miércoles, abril 02, 2008

"La Noche es Nuestra", la familia es lo primero

Ambientada en el Nueva York de finales de los 80 (algo poco explotado salvo por las buenas
canciones que suenan) James Gray nos trae una película policiaca sobre maderos contra narcos, ley contra corrupción, buenos contra malos... En lineas generales viene a ser el habitual thriller dramático contra las mafias de la droga y los esfuerzos por parte de los agentes de la ley de erradicarlas.

Se trata de un (sub)género bastante explotado y en el que poco cabe la innovación, así que en lo que atañe a eso, la nueva cinta de Gray ofrece pocas sorpresas.
Ahora bien, el tratamiento de la historia y el desarrollo de su personaje principal hacen de ella una notable película que puede que no se nos quede marcada en las retinas, pero desde luego merece ocupar un puesto privilegiado entre similares propuestas. Y es que al igual que “American Gangster”, viene a ser más de lo mismo pero con calidad, algo de lo que hoy en día son capaces muy pocos directores.

Tras las más que correctas “Cuestión de sangre” y “La otra cara del crimen”, Gray ha vuelto a contar con dos de los protagonistas de la segunda: Mark Wahlberg y Joaquin Phoenix. A diferencia de la anteriormente citada, aquí es Phoenix quien cobra mayor protagonismo, ejerciendo Wahlberg un rol más secundario de lo que un servidor esperaba.
Y al igual que en aquella, tampoco podía faltar un poco de presencia femenina para darle un toque romántico a la cinta. Así, la Charlize Theron de “La otra cara...” es sustituida aquí por Eva Mendes, notándose así un salto cualitativo importante (sobra decir quién sale perdiendo en la comparación) Y al veterano James Caan lo sustituye un no menos veterano y siempre efectivo Robert Duvall.


La historia parte de una Nueva York invadido por una nueva droga que se distribuye por la ciudad y que es imposible de sacar de las calles a menos que se logre desmantelar todo el tinglado que tiene montado un tal Vadim Nezhinski (Alex Veadov), que es quien la importa y la vende.

El encargado de llevar el caso es el teniente Joseph Grusinsky (Mark Wahlberg), hijo del legendario jefe de policía Burt Grusinsky (Robert Duvall). Para capturar a Nezhinski recurre a su hermano Bobby Green (Joaquin Phoenix), que trabaja dirigiendo uno de las disctecas del tío de Vadim sin saber a lo que éste se dedica. Pero Bobby mantiene una fría y distante relación con su familia, hasta el punto de renegar de ella, usar el apellido materno y ocultar a todos quienes le conocen (salvo a su novia Amanda/Eva Mendes) su parentesco con agentes de la policía. Es por ello que se niega a colaborar, ya que ni les debe nada a ellos ni tiene ningún interés en hacer peligrar su acomodado modo de vida actual.

Obviamente, esto tensará aún más las relaciones entre Bobby y su familia. Sin embargo, en el momento en que la vida de su hermano y su padre peligren por culpa de Vadim y sus matones, Bobby tendrá que replantearse su papel en toda esta historia y decidir si quiere estar del lado de los buenos o del lado de los malos. Elija el bando que elija, su vida ya no será lo divertida y despreocupada que era hasta ahora.


La trama es sencilla, sin demasiadas complicaciones y con unos guiros argumentales bastante predecibles aunque igualmente efectivos. El guión escrito por el propio Gray (como en sus anteriores films) se muestra eficaz tanto a la hora de relatarnos la historia como a la hora de mostrarnos las relaciones que emparentan a todos sus personajes.
La tensión se masca en cada enfrentamiento entre Bobby y sus familiares (además de con su novia en ciertos momentos) y la película se vuelve más negra y claustrofóbica a medida que pasan los minutos.
Los acontecimientos que se suceden obligan a nuestro protagonista (un excelente Joaquin Phoenix) a tomar duras decisiones que afectarán no sólo a su vida sino a la de todos los que le rodean. Sus convicciones y prioridades cambiarán de un día para otro, y llevado por el amor hacia su familia no dudará en poner en riesgo su propio pellejo.


Lo más interesante de esta película es pues, la evolución de este personaje y las consecuencias que tendrán sus acciones/decisiones. Cambios drásticos en su vida contribuirán a ayudar a los buenos, a traicionar a los malos y por último, a destruir todo lo que construyó en un pasado. Bobby Green dejará de existir para dejar paso a un nuevo Bobby Grusinsky.

