lunes, febrero 04, 2008

“John Rambo” operación nostalgia

Son veinticinco años los que separan esta última entrega de la infravalorada primera parte -Acorralado- y casi veinte de la tercera de las aventuras del ex-boina verde John Rambo.

En el 2006 el tito Sly resurgió de las cenizas con uno de sus personajes más emblemáticos, Rocky, con la sexta y última entrega del pugil. “Rocky Balboa” cerraba de forma digna una saga que fue degenerando en sus secuelas.
Este año Stallone ha resucitado a otro mito ochentero en esta tardía cuarta parte. Si bien “John Rambo” no es tan necesaria como sí lo fue la sexta de Rocky, un servidor puede decir con satisfacción que ha disfrutado como un enano en el cine como no lo hacía en mucho tiempo. Y es que el cine de acción ya no es lo que era y tan sólo viejas glorias del pasado como John Mclane o John Rambo son capaces de encumbrar el género a los altos niveles que nos tenía acostumbrados allá por los 80 y también 90.


Un trailer brutal, cargado de violencia y sangre, y unos pósters promocionales realmente cuidados, hacían presagiar que Rambo regresaba a nuestras pantallas más cabreado y demoledor que nunca. Y así ha sido.
Stallone no se ha andado por las ramas y dejando de lado el tono político (y un tanto fascista) de su saga, ha seguido la línea de las secuelas, es decir, acción por la acción, guión cero y Rambo 100%.

Un grupo de misioneros secuestrados por el ejército Birmano en plena conflicto civil le sirven a Sly como excusa para desencadenar toda la acción.
Ahora John Rambo vive retirado en Tailandia, cazando serpientes y viajando con su lancha por el Río Salween. Es un hombre marcado por la guerra que deberá volver a hacer lo que mejor se le da, es decir, matar.
Por un lado se siente responsable de lo sucedido, pues es él quién que ha llevado a esos misioneros río arriba (aún insistiéndoles inutilmente del peligro), y ahora, tras ser capturados estos por los Birmanos, será él quien los traiga de vuelta.

Esta vez nuestro protagonista no está sólo, ya que en un principio es tan sólo el barquero que conduce a un grupo de mercenarios a llevar a cabo la misión de rescate. No obstante, él sabe que son demasiados enemigos para tan pocos aliados y que, como ya admite en la película, lleva la guerra en la sangre. Pobre del que se tropiece con él, porque esta vez no tendrá compasión alguna.


El guión de esta película cabría en una servilleta de papel, y es que Stallone no se ha preocupado demasiado en sutilezas y trasfondos socio-políticos. Lo único que tenía en mente era desarrollar una nueva historia en la que su personaje y por consiguiente, él mismo, pudiera lucirse en pantalla.

Si “Rambo: Acorralado III” tiene el honor de ser una de las películas más violentas de la historia, desde luego “John Rambo” tampoco se queda corta. Aquí el número de amputaciones y pedazos de carne que vuelan por los aires hace que uno pierda la cuenta de muertos por minuto que Rambo se cepilla. No se ha escatimado en balas y la violencia se muestra de forma explícita y sin concesiones.

Un tranquilo preámblo inicial nos conduce luego hacia la acción más salvaje y desenfrenada que hará las delicias de aquél espectador ávido de acción sin censura. Y es que tanta película “para todos los públicos” está matando al género y, sabiéndose eso, Stallone ha querido darnos caña con todo un icono de nuestra infancia (la mía, por lo menos)

En “John Rambo” no hay mucho donde analizar, más allá de tener a un Stallone en su salsa, aunque más callado de lo normal, y a un grupo de mercenarios que pululan por la película sin dejar demasiada huella (no hay que ensombrecer al prota). La chica aporta un poco de sentimiento entre tanta testosterona, aunque no deja de ser algo puramente anecdótico.

Por tanto, Stallone nos ha dado justamente lo que le pedíamos: un entretenimiento puro y duro con el que no comerse demasiado la cabeza. Realizada a la antigua usanza y con unos flashbacks por medio (en los que aparece el final eliminado de “Acorralado” en donde Rambo muere) para reiterar aún más el sentimiento nostálgico a un servidor le invade con suma alegría.

