domingo, enero 27, 2008

“Halloween El Origen”, vuelve el hombre del saco

A estas alturas supongo que quién más quién menos ya habrá visto esta cinta, pero como dice el dicho, “más vale tarde que nunca”.

Es conocida mi admiración por John Carpenter y su obra, con lo cual mi exigencia para con este innecesario -como siempre- remake era bastante alta.
No he visto ninguna de las anteriores películas de Rob Zombie, con lo cual tampoco tenía ningún tipo de expectativa, aunque si tenía muy claro que superar o igualar la cinta del “maestro” sería algo rematadamente imposible.

Si hay algo que hace que “La noche de Halloween” de Carpenter soporte el paso del tiempo es, entre otras muchas cosas, el logrado suspense que se respira durante toda la cinta.
Pues bien, este suspense no aparece ni por asomo en la versión de Zombie. Su Michael Myers ni inquieta ni aterroriza (por muy grandote que éste sea) y eso en parte es debido a la total ausencia de ambigüedad y misticismo que rodeaba al personaje en la película original.

Para empezar, lo que tenemos delante es en parte remake y en parte precuela, algo que la mayoría ya sabrá. También la mayoría que la ha visto coincide en que la parte de precuela es la mejor. No es que yo no esté de acuerdo, pero es tan breve y tópica que tampoco se puede decir que sea lo mejor (con ello estaríamos alabando tan sólo treinta minutos de casi dos horas de película, lo cual tampoco me parece justo)

En mi opinión ambas partes están más o menos al mismo nivel, pero la diferencia reside que en que la segunda la hemos visto demasiadas veces como para que llegue a causarnos algún tipo de impresión e interés, mientras que la primera, teniendo a un Myers jovencito, puede causar un mayor impacto. Además en esos primeros minutos Zombie nos cuenta algo, mientras que el resto del film es tan sólo una sucesión de muertes y más muertes, a cual más sangrienta.

La parte de precuela es un arma de doble filo. Por un lado nos explica algo que tampoco necesitabamos saber, pues Carpenter con un excelente planosecuencia subjetivo al inicio de su película hacia maravillas para retratar la infancia de un deshumanizado Myers.
Aquí tenemos al futuro asesino sufriendo acoso escolar y viviendo en un entorno familiar abominable para cualquier niño de su edad.
El joven ya se nos muestra un tanto antisocial, lo cual es lógico. También apreciamos ciertas actitudes macabras que configuran la personalidad de psicópata asesino que lleva dentro.
Conocemos a su madre, una stripper; a su hermana mayor, una adolescente promiscua; a su padrastro, un alcohólico. Con semejante panorama no es de extrañar que la azotea de Myers no cavile muy bien.

Aunque todo esto resulta tópico, Zombie consigue por lo menos rodarlo de forma efectiva, mostrando lo que debe cuando debe y sobretodo profundizando un poco en la relación que Myers mantiene con el Dr. Loomis y con el resto de sus familiares.

El lado negativo de todo esto es que la esencia sobrenatural de Myers se pierde por completo. Humanizarlo, darle motivos para matar (al menos al principio, porque luego no los tiene) y conferirle un pasado traumático es lo que aniquila por completo el aura mística del personaje creado por Carpenter. Su presencia no nos inquita tanto ni nos resulta tan atemorizadora. Saber qué rosotro se oculta detrás de esa inexpresiva máscara ya no tiene ningún misterio para nosotros y eso le quita su gracia.

Lo que desconocíamos de Myers -y lo poco que sabíamos por palabras- era básico. Aquí todo eso se echa por tierra. Se pierde la esencia del Michael Myers que tanto temíamos. Y es que darle un origen al monstruo no siempre es la mejor solución.

Es loable que el director lo haya incluído en su remake, distanciándose así de hacer simplemente un copiar y pegar como hacen muchos otros. Pero también es un desafortunado riesgo que ya corrieron las secuelas, aunque en esas la explicación era directamente sobrenatural. Y es que claro, oír a Loomis hablar de Myers como si fuera la encarnación del Mal ya carece de sentido e importancia.


Centrándonos en la parte de remake, no hay nada en ella que no hayamos visto ya.
El director demuestra una incapacidad alarmante para crear el mínimo suspense y para compensarlo hace que los asesinatos sean lo más sangrientos posibles.
Desgraciadamente dichos asesinatos son bastante simplones y fácilmente olvidables. Hasta en “Halloween H20” las muertes estaban más elaboradas (no es que yo sea un sádico, pero a una película de terror mil veces vista habría que pedirle un poquito de innovación en ese tema). También es aquí donde Carpenter gana por goleada a Zombie, ya que ese conseguía una planos con la cámara realmente inquietantes, mientras que la filmación del director/cantante es de lo más plana y rígida. Tan sólo hay una secuencia que merezca ser recordada por tener una mejor planificación: aquella en la que Laurie Strode esta escondida en el techo.


Es de agradecer que se haya mantenido el tema principal compuesto por Carpenter para la banda sonora, pero el problema es que está realmente desaprovechado. A Carpenter le servía para enfatizar el suspense y dinamitar esa sensación de desasosiego, pero como de esto no hay ni rastro en este remake, Zombie nos lo encasqueta cuando le viene en gana. No es que moleste, todo lo contrario, pero digamos que ya no tiene una finalidad concreta más allá de acusar a nuestra nostalgia.

Lo que son las canciones que componen la B.S.O. son de mi gusto, especialmente la versión, a modo de guiño, del “Mr. Sandman”.

