domingo, diciembre 24, 2006

Mentes en blanco ¿las de guionista y director?


Sinopsis:

Cinco hombres se despiertan encerrados en un almacén, sin que ninguno de ellos recuerde cómo llegaron allí ni quiénes son. No tardarán en darse cuenta de que han participado en un secuestro, sin saber si son secuestrados o secuestradores. [...]Poco a poco, los hombres intentan reconstruir el puzzle de sus últimas horas y, al hacerlo, comienzan los conflictos y los retos. ¿Cómo se puede saber en quién confiar, si ni siquiera sabes quién eres?


(Extraída de filmaffinity)


La verdad es que tenía ciertas esperanzas de encontrarme con un film que, al salir de la sala del cine, me dejara plenamente satisfecho. Pero tendrá que ser en otra ocasión. (hasta ahora, solamente lo ha conseguido Scorsese con su apoteósica “The Departed)”


Al terminar su visionado, la sensación que a uno le queda es más bien agridulce.

Por una parte, su planteamiento (obviando ciertas similitudes con “Saw”) y su reparto, son sus mejores bazas.

La idea preconcebida que tenia del film se fue al garete en menos que canta un gallo, lo admito.

Cierto es que hay que evitar ciertas espectativas hacía lo que vas a ver, pero en este caso opino que el fallo recae en el desarrollo de la trama y no en mí. Y por qué digo esto? Pues porque el misterio en que se basa toda la película se resuelve de forma muy rápida, en apenas unos 45 min. (más o menos, no lo tengo cronometrado :P). Y son esos 45 minutos los mejores de la película, diría yo.

Desconfianza, desesperación, inquietud...son varias de las sensaciones que sufren los personajes. La tensión que debería sentir el espectador ante tal situación brilla por su ausencia. Y es que el hecho de ir alternando diferentes espacios (lugares dónde transcurre la acción, para ser más exactos), hace que decaiga ese hilo conector que debería unirnos a dichos personajes.

El público deja de ser un espectador más, para convertirse en una especie de Gran Hermano. La información que recibimos es excesiva, y el misterio se apaga tan rápido como la llama de una vela de cara al viento.

Si el director no es capaz de crear una catarsis suficientemente activa y duradera a lo largo de la película, el espectador queda irremediablemente alejado del desasosiego general que se pretende evocar con ella.

Y eso, unido a la resolución relativamente inmediata del enigma que une a los personajes, hace que la cosa pierda fuelle y quede en un mero intento de buena película.


Podriamos decir que es en los actores donde reside el mayor logro. Incluso la sobriedad habitual de Cazievel está justificada en este caso.

Todos y cada uno de ellos (Jim Cazievel, los siempre efectivos Greg Kinnear y Joe Pantoliano, Barry Pepper, Jeremy Sisto, Bridget Moynahan y Peter Stormare) cumplen con su papel.

Personalmente, hubiera preferido un mayor protagonismo de Stormare, cuya carismática presencia queda reducida a escasos minutos. Aunque eso es bastante lógico, teniendo en cuenta que el protagonismo recae principalmente en los “amnésicos”.



Con todo ello, insisto en que la película no es mala, sino que simplemente desaprovecha una idea, a priori, muy atrayente.

Se podría haber logrado un film mucho más interesante y efectivo. Aún así, hay que darle un voto de confianza a su novel director, Simon Brand, quien hasta ahora tan sólo había dirigido anuncios comerciales y videoclips (como tantos otros del gremio)

Su debut en el largometraje queda mermado, en parte, por un guión que adolece de ciertas incongruencias y de un final que nos deja con un mal sabor de boca, una sensación de vacío que ya venía precedida por los últimos sucesos acontecidos.

Aún así, si ya habeis visto en cines todos los estrenos anteriores, “Mentes en blanco” es, a mi parecer, la mejor propuesta de la semana, con sus defectos y virtudes.


Curiosidad:Como todo guiño que se precie en cualquier ópera prima, podreis comprobar la aparición de un conocido CSI televisivo. No doy más pistas, para no chafar la sorpresa :)


Lo mejor: La idea de la que parte; las interpretaciones; la ambientación.

Lo peor: El desperdicio de la propia idea incial; un guión tramposo; el desalentador desenlace final; la destacable delgadez de Bridget Moynahan.


Puntuación: 2,5 (sobre 5)

6 comentarios:

MrBristtow dijo...

Solo paso para desearte felices fiestas!

Un saludo

Pliskeen dijo...

Muchas gracias Mr. Bristow!

Felices fiestas a tí también ;)

Saludos :)

Bridget Moynahan dijo...

wuhooo! nice post here.. :)



Celebrity Wallpaper

Pliskeen dijo...

Thanks Britget!

Yours faithfully ;)

Cinematic dijo...

Hola pliskeen, no te he podido comentar he andau muy ocupado. Bueno, la peli me había llamado la atención por su fenomenal y variopinto reparto. Pero su argumento calco de Saw me tiró para atrás (si las secuelas de esta ya acudían a la gallinita de los huevos de oro... ganas para demás sucedaneos pocas, la verdad).
Al final me fui a ver Déjà vu y me gustó bastante.

Saludos y feliz navidad, Pliskeen!!

Pliskeen dijo...

Wenas Cinematic!
No te preocupes, son fechas en las que muchos andamos liados. Yo tp he podido comentar en el tuyo, aunque si me he fijado que has tenido algunos usuarios contrarios a tus opiniones.
Escribir un blog siempre es un riesgo, pero tu mantente firme porque son tus opiniones y es la mar de divertido defenderlas xDD

Maldigo haberme perdido Deja Vu porque todos los que la han visto me dicen lo mismo que tu. Otra vez será

Feliz Navidad a tí también y sigue ahí con tu blog ;)