miércoles, febrero 13, 2008

"Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet" empanadas sabor venganza

Adaptando el popular musical de Broadway “Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street “, -que a su vez se basa en varios cuentos y leyendas del siglo XIX-, Burton recupera de nuevo toda la magia y habilidad visual y narrativa que ha caracterizado gran parte de su filmografía.

Admite el propio director que nos es muy dado a los musicales, pero que este tenía algo especial que le fascinaba. No en vano, se trata de algo muy diferente a lo que a uno le viene en mente cuando piensa en este particular género. Es una mezcla de romanticismo y tenebrosidad, con piezas musicales portentosas y ácidas, con un ritmo endiablado y carente de recargadas coreografías. Para que os hagais una idea, tenemos delante algo más similar a “El fantasma de la Opera” que no a “Cantando bajo la lluvia”, a parte de asemejarse a la obra de Andrew Lloyd Webber por su temática trágica y su toque oscuro (aunque eso sí, menos ampuloso y sofisticado)


La historia, en la línea de la más tradicional tragedia griega o shakesperiana, se centra en el personaje de Benjamin Barker (Johnny Depp) y en su personal y macabra venganza contra el indeseable juez Turpin (Alan Rickman).

Tras 15 años alejado de su tierra y su familia y encarcelado por un crimen que no cometió, Barker regresa a su Londres natal para acabar con la vida del hombre que le condenó y le arrebató a su esposa e hija (usease, Turpin).
Oculto tras una nueva identidad, la de Sweeney Todd, Barker vuelve a su antiguo oficio de barbero para llevar a cabo su plan. Para ello contará además con la ayuda de la devota Sra. Nellie Lovett (Helena Bonham Carter), la mujer que tiene un local de empanadas justo debajo de su barberia y que se convertirá en su fiel cómplice.


Desde los cuidados y sangrientos títulos de crédito hasta el dramático plano final, la película destila talento y creatividad por los cuatro costados. La puesta en escena es portentosa, con un trabajo de fotografía lugúbre muy adecuado y unas interpretaciones de altura.

Aquellos que no gusteis de los musicales absteneros de ver esta película, pues el 85% de la misma es precisamente eso, música. No obstante, aquí las canciones no sirven de mero espectáculo visual, sinó que son el hilo conductor de la trama, el pilar en el cual se sustenta toda la historia.
Todo se desarrolla a ritmo de canciones melódicas cargadas, algunas de ellas, de un ingenioso humor negro. A veces estos temas son más románticones y otras más siniestros, pero siempre de una exquísita sonoridad.

Además de hacer que la historia avance, las canciones sirven también para ahorrarse una gran cantidad de diálogos explicativos referentes, por ejemplo, al pasado de Todd como Benjamin Barker y su relación con su familia (hasta que Turpin interfiere en ella) o el cómo Turpin esclaviza a la hija de Barker. Todo ello apoyado además con unos agradecidos flashbacks que se intercalan dentro de las propias secuencias.

La ambientación, como ya es habitual en los films del director, es de primer nivel, desde los decorados hasta el vestuario, que enmarcan a la perfección toda la historia y que nos recuerdan un poco al aspecto tétrico e inquietante de las películas de terror de antaño (las de blanco y negro, concretamente) y cierta evocación al siniestro Londres de Jack El Destripador (¿¿para cuando una adaptación de este clásico personaje de la mano de Tim Burton??)


Como ya he insinuado al inicio de la crítica, los diálogos hablados ocupan una mínima parte del metraje, pero ayudan a espaciar los temas musicales (que tampoco son demasiado extensos) para que el espectador no se vea abrumado por ellos. Además y pese a sus poco más de dos horas de duración, la película se resuelve de forma ágil, de manera que no se nos hace pesada ni larga en ningún momento (insisto, siempre y cuando uno guste del género musical)


En cuanto a interpretaciones se refiere, no tengo más que halagos para todo el reparto. Empezando por Johnny Depp, que demuestra una vez más que es un excelente actor, camaleónico como ningún otro y capaz de adecuarse a los personajes y ahorrarse histrionismos cuando tiene tras la cámara a alguien que sabe dirigirlo como Dios manda (aprende Verbinski).
Depp encarna con garra y solidez al atormentado Sweeney Todd, personaje que le viene como anillo al dedo.
Todd es consumido poco a poco por su sed de venganza hasta alcanzar un grado de locura y perversidad alarmantes. Nada le importará más que matar al hombre que destruyó su vida, y si por el camino tiene que cepillarse a unos cuantos más, pues así lo hará. Entre sus manos y con su navaja, no habrá cuello que se le resista.
En el plano musical, decir que Depp también cumple y su voz y forma de cantar no desentonan para nada.

Siguiendo con el elenco tenemos a Helena Bonham Carter, que complementa a la perfección a Depp. Admito que nunca me ha gustado demasiado esta actriz, pero esta vez no me queda otra que reconocer su frescura ante la cámara y sobretodo su inusitada solvencia a la hora de cantar, teniendo en cuenta la dificultad que eso conlleva (más con tanto tono agudo por medio)
Su personaje mantiene una relación con Todd basada en el amor platónico. Mientras ella sueña en casarse y vivir felizmente a su lado, él dedica todos sus esfuerzos en materializar su venganza.
Claro que tampoco le viene mal ser su cómplice, pues de tanto cadáver que deja Todd, ella aprovecha y hace unas deliciosas empanadas de carne (humana) que le permiten remontar el negocio.