En la película se aprecia también la presencia de algunos actores habituales del género, como son Udo Kier, Brad Dourif (casi irreconocible), Danny Trejo o Dee Wallace-Stone, que llevaba un tiempo bastante desaparecida. Además aparece Danielle Harris, que ya había participado en la cuarta y quinta entrega de la saga (en un papel bien distinto, eso sí)

Por lo demás, destacaría la actuación de Malcolm McDowell como el Dr. Loomis y Sheri Moon (la esposa de Zombie) como la madre de Myers, ya que el resto están simplemente pasables. La nueva Laurie Strode, por mucho que se empeñe Zombie en hacerla gritar durante todo el tramo final de la cinta, no conseguirá ni de lejos el status de scream queen alcanzado por Jamie Lee Curtis.

Dicho esto, se podría decir que la buena reputación que precede a Rob Zombie como director de género aquí no queda muy bien plasmada. Ejemplos de como hacer un excelente remake tenemos dos de recientes: “Amanecer de los muertos” de Zack Snyder y “Las colinas tienen ojos” de Alexandre Aja. El remake/precuela de Zombie queda por debajo de estos, equiparándose más al de “La matanza de Texas” de Marcus Nispel.

No deja de ser un remake correcto que en manos de algún mecenas cualquiera probablemente hubiera sido un desastre, pero que en manos de Zombie se traduce en un slasher bastante decente y mejor que cualquiera de las anteriores secuelas hechas hasta la fecha, pero obviamente a años luz de la original de Carpenter, con la que no resiste las comparaciones.

Entretenida en todo momento para carente del suspense necesario para ser una buena cinta de terror.

Recomendada especilamente a aquellos que no hayan visto “La noche de Halloween” de John Carpenter.


Lo mejor: los guiños; que tenga un final cerrado (gracias!)

Lo peor: el nulo suspense


Valoración personal: Correcta

6 comentarios:

Chacal dijo...

Mi opinión en su momento (como ya sabes) fue más o menos parecida a la tuya, aún asumiendo que como remake es innecesario, como mínimo está mejor de lo esperado si bien en la parte más tópica del mismo (la segunda mitad de la película) como en nada se puede innovar... en nada se innova.

Pliskeen dijo...

Pues sí, por lo menos no es un insulto como lo fue el remake de "La Niebla" tb de Carpenter.

Aunque me habían hablado maravillas de Zombie y se le podría haber exigido más.

Saludos ;)

Jaime Lorite dijo...

Es bastante inferior a las dos anteriores películas de Zombie, pero mantiene un buen nivel.
Obviamente, superar a Carpenter era imposible, y Zombie ha hecho lo más conveniente: complementar el título original en lugar de rehacerlo.
El problema es que la complementación en cuestión no es muy original, y fue especialmente esa parte la que me decepcionó. De todos modos, tiene sus momentos.
Una de las cosas más positivas, a mi gusto, de "Halloween. El origen" es su planteamiento. Básicamente, la historia es la de Michael Myers, pero también la de Laurie Strode. En su primer tramo, Zombie deja abandonada a esta última para recuperarla, más tarde, como adolescente. En ese aspecto, lo primordial es el reencuentro entre uno y otro, con la escena en la casa de Myers como núcleo de todo el film. Insisto, ¡es una secuencia perfecta!
Otra cosa: Zombie no es Carpenter, pero la película tampoco se queda coja en cuanto a tensión, al menos a mi gusto. La fuga de Myers está conseguidísima, y el final, aunque muy alargado, también está impregnando de bastante mal rollo.
El desenlace me pareció también estupendo. Muy seco, pone el broche de oro a la historia que esta vez Zombie plantea. No sé hasta qué punto podría ser un final cerrado, pues ya sabemos los derroteros que hasta ahora ha seguido la saga, pero como culminación de la idea principal, me gusta.

¡Un saludo!

Pliskeen dijo...

Bueno, el final es intencionadamente cerrado, lo que no quita que los productores se saquen otra secuela de la manga si les viene en gana.

Pero por lo menos no hay la típica escena en que se llevan el cuerpo en ambulancia y acaba despertando, que eso toca mucho las..narices.

Cuando Myers se escapa del hospital creo que tb está conseguido, pero ya le digo, para mí la tensión es nula en toda la película, básicamente porque ni se crea dicho clima ni nada resulta inesperado.
Pero bueno, quizás es que soy yo que ya estoy curtido xDD
La persecución de Laurie me sabe a poco, muy poco.

Veré las otras películas de Zombie, porque no creo que ésta me sirva para evaluarlo justamente.

Saludos ;)

Stileone dijo...

Buena critica compañero!!

Como ya dije..este no es mi genero...no creo que la vea...

solo quería decir que he visto este viernes Hacia Rutas Salvajes...y que la recomiedo indudablemente...es brillante...sali muy contento del cine...es de esas de las que piensas que has gastado tu dinero muy dignamente...
y decir que no nos sorprendamos si Bardem no gana el oscar al actor de reparto...
lo que yo no entiendo es que no se halla llevado mas nominaciones..sinceramente no lo entiendo...para mi es una de las mejores del 2007...por no decir la mejor..

Si teneis oportunidad de verla no dudeis...

saludos!!

Pliskeen dijo...

Estan hablando muy bien de "Hacia rutas salvajes", lo que ha augmentado aún más mis ganas de verla :D

Dificil será encontrar a alguien que me acompañe a ver una película sin acción, tiros, explosiones, superhéroes...

En cuanto a "Halloween", si no es tu género desde luego puedes ahorrartela xDD

Saludos ;)