viernes, marzo 21, 2008

“3:10 To Yuma” la llama del western sigue ardiendo

Pese a tener en su reparto a dos estrellas del mainstraim hollywoodiense y, en mayor medida, dos excelentes actores (ambas cosas no siempre andan cogidas de la mano), “3:10 To Yuma” sigue sin estrenarse en nuestro país aún después de la notable acogida -por parte de público y crítica- en su tierra natal. Parece que algunos proyectos, en particular los westerns, están malditos en nuestras carteleras; véase sino el fugaz paso por pocas de nuestras salas de cine de “El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford” o el no menos de un año de retraso en su estreno de “Enfrentados”.

Un género al que ya daban por muerto y que a día de hoy parece resurgir con nuevos y buenos aires, aún debe pelear duramente no sólo ya para hacerse un hueco en nuestras salas, sino por hacerse un hueco en los intereses del espectador. Por no hablar, obviamente, de la reticencia de los productores yanquis en dar salida a un género décadas después de la era dorada de éste.

James Mangold (Identidad, En la cuerda floja) es el responsable de esta revisión del título homónimo del artesano Delmer Daves (director que probablemente nunca figure entre los grandes del género -Ford, Hawks, etc-, pero que nos dejó un legado sumamente meritorio), y no sólo por su buen trabajo en esta producción merece ser felicitado, sino también por apostar por un producto diferente en una época en la que la industria en general se mueve impulsada por los designios del vox populi y las abultadas cuentas corrientes que estos les ofrecen.

En estos tiempos de abundantes y pudentes refritos supuestamente actualizadores, pocas veces podemos presenciar un buen remake, y doy fé con satisfacción que esta es de esas pocas. Quizás la mayor virtud de Mangold sea haber hecho una película de personajes y no de acción, y eso en una película de género (llámese terror, llámase aventuras o acción...) es muy pero que muy difícil de ver. En esta cinta, como ya digo, los personajes son la piedra angular de toda la historia y priman por encima de la acción que en ella se reproduce.

Dan Evans, un pobre y humilde ranchero de Arizona decide tomar parte en el traslado de un peligroso ladrón y asesino llamado Ben Wade, en favor de una recompensa que podrá liberarlo de la precaria situación económica en la que se encuentran él y su familia.
Para desgracia de Evans, la misión no será nada fácil, ya que hasta llegar a su lugar de destino deberá hacer frente no sólo a la banda de Wade -que pretenden rescatarlo cueste lo que cueste-, sinó también a implacables indios, a furiosos vengadores y en última instancia, a su propia moralidad, que será puesta a prueba en más de una ocasión.

A medida que la película avanza, vamos conociendo un poco más de Wade y Evans. Ambos son personajes totalmente opuestos, pero empiezan a desarrollar una extraña relación de respeto mútuo, especialmente de Wade hacia Evans. Sus convicciones son bien distintas, pero las mismas los han llevado a cruzarse en el mismo camino, para bien o para mal.

Para Evans, es una manera de hacer algo por su familia y de demostrar a todos y muy especialmente a su hijo mayor, que es un hombre valiente además de honrado. Aún estando tullido por culpa de la guerra, es capaz de llevar a cabo tan peligrosa misión sin pestañear.

Para Wade, tal como iremos viendo según avance el metraje, será una especie de camino hacia cierta -que no completa- redención. La inusitada integridad de su captor (Evans) le hará plantearse algunas cosas, aunque eso no quiere decir que abandone sus propósitos, ya que por encima de todo ansía la libertad. Wade, a diferencia de sus impulsivos compinches, es un hombre sereno y calculador, con dotes de líder y con la mano más rápida de todo el far west.


Juntos toman rumbo al tren de las 3:10 que da título a la película. Para sobrevivir al duro trayecto deberán ayudarse mutuamente, sin que por ello cambien sus objetivos primordiales: los de uno, cumplir con la misión y cobrar la recompensa; los del otro, escaparse y proseguir con sus fechorías.

Ni que decir que los dos actores cumplen de forma impecable con sus respectivos roles. Es evidente que a Crowe le ha tocado el personaje más agradecido (a diferencia de “American Gangsters”, donde éste recaía en Denzel Washington...ya se sabe, los malos siempre molan más), pero eso no le hace quedar por encima de Bale, ya que ambos rinden a un mismo nivel independientemente de sus personajes. Claro que el carácter de Evans puede que se nos antoje devaluante para las más que demostradas capacidades de Bale ante la cámara, pero haciendo caso omiso de ello, podemos comprobar que tanto Crowe como Bale se comen al resto del reparto y llenan la pantalla cada vez que la comparten. Su química es excelente, lo cual era necesario para que la película funcionase.

