sábado, marzo 08, 2008

“10.000” una clase de anti-historia

Debo admitir sin reparo alguno que he disfrutado y mucho con la primera etapa americana de Roland Emmerich. Películas como “Stargate” (su mejor film) o la incomprendida e infravalorada “Independence Day” (entretenidísimo y espectacular homenaje a la ci-fi de los años 50) son películas de estricto corte comercial con las que un servidor ha gozado plenamente en un cine (sensación que actualmente me ocurre una o dos veces al año... y eso con suerte)

Emmerich es un director que se ha caracterizado por poner patas arriba la ciudad de Nueva York en concreto, y EE.UU. -y el mundo- en general; bien sea con invasiones alienígenas, enormes bichos producto de la mutación o catástrofes climatológicas. Viene a ser algo así como el sucesor de Irwin Allen (especialista en cine catastróficio y fantástico en los años 60-70).
Esto, entre otras cosas, le ha hecho ganarse muchísimas críticas por cierto patriotismo que destilan sus producciones. Sin ir más lejos, la citada “Independece Day” es machacada casi única y exclusivamente por ser considerada una americanda, cuando en verdad, no es más que una mirada irónica al poder militar y político yanqui (almenos algunos la entendemos así)

El patriota” ya lo dice todo con su título. Es lógico encontrar patriotismo en una película americana sobre la Guerra de Independencia Americana (puede ser más sútil o menos, eso sí). Criticar negativamente la película por esa vía no me parece justo. Prefiero valorar si me entretuvo satisfactoriamente o no como producto comercial que era.

A veces el patriotismo apesta tanto que afecta negativamente una película, pero tratándose de films de banal entretenimiento, no creo que sea algo demasiado relevante. También es cierto que hay cierto sector del público (y la crítica) que a la mínima aparición de una bandera americana ya echan pestes. Pues lo mismo podrían decir los americanos de nuestras “españoladas”. Habría que ser un poquito más permisivo con según que películas. Otra cosa sería que estuviésemos hablando de dramas bélicos con pretensiones educativas/históricas.


Las primeras críticas hacia “10.000” apuntaban negativamente por usar el inglés en plena prehistoria, pero es que así muchas otras decenas de películas ambientadas en épocas y lugares distintos en los que se habla perfectamente inglés (o español cuando la cinta en cuestión se dobla para nuestro país). Si nos cargamos esta película por usar el inglés, entonces nos cargamos por lo menos 30 o 40 años de cine, salvándose pocas películas como “Apocalypto” de Mel Gibson o “En busca del fuego” de Jean Jacques-Annaud.

La última película de Emmerich tiene el suficiente cúmulo de despropósitos como para ser atacada por vías menos obvias como el lenguaje o el patriotismo yanqui. De echo, de lo último poco hay, salvo que entendamos por patriotismo el soltar un discursito antes de una batalla (cosa que también hacen en “Braveheart”, “Gladiator” o “300”)


Así pues, empecemos primero por sus defectos más destacables, que son casi innumerables.

10.000” es una película que se pasa por el forro cualquier rigor histórico. Eso es algo apreciable ya desde el mismo trailer. Hay tal mezcla de culturas, étnias, animales y ecosistemas en un mismo espacio y época, que hasta un niño de la E.G.B. se sonrojaría.
Personalmente, eso es algo que no me importa en exceso, pues lo que andaba buscando era puro espectáculo. Teniendo en cuenta la no veracidad de los hechos, podriamos suspender muchas otras películas (Gladiator, Bravehart o Elizabeth: la edad de oro, son las primeras que me vienen a la cabeza)

Lo lamentable de veras es la caracterización de la tribu protagonista.
Los pelucones a modo de rastas cantan a leguas; su suciedad es superficial, limitándose a cuatro manchas en la cara y uñas con roña, pues por lo demás poseen barbas y perillas perfectamente depuradas y unos dientes blancos como la leche.

Apenas sufren las inclemencias del tiempo y van de una montaña nevada a un caluroso desierto con suma facilidad y rapidez, encontrándose una civilización tras otra, una tribu tras otra. No esta muy claro si siguen en el mismo estracto de tierra o si se encuentran dando tumbos por Port Aventura.

La humanidad y el sentido del honor que sienten algunos de los animales prehistóricos de la cinta es abrumadora. Tanto que el protagonista podría pasar por una nueva versión de “El señor de las bestias”. Aquí se dan cita (enormes) dientes de sable perdonavidas y mamuts domesticados como si de mulas se tratara.

La historia en sí es simplona, lo cual no quiere decir que por ello la película deba ser mala. Quizás el problema haya sido el no aprovechar esa simpleza.
Mientras que Mel Gibson con un guión que cabría en un servilleta de papel hacía de “Apocalypto” una película de la que se respiraba aventura y diversión por los cuatro costados, Emmerich con su “10.000se queda a medio gas en todo.

