martes, febrero 12, 2008

"Pozos de ambición" el oro negro (no) lo es todo

Con esta pomposa “traducción” de “There Wil Be Blood” -más apropiada para una telenovela de sobremesa que no otra cosa-, nos llega la última película de Paul Thomas Anderson, un director adorado por la crítica y que entre el público goza de admiración y rechazo a partes iguales.

Además de la película que me ocupa, mi único contacto con la filmografía de Anderson ha sido “Punk-Drunk Love”, un extraño (u original, según se mire) drama romántico con toques de comedia que a un servidor le pareció incoherente (por no decir absurda), aburrida y sumamente pretenciosa. Y son los dos últimos adjetivos los que precisamente considero que arrastra su nuevo film.

Anderson nos zambulle en el ambicioso y corrosivo mundo del petróleo, un negocio donde no hay sitio para la amistad ni la familia, y en donde lo único que importa es amasar fortuna al precio que sea.
En este contexto nos encontramos con Daniel Plainview (Daniel Day-Lewis), un hombre que pasa de ser un simple minero a ser un gran magnate del petróleo en la america del siglo XIX. Con su particular visión dentro del negocio y sus más que discutibles métodos, conseguirá abrirse paso entre sus competidores comprando terrenos a base de embaucadores discursos.

A su llegada a Little Boston, un pueblucho de mala muerte del oeste, Plainview comienza a adueñarse de todo cuanto le rodea y sus pozos poco a poco empiezan a dar sus frutos. No importa que alguien tenga que morir ni importa a quien haya que amenazar o engañar. Él esta dispuesto a enriquecerse con el oro negro y procurará que nada se interponga en su camino, ni siquiera su propio hijo o un predicador cuenta-cuentos llamado Eli Sunday (Paul Dano).

A medida que sus bolsillos se llenan, su alma se va oscureciendo hasta alcanzar el mismo color negro del petróleo que él y sus hombres extraen del subsuelo. Su codicia y su riqueza augmentan, como augmenta su despotismo.


Pozos de ambición” nos relata la evolución del personaje de Plainview y también nos muestra un modo de vivir en una época donde el petróleo está en pleno apogeo. Podemos ver lo miserable que puede llegar a ser el ser humano cuando el dinero está por medio o lo repulsiva que puede ser una persona que come el coco a sus semejantes con discursos y deleznables shows religiosos.

Religión, corrupción y ambición confluyen dentro de una historia realmente cruda y por momentos, enérgica.
De todas formas, a un servidor no le ha parecido la obra maestra que se nos ha ido vendiendo. Claro que eso es una apreciación muy personal. Tan personal como puede ser considerarla que sí lo es.


El principal problemas es
, como ya suele ser habitual en muchísimos (demasiados) directores, es el excesivo metraje. Hay tramos de la cinta que rozan casi la excelencia y que poseen un brío y solemnidad increibles, ayudados sobretodo por el inconmesurable Daniel Day- Lewis. Pero hay otros momentos que son condenadamente plomizos e intrascendentes.

La ambientación nos traslada perfectamente a esa época, con unos áridos y polvorientos paisajes estupendamente fotografiados. Pero la música compuesta por Jonny Greenwood, componente de los “Radiohead”, a veces se me antoja inadecuada y estridente.
Los temas más clásicos de su partitura discurren bien con las imágenes, aunque en determinados momentos se agradece más el silencio que no una musiquilla de fondo. Pero luego están otros temas machacones que a mi personalmente no me cuadran para nada con lo que se está viendo y menos con el tipo de película que es (por mucho que sus sonidos quieran emular la maquinaria usada en la perforación de los pozos). No es que esto sea un gran problema y seguramente dependerá del gusto de cada uno, pero no está de más comentarlo.


Lo mejor, sin duda alguna, es la presencia de Daniel Day-Lewis, que está inmenso en su papel, como ya era de esperar en él. Es un actor que no se prodiga mucho, pero que cuando lo hace es para dejarnos clavados en la butaca. Consigue, como pocos, hacernos ver al personaje y no al actor que interpreta al personaje.

Mención especial también a un sorprendente Paul Dano (visto en Pequeña Miss Sunshine), que interpreta al detestable predicador del pueblo. A medida que vas descubriendo sus intenciones, vas viendo que entre él y Plainview no existen tantas diferencias como parecía haber (aunque sus motivaciones sean distintas)


Por lo demás, estamos ante una de esas películas que dificilmente encuentren término medio entre los gustos del público. A algunos les parecerá una maravilla del séptimo arte mientras que para otros será un tostón de cuidado (como “El Nuevo Mundo” de Terence Malick, por ejemplo). Vosotros direis a que bando perteneceis.