También destacaría la labor de Ben Foster como la mano derecha de Crowe y que es, sin duda alguna, el más psicópata de la banda. Es recomendable verla en v.o., ya que su voz es bastante más amenazante que la de sus habituales dobladores españoles.
Ahora bien, el muchacho corre el peligro de encasillarse (sino lo ha hecho ya), con lo que no estaría de más que aceptara roles bien distintos para sus futuros proyectos.

El veterano Peter Fonda también se pasea por la película haciéndonos olvidar su ridícula presencia en aquel engendro llamado “Ghost Rider”. Y Logan Lerman como el hijo de Bale/Evans realiza también un papel correcto.

Por lo demás, mencionar una banda sonora de Marco Beltrami muy acertada y unas secuencias de acción rodadas con oficio, si bien no tan espectaculares como las que nos brindaban Walter Hill o Sam Peckinpah (y no vengo a referirme al uso de la cámara lenta, que conste)

Un buen western, con profundidad en sus personajes y con suficientes dosis de acción y buen cine como para que sus dos horas se nos pasen volando sin que apenas nos demos cuenta.

Recomendada para los amantes del género y para los que aún quieran descubrirlo.


Lo mejor: Bale y Crowe y su excelente compenetración; el vibrante tramo final.

Lo peor: que el tullido de Evans se desenvuelva con facilidad en todo tipo de situaciones.


Valoración personal:
Buena

12 comentarios:

Jorge dijo...

Muy buena reseña. Realmente muy buena.

Cuando puedas pasate por mi blog y lee la mía, pero coincidimos plenamente en todos los aspectos.

Particularmente el western es un género que extraño a horrores. Daría lo que fuera para que hollywood sacara más películas de éste genero. Veremos que pasa.

Con respecto a la peli, coincido en todo lo que posteaste, especialmente en lo muy bien narrada que está en la película la relación de los personajes de Crowe y Bale. Y obviamente coincido en las actuaciones muy buenas tanto de ellos dos, como también de Ben Foster (La verdad sorprendió bastante). Pero como bien dijiste entre Bale y Crowe se roban la película, mérito de ellos y mérito también de una dirección sumamente correcta de James Mangold.

Las escenas de acción son muy buenas, y la secuencia final con la música de Beltrami es notable.

En lineas generales un western que esperaba hace rato, que no defrauda y que revitaliza el género.

Saludos, Jorge.

Pliskeen dijo...

Muchas gracias jorge

La verdad es que yo tb extraño el western, pero siempre que eso me ocurre revisiono algún clásico de mi filmoteca privada :)

Bajo mi punto de vista no es un género que haya quedado anticuado, ya que sus historias son intemporales, más allá de que se situan en dicha época. Es por ello que creo que aún podrían seguir haciéndose si no fuera porque en la industria lo que impera son las modas (adaptar todos superhéroes habidos y por haber, videojuegos varios, etc)

Por suerte, de vez en cuando algún arriesgado director nos devuelve ese béndito género al que le debe mucho la historia del cine, por mucho que la inmensa mayoría piense que no es más que "pelis de vaqueros e indios"...cuán equivocados están!

Saludos ;)

Sam_Loomis dijo...

Bien escrito. Aunque el filme tiene algunos elementos que me parecieron "¿y eso porque?" disfruté la película al máximo y lo considero un western que vale mucho la pena ver, liderado por un cienasta de primera, James Mangold y dos actores con mucha talla. También concuerdo que Ben Foster fue memorable como Charlie Prince, el peligroso pistolero psicópata, Peter Fonda también fue una grata sorpresa. Y haciendo alusión a lo que mencionas sobre la v.o., en lo personal creo que la única manera de ver cine (fuera de cosas para niños) es su voz original. Gran filme.

¡Saludos!

Pliskeen dijo...

Esta claro que siempre que se pueda, en v.o.s., aunque a mí sinceramente ni me va ni me viene. Si el doblaje no me rechista, me conformo perfectamente en verla doblada. Es el caso de algunas películas de Woody Allen, en las que se habla muy rápido y cuesta de seguir los subtítulos xDD

Curiosamente, las películas de animación son las peor dobladas en mi país debido al intrusismo de famosetes de tres al cuarto que la distribuidora contrata para publicitar la película con su imagen, dejando así sin trabajo a los verdaderos profesionales del medio.

Con los por qués que mencionas de "3.10 To Yuma" quizás te refieras a la actuación final de Ben Wade (Crowe)?
Supongo que resulta chocante, pero tiene su lógica dada la evolución del personaje a lo largo del trayecto.

Saludos ;)

Jaime Lorite dijo...

