domingo, marzo 30, 2008

"Antes que el diablo sepa que has muerto", el lado oscuro del alma humana

La década de los noventa fue, quizás, la peor etapa de Sidney Lumet, director de clásicos indiscutibles como “Doce hombres sin piedad” (su soverbio debut) o “Tarde de perros”, entre otros excelentes títulos de su extensa filmografía.
En el 2006, la simpática “Declaradme culpable” (película con la que Vin Diesel demostró que era más que un tipo duro que suelta mamporros) parecía que nos deparaba el mejor Lumet, aunque finalmente quedó en tan sólo un intento. Nada desdeñable, eso sí.

Hoy podemos decir que con “Before the Devil Knows You're Dead” (título original que por una vez se ha traducido aquí correctamente) Lumet está, a sus 83 años, en plena forma.
Contando con un excelente reparto y con una trama mil veces vista, el director se marca un intenso y desgarrador thriller dramático cargado de mala uva y pesimismo.

La historia trata sobre dos hermanos de clase acomodada que pasan una mala época económica y deciden atracar la joyería de sus padres, contando que todo salga sin problemas ni imprevistos y el seguro se haga cargo de las pérdidas.
Desgracidamente, el a priori impecable plan no sale como era de esperar y lo que iba a ser un atraco de niños, se convierte en una horrible pesadilla para todos los implicados en él.

En un principio puede sonar todo al típico thriller de atracos que salen mal, pero nada más lejos de la realidad. Si bien es cierto que se mueve en las tesituras habituales del thriller, la reconstrucción de los hechos y la profundización en los personajes y sus motivaciones elevan al film muy por encima de la media.

Todo empieza con el día del robo, momento en el que observamos lo bien que empieza y lo mal que acaba. A partir de ahí y mediante un continuo recurso -más estético que estrictamente funcional- de saltos en el tiempo hacia delante y hacia atrás y viceversa, vamos descubriendo las terribles consecuencias que ocasiona el desastroso atraco a la joyería, y los personajes se van “desnudando” ante nuestra atenta mirada dejando al descubierto sus más bajos instintos, sus miedos, sus recelos, sus obsesiones, sus vicios... Todo aderezado con un ritmo pausado, una dirección sobría pero muy sugerente y un trío de actores que bordan sus respectivos papeles.

Hank (Ethan Hawke) es el hermano pequeño, divorciado y padre de una niña a la que hay que pasar una pensión de la que no puede hacerse cargo. Pasa el tiempo metido en el bar ahogando sus penas en alcohol y discutiendo con su ex-mujer por culpa del maldito dinero.

Andy (Philip Seymour Hoffman) es el hermano mayor -son tres, contando una hermana-, un hombre de negocios cansado de su trabajo y aburrido de su monótono matrimonio (con una Marisa Tomei bellísima a sus 44 años). Su vía de escape y su perdición: los chutes de heroína.

Ambos, por un motivo u otro, necesitan el dinero desesperadamente y por ello, Andy decide atracar la joyería de sus padres, contando con la ayuda de su hermano para ejecutar el plan.
La cosa parece sencilla dado que apenas hay vigilancia, conocen el sistema de alarma y desde dónde se acciona y detrás del mostrador tan sólo habrá una mujer de 67 años que no va a dar problema alguno. Sin embargo y como era de esperar, las cosas se truncan de mala manera y eso desencadenará una serie de nefastos acontecimientos que pondrán a los hermanos entre la espada y la pared. Cada paso que den para solucionar su situación no hará otra cosa que empeorarla. Cada mentira que digan se irá acumulando al montón de mentiras que ya carcomen su alma.
El diablo que todos llevamos dentro despertará en ellos como nunca antes lo había hecho. Andy y Hank descenderán a los infiernos de la culpa y el pecado.


Obviamente no voy a desvelar más detalles de la trama, siendo lo contando hasta ahora lo justo para saber que tipo de película tenemos delante.

El drama está por encima de todo. La degradación y desesperación de los personajes es lo que le da un valor añadido a una historia sencillla y tópica en ciertos aspectos.
El guión ata bien los cabos, aunque quizás no profundiza en algún personaje, como el que encarna Marisa Tomei, que queda en un segundo plano y que, a fin de cuentas, tampoco tiene una relevancia mayor que cierto conflicto que emplica a los personajes principales.