Hablando de cadáveres....Menudo festín de cuerpos desmembrados y litros de sangre nos regala Burton. Me llena de satisfacción poder disfrutar de una sangrienta película como ésta sin la ya desvergonzada censura, que lo adapta todo al “para todos los públicos” tan sólo para embolsarse más dinero y sin importarles mutilar la esencia de las historias que se nos cuentan.

La sangre es una elemento importante y el director se jacta de mostrárnosla en todo su macabro esplendor. Jamás hubiera pensado que pudiera chorrear tanto un cuello sesgado (obviamente, todo de forma exagerada y sumamente explícita)


El eficiente dúo Depp-Carter viene respaldado además por un buen par de secundarios como son Alan Rickman, de nuevo metido en la piel de un villano; y su infame secuaz Beadle Bamford, al que da vida Timothy Spall.

Mención especial a Sacha Baron Cohen, que tiene el personaje más estrambótico y divertido de la película -el barbero italino Pirelli-y que mantiene un gracioso duelo de navajas con nuestro protagonista. Su innegable viz cómica se aleja de lo chabacano de sus últimos trabajos para ser aquí mucho más sutil.


Sweeny Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet” supone una cita imprescindible para los amantes del musical. Un espectáculo vibrante y apasionado que nos cuenta una desgarradora y trágica historia de amor y venganza, de desconsuelo y locura. Una película tan sangrienta como melancólica. Si no os gusta el estilo único e inimitable de Burton, ni os acerqueis a verla. Si por el contrario os encadila, creo que quedarais satisfechos con su primer musical en carne y hueso.

A un servidor se le ponen los dientes largos sólo de pensar lo que puede hacer Burton con el cuento de Lewis Carroll “Alicia en el País de las Maravillas”. No nos llegará hasta el 2010, así que habrá que ser pacientes.

De momento, a disfrutar del barbero más sanguinario del Londres victoriano.


Lo mejor: Johnny Depp y Helena Bonham Carter; el humor negro; que no haya censura.

Lo peor: que sea un musical la hace menos apta para el gran público.


Valoración personal: Buena

11 comentarios:

Selden dijo...

He estado unos dias sin leer tu blog y veo que has hecho muchas críticas nuevas!! Perdón por la ausencia.
Pues estoy deseando ver esta película. Soy una gran aficionada de los musicales y del cine de Burton con lo que la combinación me parece fascinante.Qué envidia que ya las hayas visto ;) Me alegra saber que no se han cortado con la sangre porque en esta película creo que es muy necesario ese impacto visual.
Saludos!!

Pliskeen dijo...

Hola selden

No te preocupes por la ausencia. Siempre que no sea permanente, te lo perdonaré ;) ejejeej

No veo a otro que no fuese Burton para realizar esta adaptación. Le viene al pelo.

Por otro lado, probablemente si no fuese un musical llegaría a un público mayor. Pero así son las cosas y la verdad es que yo he disfrutado y me parece muchísimo mejor que sus últimas películas (a mí sinceramente, Big Fish y Charlie...ni fu ni fa)

Si te gustan los musicales y Burton, creo que no saldrás defraudada.
A mí las dos horas se me pasaron volando, pero hay quienes consideran que se hacen un tanto pesadas. Cuestión de gustos :)

Saludos ;)

Anónimo dijo...

Alberto Q.

www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Buen análisis, sí señor. Estoy bastante de acuerdo en líneas generales. Yo he sido más escueto. Sobre todo, creo que aciertas en que el mayor problema es que el musical no logrará acercarla al público.

Saludos!!

Pliskeen dijo...

Me alegra que coincidamos :)

Como musical que es, su público queda inevitablemente reducido. Aún así, espero y deseo que tenga un buen recibimiento, porque no se merece menos.

Saludos ;)

Sam_Loomis dijo...

Todos los elementos de la película para mí hacen una convergencia espectacular, Tim Burton, Johnny Depp y una historia sober venganza... el único elementos que me disgusta es, claro, que es un musical y yo detesto ese género. Pero no creo que me detenga en averiguar que tal está la película.

Saludos

Pliskeen dijo...

Pues si me hubieras dicho que no te gusta en exceso el musical, aún te hubiera animado a verla. Pero si me dices que lo detestas... por si acaso me ahorro recomendartela xDDD

Es puro Burton. Es Burton y Depp. Es venganza, locura, humor negro y sangre. Pero ante todo ello, es un musical, y si no te gustan los musicales...puede que te aburras.

Si le das la oportunidad me cuentas que te ha parecido. Sería interesante conocer la opinión de alguien que no es fan del género ;)

Saludos :)

tupacsoul dijo...

Buenas.

He estado echando un vistazo a tu blog y me ha atraido.
El tema es que estamos buscando editores para nuestro blog de cine, si te interesa escribeme a mi mail: mario_adrian_dominguez@weblogstematicos.com

Espero tu respuesta.

Saludos!

Pliskeen dijo...

Agradezco tu oferta tupacsoul ;)

En breve me pondré en contacto contigo para comentar el tema.

Saludos :)

Rose Mulligan dijo...

Tengo muchas ganas de verla!! A ver si este fin de semana la puedo ver!! Ya te contaré!

¡Saludos!

Selden dijo...

¡Por fín he visto la película! Me ha parecido genial, de lo mejor del tándem Burton-Depp.
Saludos!

Pliskeen dijo...

rose, espero tu opinión ;)

selden, imaginaba que te gustaría...y no me he equivocado :)

El tándem Burton-Depp es infalible y la historia parecía escrita para ambos.
Algunos la criticaran por el toque Burton, pero es que esta adaptación necesitaba ese toque!

Saludos ;)