Si algún día se estrena en España, igual la veo. Sino, podemos estar ante otro caso "Equilibrium" (que, por cierto, voy a verla YA), y acabaré bajándola de Internet. Una pena, pues la película promete y tenía ganas de verla en cines.
Entre tanto, igual le doy una oportunidad pronto a "Enfrentados", del mismo género. "3:10 to Yuma" pinta, a todas luces, mejor, pero habrá que conformarse con lo que se tiene. Quizás, a este paso, incluso acabe viendo la película original.

¡Un saludo!

Pliskeen dijo...

Vaya usted a saber si algún día se estrena por aquí...
Para estos casos hay tirar siempre de la mula, porque puede no llegar nunca y luego uno se queda con las ganas de verla.

Tanto "Equilibrium" como "Enfrentados" están reseñadas aquí en mi humilde blog, por si quiere echarles un vistazo. Aunque ya le digo que no creo que lamente el visionado de ninguna de los dos.

Saludos ;)

Anónimo dijo...

Hola,
he encontrado por casualidad tu blog y todavía para más casualidad la película de 3:10 to Yuma la ví hará un mes o dos y me gustó más de lo que esperaba. En realidad no esperaba nada..pero ya se sabe, cuando en una película se habla más de los actores que de la trama es que algo no funciona. No obstante, al ser un remake (tendré que verla para compararlas) conservé la esperanza porque uno de los géneros que más me gusta es el western. Ambos personajes, tanto el de Bale como el de Crowe, me encantan y sobretodo de que la película haya girado en torno a la relación que se va estrechando a medida que avanza la película.
No tuve ningún problema en verla en versión original, además siempre me ha gustado escuchar las voces de ellos... :)
En adelante leeré tu blog, como tú me gustan las películas...aunque no lo que cuesta verlas en el cine.

Pliskeen dijo...

Bienvenido a mi humilde blog anónimo. Me alegra mucho tener a un nuevo lector por estos lares, así que encantado de que compartas tus opiniones conmigo ;)

Yo había leído buenas críticas sobre ella y por suerte encontré lo que esperaba, un buen western.
Tienes razón que muchas veces se habla de los actores para dar notoriedad a un film que falla por otros lados, pero en este caso hay que decir que si se habla de Crowe y Bale es basicamente para resaltar su buena labor en unos personajes tan bien cuidados como los de "3.10 To Yuma". Tranquiliza ver que el resto está igualmente cuidado.

Creo que hoy en día las buenas películas son una muy mínima parte de todo el cine que se hace; eso, añadido a lo caro que sale ir al cine, hace que uno se lo piense dos veces antes de invertir su dinero en unapelícula que probablemente luego le decepcione (que es algo que a muchos nos pasa muy a menudo)

Tb es grave que películas como esta no lleguen a nuestras carteleras y mediocres productos comerciales sí lo hagan...

Saludos ;)

Anónimo dijo...

¡Gracias!. Esperaré a la próxima crítica, mientras tanto le echaré un vistazo a las otras que has ido haciendo.

Sobre lo de que antes lleguen a la cartelera los productos comerciales es cierto, precisamente por eso se les llama "comerciales". Están hechas para vender y es una pena que la mayoría de la gente de este país prefiera esa clase de películas a las que realmente valen la pena...pero bueno... Tal vez, como en arte educan la mirada, necesitan que alguien les enseñe a discernir las buenas películas de las malas...pero ya se sabe; todo es cuestión de gusto.

Pliskeen dijo...

Realmente me referia a productos comerciales que se ve a leguas que son mediocres y tienen su hueco en cartelera.
De hecho "3.10 To Yuma" como otras tantas que no llegarán nunca (Equilirium), que llegarán tarde (The Mist) o que su llegada es incierta (Shattered), no dejan de ser tb productos comerciales. Eso sí, hechos con más atino :)

Revolotea por el blog cuanto quieras ;)
En el margen derecho tienes los enlaces a las críticas más recientes y abajo del todo tienes la clasificación por género.

;)

Anónimo dijo...

Ah, vale...todavía me cuesta creer que no trajeran a España Equilibrium...porque es una película que en mi opinión habría tenido bastante éxito. Por lo menos a mi me gustó. Y de las demás que has nombrado espero que lleguen y que no decepcionen.

Gracias por la ayuda, :)

Rodi dijo...

Ya vi "3:10 to Yuma" hace unos meses y me lo pase pipa con ella. Como tú bien dices toda película recae sobre los dos personajes principales lo que hace que uno siga la historia con un mayor interés. Además el personaje de Crowe es uno de los mejores villanos visto en mucho tiempo.

PD: Gran reseña.

Saludos.