A mi sinceramente me ha dejado bastante frío, más después de tanto halago recibido. De vez en cuando desviaba mi atención para consultar la hora que marcaba mi reloj, y eso no es buena señal.

Aquí teneis una opinión a contracorriente de la del resto.
Ahora os toca juzgar a vosotros.


Lo mejor: Danie Day-Lewis y Paul Dano

Lo peor: resulta aburrida y pretenciosa


Valoración personal: Regular

9 comentarios:

Chacal dijo...

Tengo que reconocer que no me llamaba mucho la atención, y encima el mismo fin de semana que Jumper y Sweeney Todd menos que menos, pero leyendo esto desde luego que en el cine no la veré (ya me espero a que la den algun día en la tele y va que chuta)

Pliskeen dijo...

Habiendo Jumper (que probablemente la vea) y Sweeney Todd (100% recomendable), haces bien en descartar esta.

Supongo que habrá a quien les fascine, pero no creo ir mal desencaminado si digo que muchos se aburrirán, más si la ven en el cine (si se aburren con la de los Coen, pues con esta ni te cuento)

Saludos ;)

Chacal dijo...

Pues ya está, no digas más. Pese a los valores que le puedo encontrar a No es pais para viejos (entre ellos la portentosa interpretación de Bardem) a mi se me hizo de ritmo bastante monótono (ergo lo cual = aburrido) con lo cual si esta es igual o peor (cosa que me figuraba)... pues como que no.;)

Stileone dijo...

Bueno decir que esta la esperaré al dvd..lo que me llama mas la atencion es Daniel...que todo el mundo dice que esta esplendido...por otra parte ya he convencido a alguien para que venga a ver conmigo No es Pais...mañana te comentaré...

excelente critica...como curiosidad..decirte que casi siempre coincidimos..y me son muy validas...

saludos!

Stileone dijo...

Me son muy validas..tus criticas...
que me lo habia comido...

saludos

Cinematic dijo...

Pues vaya :S Desde luego, esta crítica no me tira para atrás, espero que lo comprendas XDDD. Sigo teniendo muchas ganas de verla, y cuando algún día de estos (antes que la que nos ocupa) vea "Boogie Nights" y "Magnolia" estoy seguro de que tendré más ganas aún :D

Saludos, Kurt, digo... Pliskeen! :PPP (Ida de olla)

Pliskeen dijo...

stileone me alegro que hayas encontrado (convencido/sobornado/amenazado xDD) a alguien para que te acompañe a ver las de los Coen. Ya me contarás pues :)

A veces suelo ir a contracorriente, así que si coincidimos....eso quiere decir que ya no estoy sólo!! ejeje


Cinematic, te comprendo perfectamente ;)
La última palabra la tienes tú. Mi crítica no es más que una opinión de entre el montón que hay. Probablemente la veas y seas del bando de los que les parece una maravilla y acabes pensando que mi crítica es un sacrilegio ajaja
Yo personalmente pretendo no dejarme arrastrar por la mayoria imperante, y si una película no me convence, pues lo digo y me quedo tan ancho :D

No creo que sea mala y tiene momentos realmente buenos, pero en general se me ha hecho pesada y se nota que el director va en busca del Oscar desesperadamente.

"Magnolia" me la han recomendado ya, así que pese a mis dos tropiezos con este direcotr, no le cierro las puertas a un tercer intento. Quizás me lleve una grata sorpresa, quien sabe...

Saludos ;)

Rose Mulligan dijo...

Me has hundido! Con las ganas que tenía de verla!! ¿es aburrida y pretenciosa? Entonces la veré en mi casa, porque si consigo convencer a alguien para que me acompañe a verla (con lo que cuesta!)y luego no le gusta me lo echan en cara!!!

¡Saludos!

Pliskeen dijo...

Bueno, es tan sólo mi opinión. En el pase de prensa había más personas aburridas, lo que no sé es si admitirán que se aburrieron o no xDD

Son casi tres horas de película y se harían mucho más pesadas si no fuera por algunas secuencias donde Daniel Day-Lewis se luce.

Pretenciosa lo es sí o sí. De eso no me cabe la menor duda. Que guste o no dependerá de cada uno, pero su anterior película (Punch-Drunk Love) tb la calificaban de obra maestra y a mi me pareció insoportable.
O somos unos cuántos que no sabemos apreciar sus virtudes o son unos cuantos que lo aclaman por costumbre. A saber... ejejej

Si la ves no dudes en comentarme que te ha parecido ;)

Saludos :)