Sus personajes no son lo heroicos que debieran ser (falta de carisma por parte del prota). La cansina voz en off y una banda sonora deudora de Hans Zimmer no son suficientes para transmitir la emoción necesaria para que las secuencias de acción sean realmente épicas. A parte de que estas secuencias saben a poco...
El primer ataque al poblado lo hemos visto en otras películas y de mejor forma. No le llega, por ejemplo, ni a la suela de los zapatos a la de “Conan el bárbaro”. Incluso “Pathfinder” le da mil vueltas en ese aspecto.
El encuentro con unos gigantonas aves se resuelve con mucha confusión, y a la escena final (¿plagio de “300”?) le falta fuerza.

Hablemos además de que la historia resulta ser un cúmulo de profecias que desembocan en un final de lo más inverosímil y fantasioso, sólo superado por el insultante final de “La liga de los hombres extraordinarios”, y que Camilla Belle es una "actriz" sosa de cuidado (es que ni propinándole unos latigazos le cambia la expresión de la cara)

Con todo ello, podemos llegar a la conclusión de que no vale la pena malgastar el dinero de una entrada en semejante disparate. Y quizás sea así, si uno no se la toma a broma.

Desde luego yo he salido bastante decepcionado, incluso después de haber leído duras críticas que redujeron mis expectativas hacía ella.

Como punto a favor podemos decir que, al fin y al cabo, resulta entretenida si uno no pone reparos a los errores que se dan cita en ella (y si lo hace, puede tomárselo con humor y echarse unas risas). Ignoro si será suficiente motivo para atraeros al cine, pero yo de vosotros me lo pensaría dos veces. Ni siquiera los efectos especiales son suficientemente atractivos, pues el reducido presupuesto (75 millones de dólares) sólo ha dado para unos mamuts impecables, mientras que el resto resulta un tanto bochornoso (véase el dientes de sable o la caída de la punta de la pirámide)

Creo que esta vez Emmerich la ha vuelto a pifiar. No me parece peor que “Godzilla”, pero está muy por debajo del resto de su filmografía (para quien lo considere un mal director esto último puede no significar mucho xD)


Lo mejor: los mamuts

Lo peor: Camilla Belle; el inverosímil final; la nula emoción que transmite.


Valoración personal: Regular (pese a todo lo dicho)

15 comentarios:

Chacal dijo...

Mas o menos coincidimos (sólo que a mi me gustó menos) y eso que, como tú también apuntas, las expectativas eran las mínimas habiendo leido algunos comentarios previos.

Pliskeen dijo...

El descenso de expectativas debería haber provocado que me gustara un poco más, pero si no ha sido así es por algo xD

Saludos ;)

Jorge dijo...

Que tal pliskeen, espero que todo bien.

Primero con respecto a la película, todavía no tuve la oportunidad de verla, pero las críticas la estan matando por todos lados. Creo que la tuya es la más optimista, jaja.

Con respecto al director, algunas de sus películas me han gustado bastante como por ejemplo "The Patriot" y "The day after tomorrow", otras como "Independence Day" me ha parecido una maravilla en cuanto a filmación y efectos especiales, pero le ha faltado a mi gusto bastante en el guión. Creo que es allí donde Emmerich se equivoca en algunas de sus películas.

Excelente reseña, por cierto. Saludos y nos estamos escribiendo.

Sam_Loomis dijo...

Bien escrito, yo creo que "10,000 B.C." se ve bastante entretenida como mínimo. Respecto a Emmerich, la responsabilidad de él es mucha al hacer películas siempre de corte grande. He disfrutato algunas de él como "The Day After Tomorrow" e incluso la pisoteadísima versión estadounidense de "Godzilla" que me encantó cuando la vi por primera vez. Pero "The Patriot" y "Independence Day" simplemente no me llenaron, además del hecho de que están plagadas de unbrusquísimo y nada sutil discurso pro-USA, pero no solo por eso no m gustaron tanto. En fín, espero poder echarle un vistazo a esta película, se ve divertida.

Saludos Pliskeen

Faraonika dijo...

Yo pasé un buen rato, me ha hecho mucha gracias lo de port aventura ya que tras ver la película, también lo pensé.
Un saludo!!

Pliskeen dijo...

Hola Jorge,

Bueno, ante todo decir que si una película no me causa indignación y frustración, no la valoro como mala.
"10.000", pese a sus muchos defectos, al final entretiene lo suficiente como para calzarle un Regular.
Desde luego no es la película que recomendaría ver, pero tp voy a cebarme con ella xD

Emmerich, al igual que Michael Bay o Wolfgang Petersen, son directores de blockbusters que suelen descuidar bastante el guión. Estoy seguro que con materia prima más consistente, harían mejores películas (o como mínimo, menos criticables)

sam_loomis,

Entretenida lo justo para no dormirse. Y si vas sabiendo los muchos errores que tiene, quizás hasta te puedas echar unas risas a su costa.