La labor de Ethan Hawke, Philip Seymour Hoffman y Albert Finney como el padre de los dos hermanos me parece impecable. Puede que de los tres actores el que más destaque sea el versátil Hoffman, pero todos están convicentes en sus respectivos roles, dándole el realismo y la expresividad necesaria que requieren sus personajes ante la dramática situación que están padeciendo.

Los secundarios también cumplen con su cometido, de modo que en el apartado actoral no hay fisuras de ningún tipo, como no las hay en el guión, cuyo rompecabezas se va resolviendo a medida que pasan los minutos, encajando las piezas con un sólido engranaje. Aunque como ya he comentado antes, quizás la parte relacionada con el personaje de Tomei esté un poco de más, aunque no molesta en absoluto (y menos con los desnudos gratuitos que ésta nos ofrece xD)
Y probablemente el romper la continuidad temporal de la historia a más de uno se le haga un tanto pesado, pero no deja de ser un mal menor.

“Antes que el diablo sepa que has muerto” es un película de ambición, venganza y traición. Dos horas del mejor Lumet.
Si vais con la inteción de ver “otra peli de robos” puede que os encontrais con algo que no esperabais, ya sea para bien o para mal.

"Ojalá estés en el cielo media hora antes que el diablo sepa que has muerto"
(Tradicional brindis irlandés)

Si quereis saber si los protas llegarán a tiempo, ya sabeis lo que teneis que hacer ;)


Lo mejor: que se aleja de la típica película de robos; su elenco principal y el tratamiento de sus personajes.

Lo peor: dos horas nos pueden parecer excesivas para algo que se puede contar en hora y media.


Valoración personal: Buena

8 comentarios:

Sam_Loomis dijo...

Grandiosa cinta. Como bien dices muy por encima de la típica "película de atraco" ya que mezcla ámbitos y situaciones de una manera espléndida y maneja acordes dramáticos tan simples y mundanos a veces que nos parecen completamente reales y también algunos más exagerados pero aún así seguimos en la historia. Un filme intenso y desgarrador. Lumet en forma, definitivamente.

¡Saludos!

Pliskeen dijo...

Si Lumet sigue así, por mí que no se retire nunca, que buena falta no se hace tener directores como él.

Para mí ésta ya es una de las películas del año.

Saludos ;)

Jorge - cinenovedades dijo...

Excelente reseña, como siempre. Este fin de semana la veo y me paso nuevamente a comentar pero a juzgar por lo que comentas es una cinta excelente, y el trio de actores es poderosísimo.

Sidney Lumet es un maestro. Me hiciste acordar de "12 Angry Men", tremendamente buena esa película.

Saludos, Jorge.

Pliskeen dijo...

Eres de los que sabe apreciar el buen cine, así que creo que te gustará.
Espero no equivocarme...ya me contaras ;)

"12 Angry Men" (aka Doce hombres sin piedad) es una película magnífica. De visión obligada.

Saludos :)

Jorge - cinenovedades dijo...

Bueno, lo prometido es deuda. Acabo de ver la peli, y es realmente excelente. Una gran cinta en todo sentido, una historia grandiosa con un guión muy bien llevado escena por escena. Las actuaciones soberbias en todo sentido desde un magnífico Hoffman hasta Ethan Hawke que me encanta como trabaja este muchacho.

Excelente trabajo de Sidney Lumet en esta peli. Muy buena dirección, muy bien narrados todos los acontecimientos y los sensaciones y sentimientos de los personajes.

De lo mejor que me tocó ver en el 2007.

Saludos, Jorge.

Pliskeen dijo...

Esperaba que te gustase...y no me he equivocado! :)

Esperemos que le quede cuerda para rato al sr. Lumet, que si sus futuras películas son igual o la mitad de buenas que esta, tendremos buen cine por delante.

Saludos ;)

Selden dijo...

Pues me están entrando muchas ganas de verla. A ver si tengo un hueco y puedo ir al cine.
Y sí, a mí también me encanta "12 hombres sin piedad" ;)
Saludos!

Pliskeen dijo...

Iba a estrenarse en marzo, pero finalmente lo hará el 25 de abril.
Estate al loro porque este tipo de películas no duran mucho en los multicines (ya se sabe...el gran público no sabe apreciar el buen cine)

Saludos ;)