Llegados a cierto punto de la trama, Gray decide prescindir de la subtrama que une a los personajes de Phoenix y Mendes para centrase en el principal hilo conductor del film, algo que puede ser visto como un defecto o una virtud. Yo soy de los de la segunda opinión, más que nada porque agiliza el ritmo de la película y en el tramo final ya lo resuelve a modo de elipsis con un par de planos bastante esclarecedores (y porque no decirlo, pesimistas)

Por otro lado, Mendes aunque aquí abandona un poco su habitual rol de chica florero para hacer algo cercano a una buena interpretación, no tiene un personaje de suficiente peso como para concederle más minutos de los necesarios. Al fin y al cabo, todo gira alrededor de Bobby y su familia y todos los sentimientos contradictorios que afloran en él durante los 117 minutos de metraje.

Casi dos horas de buen cine, aunque la captura del traficante devenga en algo más efectista y forzado de lo que se temía. Dos horas de un Joaquin Phoenix absolutamente convincente y unos secundarios bastante correctos. Dos horas de cine de polis y cacos con una atmosfera oscura y visceral.

Una notable alternativa en nuestra pobre cartelera para los que gusten de este tipo de películas.
No hay nada nuevo bajo el sol, pero se agradece que de vez en cuando se hagan bien las cosas.


Lo mejor: Joaquin Phoenix; que el ritmo no decaiga en ningún momento.

Lo peor: pocas novedades dentro del género


Valoración personal: Buena

14 comentarios:

Jess dijo...

la verdad es que sí parece un poco típica, pero me apetece verla. Aunque últimamente sólo voy al cine con mi novia, y a ella no creo que le vaya mucho.
Un saludo

Pliskeen dijo...

Pues si no le van estas películas no creo que esta vaya a ser la excepción.
Si tu tienes interés en verla te recominedo que le eches el ojo, aunque es de esas que se pueden ver tanto en casa como en el cine sin que se pierda ningún aliciente (y si puede ser en v.o.s., pues mejor)

Saludos ;)

Jaime Lorite dijo...

El problema de la película a la hora de enfrentarse con el público aficionado es que, lejos de ser cerrada, se trata de una propuesta demasiado clásica, al menos en sus principios.
No es que "La noche es nuestra" tire de tópicos. Al igual que "American Gangster" o incluso la oscarizada "Infiltrados", el film de James Gray no inventa nada nuevo (poca cosa más se puede hacer, a estas alturas, con el cine de mafias), sino que actualiza buena parte de los viejos conceptos que, entre los setenta y los ochenta, resaltarían hombres de la talla de Coppola, Polanski o un jovencito Scorsese.
Formalmente, es una película bastante buena. Tiene serias virtudes para encandilar a público y crítica, siempre que estos acepten que Gray es un tipo que intenta hacer cine comercial distanciándose de la mayoría de nuevos autores, y eso no es algo que, habitualmente, salga bien.
No conseguirá aportar gran cosa al género de cara a la posteridad, pero tiene valores, cuanto menos, interesantes. Sus excelentes escenas de acción (incluyendo su final, estupendo) habrían resultado rompedoras en el más normal de los casos en lo que se refiere al modo de ejecutarlas, pero aproximadamente tres años atrás Spielberg ya había recuperado ese mismo estilo en la maravillosa "Munich".
Los actores, bien. Joaquim Phoenix desempeña su papel con soltura aunque quizá esté algo pasado de rosca, mientras que Wahlberg, a mi gusto, está limitadito. Eva Mendes es un placer para la vista y, por lo demás, no creo que su labor interpretativa tenga una mayor relevancia en el film. De todos modos, siendo un florero, es mejor actriz que Jessica Alba.
A todos, del primero al último, se los merienda Robert Duvall.

Por cierto, "Antes que el Diablo sepa que has muerto" tiene una pinta espectacular. ¡Y además es del viejo Lumet! ¿Ha tirado usted de la mula para verla? Según FilmAffinity, parece ser que retrasan la fecha del estreno hasta el 25 de Abril, una semanita antes que "Iron Man".
¡Ay, madre, lo que está por llegar!

¡Un saludo!

Pliskeen dijo...

Gray no es Scorsese ni Coppola (el de los viejos tiempos, entiéndase) pero se defiende bastante bien, más si tenemos en cuenta que escribe sus propios guiones (basados en sus propias historias)

No he visto "Munich", pero eso es drama-terrorismo y poco tiene que ver con este tipo de películas. Aunque quizás ofrezcan un estilo parecido a la hora de rodar ciertos acontecimientos.