Respecto al resto de la filmografía de Emmerich, todo es cuestión de gustos. De todas formas, me alegra saber que hay más motivos por los que no te gustó "Independence Day", a parte de ese tufillo patriotero.
Como ya digo, lo injusto es desprestigiarla sólo por eso.

Hay que reconocer, eso sí, que "Godzilla" tiene algunas secuencias tremendas, como la llegada del monstruo a la ciudad. El resto no me gustó (y menos con el patán de Broderick como prota)

Saludos ;)

Pliskeen dijo...

Faraonika, almenos te sirvió como entretenimiento, que ya es algo.

Por lo general, el público sale con la sensación de haber tirado el dinero. Algo bastante comprensible.

Sólo faltaba ver Cowboys y Piratas para confirmar nuestras sospechas sobre lo de Port Aventura xDDD

Saludos ;)

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Estimado Pliskeen, queda claro que no le ha gustado en absoluto, jajajjaa.

De todos modos, estoy de acuerdo en muchos puntos, como la falta de rigor histórico o la simpleza total de la historia (lo más lamentable e irrisorio es el final). En el visionado en el que estuve presente, muchos periodistas se reían del final (y casi con razón, aunque yo no lo hice por respeto).

De todos modos, es una peli para disfrutar si te gustan los efectos especiales y las aventuras antiguas (hay que buscarle el lado positivo). Le aseguro que me he tragado miles de bodrios peores a los que no se les ha dado tanta caña...

Saludos!!!!

Pliskeen dijo...

Vaya, pues creo haberle dado una impresión equivocada.
Me ha decepcionado, pero tanto como "no gustarme en absoluto"... pues no. De ser así le aseguro que la hubiera calificado de mala sin remordimiento alguno.

De hecho, mi vaga opinión ha la salida del cine fue "no está tan mal" (o "no es tan horrible"..ahora no lo recuerdo xD)

Desde luego yo tb he visto muchas cosas peores (Hitman, Alien vs Predator, etc.). Lo que he criticado es precisamente lo más criticable y he procurado no cebarme con ella. Compare y verá que mi opinión es de las más benévolas :)

Saludos ;)

Jaime Lorite dijo...

A mí no me disgustó lo más mínimo. Emmerich no es mal director, pero mcuhas de sus películas sí lo son, a veces por motivos ajenos a él. En "10.000", simplemente, la cosa no ha resultado. Está claro que el alemán pretendía explotar las últimas fuentes de éxito del cine épico norteamericano ("300", "Apocalypto", "Conan"... ¡incluso "El Señor de los Anillos"!), pero le ha fallado casi todo, empezando por los efectos especiales, con la honrosa excepción de los mamuts, cuyo pelo es, en palabras del propio Emmerich, el Santo Grial del CGI.
En cualquier caso, aunque el conjunto sea tan espantoso a nivel general, reconozco que "10.000" me ha gustado. Habiendo películas mucho más censurables que esta, ensañarse con la última locura de Emmerich me parece una pérdida de tiempo.
"Godzilla" y "El día de mañana" sí eran aburridas. Con "10.000", por lo menos, disfruté. ¡Y ni siquiera llega a las dos horas!

¡Un saludo!

Pliskeen dijo...

A mi me entretuvo más "El día de mañana", que tp me pareció buena.

"10.000" se he hizo entretenida hacia el final. Y tan sólo le faltan unos 10 min. para hacer las dos hroas de metraje, así que tp es que sea breve xD

Saludos ;)

Rodi dijo...

Estoy de acuerod contigo, tanto sobre Emmerich como sobre "10.000". Creo que el germano es un director que normalmente se ha dedicado a realizar productos de puro entretenimiento sin pretensiones, pero con "10.000" ha experimentado un descenso en la calidad de su cine que había mejorado considerablemente gracias a "El patriota" y "El día de mañana". La peli es un cachondeo histórico, donde no te puedes tomar nada en serio, simplemnte sentarte y presenciar una película que no aburre con alguna escena espectacular.

Saludos.

Pliskeen dijo...

Creo que la sensación ante esta película es bastante unánime, aunque siempre hay quien disfruta si no es muy (o nada) exigente.

Yo siempre pido unos mínimos y 10.000 no los cumple. Como tu dices, alguna escena espectacular hace que uno no se aburra, pero resulta insuficiente para salir satisfecho del cine (para no aburrirme, hay muchas más cosas que puedo hacer en vez de ir al cine xD)

Saludos ;)

Selden dijo...

Pues hoy he estado tentada de ir a verla pero, después de leer tu crítica, creo que he hecho bien de retractarme al final. Esperaré a verla por televisión.
Saludos!!

Pliskeen dijo...

Si te digo que por la red corren críticas más destructivas, entonces no creo que te quepa la menor duda de que no merece pagar lo que vale una entrada de cine xD

Tb es verdad que no hay mucho dónde escojer...

Saludos ;)