Si hay que achacarle algo, a parte de descuidar bastante el guión, es su corta duración. Apenas hora y veinte minutos que sabe a poco después de tanto tiempo esperando este regreso. Uno sale del cine sabiendo que ha invertido bien el dinero, pero se hubiera agradecido media hora más de diversión. Y es que con tanto tostón de dos o tres horas que uno a veces se traga, ésta acaba pecando de breve.
Tampoco hubiera estado mal un villano destacado para el film, con algún posterior cara a cara digno de ser recordado.
De todas formas, Sly lo compensa con un buen surtido de frases lapidarias marca de la casa que ya quedan para siempre archivadas en la memoria de un servidor.

“John Rambo” es, en definitiva, una película de acción para los fans de Rambo en particular, y para los de Sylvester Stallone en general (me incluyo en ambos). Apta para todos aquellos sin prejuicios y con ganas de pasar un buen rato. Y destinada, como siempre, a ser vapuleada sin compasión por la crítica especializada. Si no os importa lo que digan estos y quereis ver buen cine de acción, esta es vuestra película.


Y mi pregunta ahora es: ¿volverá también Marion Cobretti? :)


Lo mejor: Stallone/Rambo; la acción sin censura.

Lo peor: el guión (que tampoco lo necesita); que te deje con ganas de más.


Valoración personal: Buena

8 comentarios:

Stileone dijo...

Buena critica!!

La verdad es que hemos coincido bastante...yo disfrute al maximo con ella...me lo pase pipa...pero me dejo con mas ganas..con mas ganas de Rambo..con mas ganas de que Rambo se cargara a alguno mas(los del final no cuentan..porque si no...xdxd)

me gusto mucho...Sly es la ost**..

saludos!

Pliskeen dijo...

Lo mismo digo. Yo disfrute como un enano y hubiera deseado media hora más de salvajadas :D

Quien sabe si con una quinta entrega..xDD
Quinta enrega que en unos medios afirman y en otros desmienten. Como para fiarse...

Sly nos ha dado lo que queríamos, y eso pocos lo hacen. Un aplauso para él :)

Saludos ;)

BUDOKAN dijo...

Hola Pliskeen, me ha gustado mucho tu reseña porque debe ser más fácil golpear este film que defenderlo. A mi me gusta mucho la saga de Rambo y creo ya es algo sentimental en mi vida por eso la iré a ver. Saludos!

Pliskeen dijo...

Hola Budokan
He crecido y disfrutado con esta saga y con las películas de Stallone.
Actores como él, entregados al cine de entretenimiento, siempre serán despreciados.

Con "John Rambo" Sly ha conseguido lo que tropecientos blockbusters hipermegapublicitados del 2007 no consiguieron: lograr que me divierta de lo lindo en una sala de cine. Por eso se merece todo mi apoyo :D

Me alegra que en tí haya tb un rinconcito para Rambo ;)

Saludos :)

Jaime Lorite dijo...

Está bien, pero a mí también me dejó con ganas de más. ¿No le da la sensación de que los mimbres se podían haber explotado un poco más, de lo que habría surgido una peli cojonuda?
Mejor que la gran mayoría de films de acción, "John Rambo" sabe ofrecer espectáculo en sus justas dosis. El problema es que Stallone ha afrontado la película de un modo parecido al que hizo con "Rocky Balboa": otorgando un carácter maduro y apesadumbrado a su protagonista, cosa que no ha terminado de cuajar.
En cualquier caso, es bastante simpática. Se podría haber hecho mejor, pero tampoco nos podemos quejar. Confío en una quinta entrega.
En lo que no confío tanto es en una secuela de "Cobra". El personaje no es tan popular, y la película, en su día, tampoco recaudó mucho. Aun así, por soñar que no quede.

¡Un saludo!

Pliskeen dijo...

Hombre, creo que el caracter de este Rambo es el más razonable por la edad y por todo lo que ha sufrido el personaje. A mi ese nuevo enfoque me ha gustado.

Lo de "Cobra" era un decir xDD
Obviamente no es tan popular, pero de seguro que los fans de Stallone acudiríamos al cine de cabeza :)

Con los mimbres se refiere a los mercenarios? Supongo que sí, que se les podría haber dado un poco más de cancha, pero es lo ya que comento en la crítica: no es plan de ensombrecer a Rambo, que es el protagonista absoluto y nunca ha necesitado a nadie más que a sí mismo. De hecho, si los quitasen la película no perdería nada.

;)

Stiñeon dijo...

A mi tambien me gustó la evolucion del personaje...me gustó como lo hizo con Rocky..y tambien me ha gustadp como lo ha hecho con Rambo...

saludos

Stileone dijo...

Se me ha ido...era yo Stileone