Joaquin Phoenix es un actor que me gusta y está estupendo en este papel. No creo que esté pasado de rosca ni histriónico ni nada por el estilo. Es algo fácil en lo que caer en este tipo de personajes, pero creo que Phoenix ha sabido cojer el toro por lo cuernos y no que el toro lo coja a él.

Wahlberg tiene mejores interpretaciones. Aquí está correctito, al igual que Mendes, que aquí ya no se limita a lucir palmito y ofrece un poquito más, algo que para ella ya es todo un logro (Jessica Alba es rotundamente pésima)

Una buena película y personalmente opino que es menos comercial que la mismísima "Infiltrados" (aunque aquella me impactó mucho menos, claro)

La de Lumet iba a estrenarse en marzo y cual fue mi sorpresa que no aparecía en los cines y la habían retrasado sin previo aviso. Harto de los mindungis de las distribuidoras, no me quedó otra que recurrir a nuestra amiga la mula. Le recomiendo su visionado. Cine como Dios manda, aunque a Lumet le haya dado por modernizar un poco la narración (no es que sea molesto, pero reiteradas veces puede llegar a ser más un inconveniente que una ventaja)

Saludos ;)

Sam_Loomis dijo...

Correcto en que la película no explora terreno nuevo, y recorre caminos ya muy familiares pero aún así se me figuró a mi como un ejercicio correcto en el género de drama policiaco. Un elenco bien escogido, y un director capaz hicieron "We Own the Night" memorable y disfrutable para mí. Muy buena película...

Saludos

Pliskeen dijo...

Sin duda alguna una buena película, pese a sus pocas sorpresas.

El buen cine ua no abunda mucho, así que siempre son bienvenidas estas películas, aunque sus historias no sean el no va más de la innovación xD

Saludos ;)

Selden dijo...

Pues si es una película correcta, bien hecha y que entretiene, ya nos podemos dar con un canto en los dientes. Ya le echaré un ojillo.
Saludos!

Jorge - cinenovedades dijo...

Estoy a la espera de esta película con ansias, si es tan buena o similar a "The Yards", estaremos ante otra gran cinta de James Gray.

Muy buena tu crítica sobre la misma y a la espera de verla.

Saludos, Jorge.

Pliskeen dijo...

selden, si tienes la ocasión de comprobarlo por tí misma, espero que puedas darme la razón :)
En el menor de los casos, su visionado no supone una pérdida de tiempo.

Jorge, en mi opinión es algo superior a The Yards, aunque quizás sea porque la trama da más juego y porque aquí la voz cantante la lleva Phoenix en vez de Wahlberg.

Saludos ;)

La Butaca Verde dijo...

Buena película, pero me quedo con las clásicas del género (y eso que hay donde elegir, xD) Coincido plenamente en que el género está sobrexplotado y poca originalidad cabe ya en estas cintas.

Saludos

Pliskeen dijo...

Pues sí, son bastantes y muy buenos los clásicos del género como para que ésta llegue a ser de mis preferidas. De todas formas es de lo más digno que se ha dejado caer en nuestras carteleras.

Saludos y gracias por dejar tu opinión ;)

BUDOKAN dijo...

Hola Pliskeen, es muy bueno que nos adviertas sobre este filmm en el aspecto que no es para nada renovador del género. Igualmente lo veré por la actuación de Phoenix. Muy buena crítica. Saludos!

Jorge - cinenovedades dijo...

Acabo de ver esta cinta, y la verdad es que me ha gustado bastante. Si bien no revoluciona el género policial, evidentemente Gray se maneja muy bien en la narración de los dramas familiares (aunque aquí haya un par de escenas de acción de notoria calidad).

En definitiva es un policial muy bueno, narrado de manera muy correcta con una actuación descomunal de Joaquin Phoenix (cada vez me sorprende más este muchacho).

Saludos!

Pliskeen dijo...

budokan,
Dentro del género policiaco, se trata de un thriller que bien merec ela pena ser visto.

jorge,

A mi Joaquin Phoenix me gusta desde hace bastante tiempo y creo que con cada interpretación se va superando a sí mismo.
La película se ve beneficiada por su interpretación, aunque la dirección de Gray es sobria y eficaz y el guión es también competente.

Saludos ;)