tráiler. Funciona perfectamente como compañera buenorra y gritona, pero sin que a uno lo saque de sus casillas. Ella es el 50% de la película, y su compañero el otro 50, por lo que aquí, nada de chica florero.

Cruise, por su parte, despliega toda su vis cómica al tiempo que demuestra su buena forma física para las escenas de acción. El actor hace de Roy un personaje tan temible como divertido. Un superespía capaz de todo (y cuando digo todo, es TODO), e incluso de enamorarse. Algo así como un Ethan Hunt pasado de rosca, invencible y con mucha cara dura.


La pareja es el pilar de la cinta, por lo que aquellos a quienes se les atragante uno u otro (o ambos), mejor que se meta en otro a sala. De hecho, su protagonismo es tal, que el resto quedan en un muy segundo plano, incluyendo ahí a los propios villanos. Peter Sarsgaard cumple porque no puede hacer más, y Jordi Mollá (haciendo de traficante español, por supuesto) se deja ver unos pocos minutos; los suficientes como para dejar su sello personal pero sin tiempo para sus habituales histrionismos (repetir el papel de Bad Boys 2 hubiese altamente indigesto)

Por lo demás, acción bien rodada aunque nada del otro mundo y un tanto fantasmona (con su poquito de efectos digitales), momentos simpáticos por aquí y por allá y un reparto en su salsa. Y nuevamente, los americanos demostrando su buen conocimiento de la cultura española y sus tradiciones (véase “Missión Imposible 2”, también con Cruise), y plantándonos los San Fermines en Sevilla. Claro que sí.

Por lo menos la lamentable escenita del torero que se veía en el tráiler no está en el montaje final, así que cada cuál que se lo tome como quiera. Eso sí, los toros muy bravos y destrozándolo todo a su paso, ya sea una valla de madera o un deportivo (¿eran toros o triceratops?)

“Noche y día” es una comedia de acción de rápido consumo y fácil digestión. Se beneficia enormemente de su pareja protagonista, de su tono autoparódico y de James Mangold, su director, que hace todo lo posible para que una trama llena de persecuciones y tensión sexual no descarrile. Sería preferible, no obstante, que sus siguientes trabajos fueran menos alimenticios y siguieran la línea marcada por sus anterior films (El tren de las 3:10 o En la cuerda floja, por ejemplo)

Estreno: 16 de Julio.

Lo mejor: los toques de humor y Cruise.

Lo peor: la poca presencia de los villanos.


Valoración personal: Correcta

5 comentarios:

Chacal (Oscar Ferrer) dijo...

Acabo de colocar mi crítica del film en mi blog, pero en resumidas cuentas se puede decir que opinamos lo mismo: un agradable entretenimiento veraniego cuya única idea es que el espectador no se aburra, sin más pretensiones.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Pues sí, para pasar el rato sin más, cumple de sobras.

Saludos ;)

Sam_Loomis dijo...

Le tengo mucha fe a Mangold, ya que es director de películas que me encantan como "CopLand", "Identity", "Walk the Line" y el remake de "3:10 to Yuma".

Pero no puedo generar mucho interés por "Knight & Day" (lanzada aquí en México bajo el genérico título "Encuentro Explosivo") ya que se ve ridícula, con una historia no muy cautivante y la verdad no soy muy fan de Cameron Diaz. Espero echarle un vistazo solo para quitarme la duda y ya te contaré.

Saludos

Faraonika dijo...

Me da mucha pereza verla :S pero bueno en un ratin que esté aburrida ya se que puedo hacer :p
Has visto Toy Story 3??? A mi me ha gustado bastante.
Un saludo!!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Sam,

Las películas que citas son, para mi, las mejores de Mangold. "Knight & Day" es un producto alimenticio y olvidable en su carrera, pero tampoco es un traspié, ya que se puede ver sin demasiados problemas.

Faraonika,
Pude ver Toy Story 3 en un pase de prensa. Mi crítica está publicad en mi otro blog y en TBDC, aunque en breve la dejaré colgada también aquí. A mi no me gustó bastante... a mi me encantó. La mejor película que he visto en lo que va de año.

Saludos ;)